20 ABRIL
2014
Enfermeria21

Noticias
Miami: reafirmando nuestra meta de disminuir las disparidades de salud

Descargar PDF

Ver pdf

imprimir

Imprimir

Autores/as:Redacción

Cuando la decana Nilda (Nena) Peragallo-Montano llegó a la Facultad de Enfermería y Estudios de la Salud de la Universidad de Miami en el 2003, soñó con crear un centro de investigaciones dedicado a eliminar las disparidades de salud entre las minorías raciales, étnicas y sexuales. En 2007 se recibieron fondos que ascendían a 7 millones de dólares del National Institutes of Health (NIH; Institutos Nacionales de Salud) para establecer el centro: Center of Excellence for Health Disparities Research (Centro de excelencia para investigaciones en disparidades de salud) con el fin de desarrollar infraestructuras, establecer una comunidad y alianzas académicas, formar investigadores de desigualdades de salud, y llevar a cabo estudios para mejorar la salud de las minorías. El Centro está trabajando para desarrollar los conocimientos adecuados para afrontar los problemas sociales y de salud que afectan desproporcionadamente a las minorías, como el VIH/SIDA, abuso de sustancias, y violencia entre parejas. Además se desarrollan intervenciones de prevención y de tratamiento adaptadas culturalmente para realizarlas en la comunidad. Se forman a futuros investigadores en el área de las desigualdades de salud en equipos interdisciplinares. En el 2012 se volvió a recibir otros 7 millones de dólares del NIH por un período de cinco años adicionales para continuar con dicha tarea.

Actualmente se están desarrollando dos investigaciones aleatorias. La primera de ellas, denominada “SEPA III. Salud, educación, prevención y autocuidado”, dirigida por Nilda Peragallo-Montano como investigadora principal, donde se está evidenciando la eficacia de SEPA para reducir el VIH, infecciones de transmisión sexual, y violencia doméstica entre mujeres latinoamericanas. SEPA es el primer programa que contempla la especificidad cultural para prevenir el VIH, y que ha logrado, a la vez, reducir la violencia entre parejas. La segunda de las investigaciones, denominada “Hogar saludable”, dirigida por Victoria Mitrani, Ph.D. como investigadora principal, intenta prevenir las recaídas de madres que se están sometiendo a un tratamiento para el abandono del abuso de sustancias. Las pacientes y sus familias se reúnen con enfermeros en el hogar, que los ayudan a comprender que el apoyo a las madres en su rehabilitación conlleva consecuencias positivas para todos.

Los investigadores de El Centro también se encuentran realizando cuatro estudios adicionales. “Terapia de familia informada culturalmente para adolescentes” a cargo de Daniel Santisteban, Ph.D., como investigador, que utiliza una intervención orientada hacia la familia para enfrentar la suma de problemas mentales y de comportamiento en adolescentes hispanos. También identifica matices culturales que pueden influir en el tratamiento, e integra tecnologías como los teléfonos celulares en la intervención.

Otros estudios, “Factores culturales y comportamientos de riesgo en hombres que tienen sexo con hombres (HSH)” y “Riesgos para la salud de mujeres transgénero,” dirigido por Joseph DeSantis, Ph.D., enfocan la prevención del VIH basada en las distintas necesidades de salud mental de estos grupos. El primer estudio explora cómo los comportamientos sexuales de alto riesgo son influenciados por la depresión, baja autoestima, y abuso de sustancias; y el otro explora factores psicosociales como la cirugía de cambio de sexo, la discriminación y la marginación.

Finalmente, “JOVEN: Juntos opuestos a la violencia entre novios” dirigido por Rosa González-Guarda, Ph.D., como investigadora principal, es un programa patrocinado por la fundación Robert Wood Johnson y orientado a familias de adolescentes hispanos de noveno grado para prevenir la violencia entre novios. Involucra a los estudiantes, sus padres, y personal de la escuela para promover noviazgos saludables e intervenir cuando hay señales de relaciones abusivas.