Nota de corte para acceder a la formación especializada sanitaria

Viernes, 31 de agosto de 2012

© E. Herrera

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha propuesto al Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud y a la Comisión Técnica Delegada de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, una serie de cambios en las pruebas de acceso a la Formación Sanitaria Especializada (FSE) para la convocatoria 2012-2013. El examen incluirá ciertos criterios de calidad, aumentará el número de preguntas en la prueba de enfermería y se unificará en el resto de titulaciones, estableciéndose además una reserva de plazas para personas con discapacidad.

Uno de los principales cambios acordados es la introducción de una nota de corte en todas las titulaciones, con el fin de aumentar la calidad en la selección de los profesionales de la salud que accedan a esta formación. En procesos anteriores, sólo se exigía que la puntuación del examen fuera positiva pero a partir de este año, para obtener una plaza, deberá obtenerse una puntuación igual o superior al 30% de la media aritmética resultante de los diez mejores exámenes.

En relación al número de preguntas del examen, se ha igualado en 225 más 10 de reserva (el sistema aplicado hasta ahora para los médicos) en los ejercicios de las demás titulaciones incluidas en la convocatoria general (farmacéuticos, químicos, biólogos, psicólogos y físicos), manteniéndose un tiempo de cinco horas para su realización.

Para el examen de enfermería, el objetivo es ir aproximándolo a otras titulaciones de la convocatoria general ya que esta titulación, como consecuencia de la incorporación de España al Espacio Europeo de Enseñanza Superior, ha pasado a tener la consideración de grado universitario, al igual que química, biología, etc. Así, en la próxima convocatoria se ha aumentado el número de preguntas a 160 más 10 de reserva, frente a las 110 de convocatorias anteriores. El tiempo para la realización del examen pasa de dos a tres horas y media.

El asesor del Gabinete de Estudio del Consejo General de Enfermería, José Luis Cobos, ha explicado que la decisión de incluir una nota de corte en la formación sanitaria especializada no tendrá demasiados efectos en el ámbito de la enfermería. Según ha señalado, en la mayoría de las convocatorias quedan personas sin plaza, al haber más aspirantes que vacantes y ha añadido que “nuestra nota de corte siempre es alta. Los que acceden a una plaza son los que tienen mejor nota. Afecta más a otras profesiones, como medicina, en donde en los últimos años la gente con poca nota de corte conseguía plaza de residente. En el caso de enfermería, la impresión general es que no nos afecta en demasía. Abogamos por una formación de alto nivel que se vea reflejada en puestos de trabajo profesionales».

Las Comunidades están pedientes de crear categorías y puestos de trabajo

En palabras de Cobo, en el caso de la especialización de enfermera-matrona, estas «tienen recompensada su formación y plaza laboral» en comparación con las de salud mental, quienes pese a contar con una formación de alto nivel, no se encuentran “recompesados con un puesto de trabajo».

El asesor ha recordado que cinco especialidades, enfermería familiar y comunitaria, geriatría, pediatría, enfermería del y trabajo y medico-quirúrgica, están esperando aún a que se reconozcan su categorización profesional. Actualmente, las Comunidades Autónomas no tienen creada la categoría profesional ni el puesto de trabajo para estas especialidades, por lo que no se reservan esas plazas, que son ocupadas por algún enfermero generalista.

En cuanto al incremento del número de preguntas para el examen de enfermero interno residente (EIR), de 110 a 160, Cobos ha explicado que esta situación responde al cambio que han experimentado todas las carreras profesionales, al incoporarse al Espacio Europeo de Enseñanza Superior y, en el caso de la titulación de enfermería, pasar de diplomatura a grado. «Estamos todos en las mismas condiciones, antes había una diferenciación por diplomatura y licenciatura, que eran de entre tres y cinco años. El hecho de hacer una homologación conlleva a que enfermería se tiene que adaptar a ese nuevo planteamiento. No entendemos que sea una discriminación sino una adaptación con el resto de grados».

 

 

Noticias relacionadas

especialidad, examen, notas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*