Formación en salud materno infantil a enfermeras bolivianas

Lunes, 3 de diciembre de 2012

por diariodicen.es

La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) y la Comunidad de Madrid, en colaboración con el Colegio de Enfermeras de Bolivia, han finalizado un proyecto de formación pionera en salud materno infantil dirigido a las enfermeras del Departamento de Potosí, en Bolivia.

Por primera vez en este país se ha desarrollado una estrategia para disminuir la mortalidad materna e infantil a través de la formación de sus enfermeras. En concreto, se ha formado a 80 enfermeras en temas relacionados con los cuidados de salud materna e infantil.

Dos enfermeras españolas, Mercedes Martín y Patricia González, han impartido diversos talleres sobre atención en el embarazo, parto y emergencias y complicaciones obstétricas, así como reanimación cardiopulmonar neonatal y otras cuestiones relacionadas con la igualdad de género, la violencia machista y la planificación familiar.

Mercedes Martín ha señalado que estos procesos son “muy importantes dado que una enfermera con una formación actualizada, con las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), brinda unos cuidados especializados más específicos a una embarazada o a un recién nacido”, y ha añadido que “no es lo mismo que no tengas una práctica en una reanimación de un recién nacido a que ya tengas una destreza previa, con prácticas con modelos pélvicos. Incluso hemos incidido en casos que no son comunes como el parto podálico, cuando un niño que viene de nalgas. El hecho de que ellas manejen estas maniobras es muy importante porque ayuda a resolver problemas que pueden acarrear una muerte materna”.

De esta forma, 20 enfermeras se han formado como facilitadoras, con idea de trasladar estos conocimientos y habilidades al resto de enfermeras y auxiliares de Betanzos, Llallagua, Tupiza y Uyuni, las cuatro zonas rurales del Departamento de Potosí, donde ha finalizado el proyecto.

Se edita un manual de cuidados en quechua

En estas zonas la población habla principalmente en quechua, por lo que FUDEN y la Comunidad de Madrid han editado un manual sobre cuidados en este idioma para hacer posible la comunicación entre profesionales de salud y pacientes.

Asimismo, el proyecto ha equipado con material sanitario los lugares donde se ha desarrollado y ha ofrecido a las enfermeras de Betanzos, Llallagua, Tupiza y Uyuni, maletines de asistencia domiciliaria del parto, maquetas anatómicas para las prácticas de las enfermeras y bibliografía especializada y actualizada sobre cuidados obstétricos y neonatales, además de mejorar el equipamiento del Hospital de Bracamonte, centro regional de referencia, situado en Ciudad de Potosí, con material fungible sanitario para este tipo de intervenciones.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*