“El prodigio de la filatelia”: la historia de la enfermería a través de los sellos

Lunes, 14 de junio de 2021

La doctora Mª Teresa Miralles es la directora del Museo de Historia de la Enfermería y académica de la Real Academia Hispánica de Filatelia e Historia Postal. Fruto de sus investigaciones publicó el libro El prodigio de la filatelia. Razón histórica de la enfermería, publicado por la Fundación María Teresa Miralles Sangro, un compendio histórico sobre “la evolución de los cuidados y el desarrollo de la enfermería”. Nos atiende para hablar sobre su obra y la importancia de la historia de la enfermería.

Pregunta: Háblenos de su libro El prodigio de la filatelia. Razón histórica de la enfermería.

Respuesta: Se trata de un texto expositivo histórico publicado por la Fundación María Teresa Miralles Sangro para el estudio de la evolución de los cuidados y el desarrollo de la enfermería. El planteamiento surge de lo más íntimo y necesario para el mantenimiento de la vida humana: el cuidado; cuidado que, referido al género humano, tiene como objetivo conseguir que la vida continúe y se desarrolle de la forma más natural posible hasta su muerte. Del conjunto de actividades que se adentran culturalmente en el actuar de toda sociedad humana. Y partiendo de esos cuidados básicos avanzar en el tiempo, hasta identificar enfermería y su progreso.

P.: ¿Cómo se decidió a escribir el libro?

R.: Creo que no hay una receta o decisión específica para escribir. En realidad escribir es una forma de reflexionar. Sirve para digerir ciertos hechos. Dialogar con nosotros mismos y al mismo tiempo con los demás, con el mundo. Yo conocía el desarrollo histórico de la enfermería al tiempo que comprendía y estaba al corriente de la filatelia como ciencia. Es por esto que, de hecho, la idea de escribir sobre la enfermería utilizando imágenes de la filatelia ya la tenía. Había ido buscando, uno a uno, todos los documentos filatélico-postales de mi colección que me pudieran ser útiles para el tema. Una tarde del invierno de 2019 comencé a escribir sobre ello, me planteé el índice, los apartados de exposición y ya no paré hasta dar por concluido el texto.

En aquellos días decidí todo. Lo escribí de un tirón. Estuve todo el año escribiendo. En realidad, lo tenía en la cabeza desde tiempo atrás. Fui eligiendo imágenes, piezas filatélicas para cada tema… Pensé en la edición, imaginé la portada, redacté el título y me puse en contacto con el diseñador.

P.: ¿Dónde puede encontrar este libro el lector?

R.: En la Fundación María Teresa Miralles Sangro (https://fundacionmariateresamiralles.es/) para el estudio de la evolución de los cuidados y el desarrollo de la enfermería, que es su editora. Aquel que esté interesado se puede poner en contacto con nosotros, mediante la web o directamente en el correo electrónico (fundacionmariateresamiralles@gmail.com), desde donde le enviarán la hoja de pedido del libro.

P.: ¿Cuál es ese “prodigio” de la filatelia?

R.: Un prodigio es un suceso extraordinario, algo fuera de lo común. Este prodigio lo encontré en las mismas fuentes de investigación, pues cuando tuve preparado el material filatélico, extendido sobre la mesa de trabajo, la visión del conjunto me mostró la magnitud del proyecto. Me permitió percibir, descubrir y comprender que tenía delante todo un prodigio: la historia de la enfermería expuesta en los documentos postales. Todo ello sin palabras, solamente con imágenes. Lo tenía delante, ¡estaba ante un prodigio! ¡El prodigio de la filatelia!

P.: ¿Cuándo empezó la afición por esta práctica de la filatelia?

R.: Desde mis primeros años de quehacer enfermero sentí un claro interés por el estudio de la historia de la enfermería. Al principio la cuestión no fue fácil. En los libros que utilizamos para nuestra formación, allá por los años 1965/68, no se incluía nada, ni un comentario, ni memorias, ni efemérides, testimonio, archivo, monumento relacionado con el quehacer de nuestras antecesoras. Los primeros estudios sobre la historia de la enfermería en España aparecieron en el 1995 (Hernández Conesa y Santotomás Pérez).

Mientras tanto comencé a reunir y coleccionar todo tipo de material, utillaje, documento, foto, uniforme que me pareciera del entorno enfermero. Conseguí tanto que en realidad acabé iniciando un museo sobre la historia de la enfermería. En este buscar un día encontré un sello de Correos con una enfermera, y me dije “si hay uno tiene que haber más”. Me puse a buscar y encontré muchos, muchísimos, no solamente sellos sino todo tipo de documento filatélico-postal, utilizado por los servicios de Correos. Descubrí la filatelia, estudié, investigue, analicé… y hoy en día formo parte, como académica de número, de la Real Academia Hispánica de Filatelia e Historia Postal.

P.: Según su punto de vista, ¿qué relación tienen la filatelia y la enfermería?

R.: Los elementos de filatelia, ordenados en forma de libro, relacionándose con la historia, son capaces de contar una historia, una historia compleja como es la historia de la enfermería. Al fin y al cabo, los sellos de correos son retazos que cuentan historias. Todas las ilustraciones estampadas que aparecen en los sellos y documentos filatélico-postales, ya sean figuras, personajes, fundaciones, hospitales, uniformes, batallas, monumentos o hitos de la ciencia, cuentan una historia principal, que es la historia del país que los emite. Los sellos de Correos no los inventan ni delinean o perfilan las enfermeras, ¡ni hablar! Son las instituciones administrativas de cada país las que deciden cuándo y qué incluir en sus sellos de Correos. Por tanto, todos estos documentos filatélico-postales son el reflejo, lo que cada sociedad piensa sobre lo que son y hacen sus enfermeras. Este es el verdadero valor de la relación filatelia-enfermería: el reconocimiento social de cada país hacia sus enfermeras.

P.: ¿Qué importancia tiene la filatelia en el estudio de la historia de la enfermería?

R.: El historiador trabaja a partir de las fuentes históricas, las interroga y contrasta para obtener de ellas la mayor información posible. Atiende a su variedad, realizando una adecuada selección de las mismas. En sentido general, las fuentes históricas son de dos tipos: primarias y secundarias, en las dos tipologías podemos encontrar, y de hecho encontramos, documentos filatélico-postales. La importancia de la filatelia se deriva, por lo tanto, de ser una fuente de datos, de estudio, que nos permitirá investigar aspectos de la enfermería en épocas pasadas.

P.: Florence Nightingale está considerada como la precursora de la enfermería moderna, con una gran influencia en la profesión. Frente a esta visión, en el libro usted expresa que su punto de vista coincide con el estudio de Hernández Conesa, quién incide en que Nightingale “aunque es considerada una gran figura de los estudios de enfermería, sus planteamientos constituyeron un retraso significativo entre el conocimiento enfermero y el saber enfermero”. ¿A qué se debe esto?

R.: Este tema se encuentra ampliamente analizado en la tesis doctoral “Interpretación doctrinal comparativa entre el Manuale dell’ infermieri ossia istruzione sul di assisteri il malati, de Ernesto Rusca y Notas sobre enfermería. Qué es y qué no es, de Florence Nightingale”, que Hernández Conesa defendió en el 2014 en la Universidad Complutense de Madrid y con la cual yo me identifico plenamente. Veamos:

Nightingale nunca escribió para enfermeras. En el prefacio de su texto más reconocido, Notas sobre enfermería. Qué es y qué no es, comienza declarando que «de ninguna manera estas notas tienen la intención de ser una regla de pensamiento para la cual las enfermeras puedan enseñarse a sí mismas a cuidar, ni mucho menos un manual para enseñar a las enfermeras el arte de cuidar. Están dirigidas sencillamente a dar algunas ideas a mujeres que tienen el cargo personal de la salud de otros». Pero a pesar de la declaración de Nightingale, el librito se convirtió en texto profesional y respetado por las enfermeras, lo que a mi entender supuso una traba que retrasó el desarrollo del aprender enfermero, ya que se quedaron aquí, sin más análisis, y no está escrito para enfermeras.

La filosofía defendida por Nightingale afirmaba que se debía “colocar al paciente en la mejor condición, para que la naturaleza actuara sobre él”. Nightingale nunca definió cuidados enfermeros para la vida y la salud de las personas. Para Nightingale el “arte de cuidar” tenía que ver con los factores ambientales, la prevención y la observación, que eran los que actuaban, reduciendo así el conocimiento enfermero a la mera experiencia, ciñéndolo al conocimiento común, en ningún caso al conocimiento científico.

Del mismo modo, cuando Nightingale habla en su famoso libro sobre la administración y el cuidado considera que “es tan imposible enseñar, por medio de un libro, a una persona que está al cargo de los enfermos, cómo organizar el trabajo como lo es el enseñarle a cuidar”. Esto constituye para el proceso de profesionalización enfermero un obstáculo en el progreso del conocimiento al hacer imposible la transmisión por escrito del conocimiento enfermero. En palabras de Hernández Conesa pronunciadas en las conclusiones de la tesis aludida: “La dicotomía entre la ausencia de intención propedéutica y la determinación de institucionalizar ‘el título’ para ejercer la profesión ha constituido un retraso significativo entre el saber enfermero y el conocimiento enfermero”.

P.: ¿Qué otros proyectos tiene para el futuro?

R.: Una parte esencial de nuestra labor desde la Fundación MTMS se centra en innovar y crear nuevas propuestas, nuevos formatos y nuevas maneras de entender la enfermería, y eso pretendemos, seguiremos trabajando en ello. Por otro lado, intentaremos promover el Museo de Historia de la Enfermería y sus espacios, para que puedan convertirse en un escenario extraordinario donde contextualizar y completar la percepción de la enfermería a través de las colecciones expuestas.

El prodigio de la filatelia. Razón histórica de la enfermería, filatelia, Fundación María Teresa Miralles, Historia de la enfermería, Mª Teresa Miralles

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*