Enfermero y concursante de Pasapalabra: “Siempre quise dedicarme a algo que fuera tratar con personas, probé la enfermería y fue un flechazo”

Martes, 13 de julio de 2021

Hace más de 21 años que se estrenó por primera vez Pasapalabra, un concurso de televisión en el que los concursantes realizan diferentes pruebas con el fin de acumular tiempo para la prueba final: el rosco. Muchos concursantes que han jugado consiguieron ganar grandes cantidades de dinero. Uno de los últimos que han pasado por el plató fue Alberto Alfonsín, enfermero en el Hospital de Jerez y escritor. Ha publicado novelas, cuentos infantiles, relatos… pero también ha participado a lo largo de los años en varios concursos televisivos como Saber y Ganar, lo que no se esperaba era repetir en Pasapalabra. ¿Dónde lo veremos en un futuro?

-Pregunta: ¿Qué te llevó a querer presentarte a Pasapalabra?

-Respuesta: Siempre me han gustado los concursos de preguntas y respuestas, de cultura general. Lo veía en la tele, se me daba bien y contestaba mucho y mi mujer me propuso que me presentara. La verdad que no me lo había planteado nunca, pero me presenté, hice el casting y al final me cogieron.

-Pregunta: No solo has participado en Pasapalabra, también en otros programas como Saber y Ganar. ¿Cómo te preparaste los concursos? ¿Es duro?

-Respuesta: Saber y Ganar, por ejemplo, no es un concurso que se pueda preparar, puedes repasar lo que tú tengas de cultura general. Pasapalabra sí es más preparable, se pueden mirar cosas en el diccionario, capitales mundiales, cosas que puedan agruparse por temas. Para Saber y Ganar no me preparé nada, pero para el otro concurso sí, busqué cosas, no al nivel de Pablo –ríe- y de otros concursantes que han estado tanto tiempo porque no he tenido tiempo para hacerlo, pero sí que te miras el diccionario, te vas apuntando palabras raras que te salen, geografía a nivel mundial…

-Pregunta: Ya habías participado antes en Pasapalabra, ¿qué tal fue esta última experiencia?

-Respuesta: Muy bien. Mi primera experiencia televisiva fue con Jero en Pasapalabra y fue él el que me dijo que me presentara a Saber y Ganar porque me veía potencial. También concursar es estar allí, los nervios, el ritmo televisivo, que a nivel físico y mental es agotador y eso sí que te lo da el entrenamiento. Al haber hecho varios programas sí que es verdad que se lleva mejor, te sigues poniendo nervioso igual pero lo llevas mejor. En esta ocasión me he encontrado mejor aunque no he podido ganar pero la experiencia ha sido muy positiva. Es un concurso, al fin y al cabo tiene su parte de suerte y de concentrarte. Yo, sobre todo, quería hacerlo lo mejor posible y estar a gusto y contento con lo que he hecho y sí que ha sido así.

-Pregunta: Eres enfermero de la planta de digestivo del Hospital de Jerez. ¿Siempre quisiste ser enfermero? ¿Cómo compaginas tu trabajo con los concursos?

-Respuesta: Siempre quise dedicarme a algo que fuera tratar con personas, eso siempre lo tuve claro desde pequeño. A parte, tenía una tía cercana que era enfermera y veía la enfermería como un área muy interesante y me metí allí y cuando probé la enfermería fue un flechazo. Me di cuenta que estaba en el sitio que me gustaba porque se puede estar con las personas a un nivel muy cercano y ayudas a solucionar los problemas.

He tenido la suerte que llevo poco tiempo en la planta de digestivo, antes estaba en Atención Primaria, y justo cogí la plaza en la última oposición de Andalucía y entré en digestivo por el mes de mayo y eso me vino bien porque el turno de digestivo 2 horas diurnas, 2 horas nocturnas y luego días libres, entonces haciendo algún cambio con algún compañero podía ir a las grabaciones. Así que también agradecer a mis compañeros que no me han puesto ningún problema.

-Pregunta: También eres un aficionado de la lectura. Has escrito cuentos infantiles, novela, relatos cortos… ¿De dónde viene esta afición? ¿Qué se puede encontrar el lector en tus libros?

-Respuesta: Me viene desde muy pequeño, yo aprendí a leer con 3 añitos. Mi padre me leía y yo quería. Poco tiempo después descubrí que podía escribir, eso fue un descubrimiento, porque a mí las historias me gustan mucho. Ya por quinto de EGB más o menos cuando nos ponían de tarea escribir un relato o cuentecito semanal descubrí mi vocación, que no sería mi profesión, pero sí mi pasión.

Llevaba escribiendo mucho tiempo hasta que al final decidí enviarlos a editoriales y gustó. La temática es variada, me gusta mucho el terror, el thriller, la acción, el tema psicológico, mucho monólogo interior, hay muchas historias de hospitales y enfermería evidentemente, hay amor… muy variadito.

-Pregunta: Algunos de los relatos que has escrito son sobre los profesionales sanitarios, como Resistente, sobre la salud de los sanitarios. ¿Son historias reales? ¿Cuál ha sido la historia que más recuerdes o te haya marcado?

-Respuesta: En los relatos hay que escribir sobre lo que tú sabes y a partir de ahí, inventar. La base siempre es algo real, en este caso el relato Resistente, que trata sobre la salud mental de los profesionales sanitarios que están sometidos a mucha presión, no es que sea una historia real en sí, porque el final es un poco más drástico que la vida real, pero sí que está basado en experiencias que yo he visto de compañeros sobre todo en la puerta de urgencias. Vas tomando un poquito de la realidad y la vas decorando e integrando en la ficción.

Hay varios, –ríe- es como preguntar “A quién quieres más, ¿a papá o a mamá?”. También depende mucho del momento de tu vida. Hay relatos que te marcan mucho en un momento dado y luego vas descubriendo otros de los que te enamoras, si no te enamoras tú de lo que escribes, nadie se va a enamorar de eso.

Todo lo que hay en el libro de relatos es especial. Están los que más me han gustado o más me han inspirado o llamado. El que abre el libro, que es Selene, me parece que es un relato bastante potente, una transformación en momentos de necesidad y una historia de amor un poco peculiar. Al relato Resistente también le tengo un cariño especial, está contado en primera persona y es una historia de cómo muchas veces la presión externa nos hace descarrilar y nos supera…hay varios, no sabría decirte exactamente.

-Pregunta: Como enfermero, ¿cómo has vivido la pandemia? ¿Crees que vuestro trabajo se ha visto lo suficientemente reconocido?

-Respuesta: La pandemia yo creo que es algo que habría que valorar en años venideros porque aún estamos metidos en la vorágine. Yo no he estado trabajando en planta COVID-19, pero tanto mi hermana como mi mujer, que son también enfermeras las dos, sí han trabajado en ella y se pasaron momentos de mucha incertidumbre. Se pasó del miedo al agotamiento y no sé yo hasta qué punto se ha valorado del todo el trabajo del profesional sanitario. A nivel de calle siempre se valora, el paciente, el familiar… pero a nivel más alto no sé, quiero ver cuando pase la pandemia en qué quedan todas esas promesas que hay que arreglar y mejorar.

-Pregunta: Por último, ¿dónde veremos a Alberto en un futuro? ¿Te animarías a participar en otro programa?

-Respuesta: Soy una persona con muchísimas inquietudes, así que no cierro la puerta a nada, me encantaría seguir explorando el tema televisivo, quiero seguir trabajando mi vertiente literaria, ahora me he puesto a formarme como guionista cinematográfico también que es un mundo fascinante…no sé parar. Y enfermería es algo que no quiero dejar, me gustaría dedicarme siempre a la educación para la salud, me parece un gran camino. Así que en literatura, televisión, cine y la enfermería son ámbitos en los que me veréis seguro.

Noticias relacionadas

concurso, enfermeras, escritor, Hospital de Jerez, libros, Pasapalabra, televisión

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*