«La consulta prequirúrgica ofrece una educación sanitaria a pacientes y familias sobre su proceso quirúrgico, disminuyendo la ansiedad y el miedo»

Lunes, 22 de agosto de 2022

por Natalia Hernández Manjón

Carmen María Chaparro se dio cuenta de que existía un gran conocimiento de los procedimientos quirúrgicos tanto por los propios pacientes como por sus familias y que al informar de manera comprensible y adaptada a cada paciente (edad, cultura, creencias, valores…), el estrés y la ansiedad disminuía. Fue así como le trasladó a sus responsables la propuesta y diseño de una consulta de enfermería prequirúrgica de atención terapéutica que pronto se puso en marcha.

Carmen María Chaparro es enfermera en la consulta de Enfermería prequirúrgica de atención terapéutica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba
Carmen María Chaparro es enfermera en la consulta de Enfermería prequirúrgica de atención terapéutica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba

-Pregunta: ¿En qué consiste la consulta de enfermería prequirúrgica de atención terapéutica? ¿Cómo y con qué objetivos se puso en marcha?

-Respuesta: La consulta de enfermería prequirúrgica nace de la necesidad de dar a los pacientes y familias que van a ser intervenidos quirúrgicamente una atención integral y personalizada. Es llevada a cabo por la enfermera referente del proceso quirúrgico y se realiza antes de la cirugía programada, asegurando continuidad en la asistencia.

El objetivo general de la consulta prequirúrgica es ofrecer una educación sanitaria a pacientes y familias en referencia a su proceso quirúrgico disminuyendo, como se ha demostrado, la ansiedad y el miedo que le puede generar el desconocimiento del entorno y el proceso en sí.

-Pregunta: ¿A qué tipo de paciente está destinada o es para cualquier paciente que vaya a ser intervenido quirúrgicamente? ¿Cuál es el protocolo de actuación?

-Respuesta: A niños y niñas que se van a ser sometidos a una intervención quirúrgica por la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Pediátrica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

El protocolo abarca tanto el periodo prequirúrgico como el postquirúrgico, es decir, desde la indicación de la cirugía hasta la vuelta al domicilio y días posteriores ya que las familias pueden contactar con nosotros en cualquier momento del proceso.

Tras la indicación por parte de la unidad de la fecha y hora del ingreso, la enfermera referente contacta con la familia, concertando cita 48 horas antes de la fecha señalada para la intervención. El día de la intervención, pacientes y familias acuden directamente al área de acogida prequirúrgica, donde es recibido por la enfermera referente que presenta al resto del equipo y lo acompaña a su habitación, todo ello de forma individualizada. Transcurridas 24-48 horas tras el alta hospitalaria, mediante consulta telefónica, constatamos la evolución del proceso y aclaramos las dudas que puedan surgir hasta su revisión por el Cirujano Pediátrico en consulta.

-Pregunta: ¿Por qué era necesaria? ¿Cómo ha sido la acogida?

-Respuesta: Un porcentaje elevado de pacientes y familias acuden al hospital y posteriormente a quirófano, con temor generado por el desconocimiento del proceso quirúrgico “miedo a lo desconocido” lo que provoca cierto grado de estrés y ansiedad en el núcleo familiar. Diferentes estudios científicos basados en la evidencia, corroboran que la preparación preopepatoria de niños y padres reduce la ansiedad y el miedo antes de entrar en el quirófano y que ello favorece el postoperatorio, observando una recuperación más rápida con reducción de la morbilidad.

En mi trayectoria profesional he constatado como pacientes y familias necesitaban aumentar su nivel de conocimientos en relación a la experiencia quirúrgica, y he visto que al trasmitir la información de manera específica comprensible y adaptada a su edad, cultura, creencias y valores, el estrés y la ansiedad disminuían considerablemente. En base a ello, comenté mis observaciones a mis responsables con la propuesta para el diseño y puesta en marcha de la consulta prequirúrgica. Con ella daba respuesta a la necesidad que había detectado en la población pediátrica y promover así el afrontamiento eficaz del proceso quirúrgico con una rápida y favorable recuperación.

La acogida en la población atendida ha sido muy exitosa teniendo en cuenta las restricciones derivadas de la pandemia. Para garantizar la accesibilidad de la población infantil a la consulta, hemos adaptado el funcionamiento de la misma con el uso de las TIC y aplicaciones corporativas del Servicio Andaluz de Salud y en función del nivel de alerta de la provincia se ha ido incrementando la atención presencial.

En los datos analizados el nivel de conocimientos adquiridos sobre su proceso y enfermedad se incrementó en un 70% de los pacientes atendidos presencialmente. En video consulta, con una magnífica aceptación durante la pandemia, los pacientes expresaron su satisfacción en el 100% de las encuestas analizadas.

-Pregunta: ¿Qué beneficios aporta a los pacientes? ¿Cuáles son los principales miedos a los que se enfrentan los pacientes antes de ser operados?

-Respuesta: Entre los principales beneficios está la disminución de la ansiedad pre y postquirúrgica, mayor empoderamiento del paciente y la familia en la toma de decisiones y participación activa en su proceso. Todo ello contribuye en la evolución del rol a paciente activo con aumento en la seguridad del paciente en el proceso quirúrgico y a la recuperación temprana ya que el paciente, además, contribuye en su propia seguridad elaborando un check list pediátrico por el propio paciente o tutores legales en la acogida.

El miedo al dolor es el más verbalizado, a veces, miedo a la separación de los padres, a no despertar y a la anestesia, todo ello generados por el desconocimiento del proceso y el entorno. Cuando se les explica cómo es la intervención, como es la anestesia y se les invita a realizar la ruta prequirúrgica, se convierte prácticamente en un juego para ellos.

-Pregunta: ¿Por quién está formado este servicio? ¿Qué papel tienen los profesionales enfermeros en ella? ¿Qué labores realizan?

Respuesta: Por un equipo multidisciplinar liderado por la enfermera de la consulta prequirúrgica, donde se coordinan y conjugan diversos perfiles profesionales procedentes de distintas áreas asistenciales y de soporte, como Cirujanos Pediátricos, Anestesiólogos Pediátricos, Enfermera gestora de casos (para coordinación con atención primaria), personal administrativo, maestros del aula hospitalaria, actividades motivacionales, trabajadoras sociales, así como todos los profesionales de enfermería del área de hospitalización, cuidados intensivos pediátricos y quirófano infantil.

Ser referente y guía, acompañar durante todo el proceso es el principal papel. La humanización impregna cada una de nuestras intervenciones, presentes en todas las fases del proceso quirúrgico. En la consulta prequirúrgica (presencial o virtual), que se realiza antes de la intervención quirúrgica, se brinda la información y el apoyo emocional necesario sobre el desarrollo del proceso, con diferentes recursos de apoyo. La calidad de la atención recibida la medimos con las encuestas de calidad percibida, que tras la consulta, familias y pacientes contestan.

Previo a la intervención y tras la valoración realizada en la consulta prequirúrgica acuden a la “Ruta Prequirúrgica” (proyecto paralelo de Humanización) donde niños y niñas acompañados por sus
familiares, incluidos hermanos si quieren, recorren de forma presencial el circuito desde el ingreso en habitación, hasta el quirófano. En este trayecto se familiarizan con los distintos entornos por donde pasarán y a los diferentes profesionales implicados en todo el proceso.

24h horas antes, se contacta telefónicamente con la familia concretando la preparación necesaria, la aportación de documentación, si precisa medicación, cambios repentinos en el estado de salud, portador de ortodoncias…etc. Se citan en el área destinada a la acogida personalizada (anexa al área de hospitalización) previo a la cirugía y antes de la hora establecida para ello. Esta zona en la que se realiza la preadmisión y acogida se ha diseñado específicamente para ello y está totalmente diferenciada de la admisión del Hospital, descentralizando de esta forma el proceso de admisión en cirugía pediátrica.

-Pregunta: Si un profesional enfermero quiere dedicarse a esta área, ¿qué formación precisa? (cursos, master, etc.)

-Respuesta: Se tendrá en cuenta, la Especialidad en Enfermería Pediatría, aunque no es imprescindible, además de formación “Master” en materias que sí son obligatorias en modalidad de formación continua, como:

Metodología /Planificación de Cuidados de Enfermería.
Manejo del paciente quirúrgico.
SVBA.
Electrocardiograma básico para Enfermería.
Cuidado de heridas.
Conocimientos en informática y ofimática
Habilidades en Comunicación.
Formación en Entrevista Motivacional.
Formación en educación terapeutica.
Formación en Seguridad del Paciente.
Formación en humanización en la asistencia sanitaria.

Se valorará la experiencia como docente a profesionales de la misma categoría en temas relacionados con el puesto.

-Pregunta: Hemos podido ver cómo en tan solo unos meses casi 600 niños han podido ser atendidos en esta consulta, aunque no lleva mucho tiempo, ¿qué es lo más bonito y lo más difícil que habéis podido vivir al trabajar en esta unidad?

-Respuesta: No sabría decir cuál de las experiencias vividas es la más bonita, han sido muchas y muy gratificantes, quizás como se vencen los miedos que se transforman en valentía y ver como el paso por el hospital gracias a las intervenciones realizadas en la consulta, tiene un impacto positivo en su vida.

El más difícil…un caso aislado, el paciente no pudo vencer sus miedos se acompañó de un cortejo sintomático como consecuencia que requirió ingreso y la suspensión de la intervención.

Noticias relacionadas

atención terapéutica, consulta de enfermería, enfermeras, entrevistas, estrés, miedo, quirófano

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*