Profesionales de Elda realizan intervenciones quirúrgicas y consultas en Togo

Jueves, 18 de octubre de 2012

Un equipo de profesionales del Hospital General Universitario de Elda (Alicante) ha realizado un total de 40 intervenciones quirúrgicas y 155 consultas en su décima expedición humanitaria a Togo, en la que ha desarrollado el proyecto de cooperación en cirugía ortopédica y traumatología y cirugía plástica y reconstructiva 2012 de la organización no gubernamental (ONG) Oasis.

Un anestesista, un traumatólogo, una enfermera y una auxiliar del Hospital de Elda; una anestesista del Hospital Universitario de La Fe de Valencia; un cirujano plástico del Hospital Santa Lucía de Cartagena; y un logista, estuvieron en septiembre en Bombouaka, al norte de Togo, donde ofrecieron asistencia sanitaria especializada, donaron material médico al centro para niños desnutridos de Nadjundi y al Centro Don Orione, y se dedicaron a formar al personal sanitario de los mismos.

Retracciones por quemaduras, secuelas en rodilla y pie por poliomelitis, deformidades, úlceras, labio leporino y fracturas, fueron la mayor parte de patologías asistidas por este grupo de profesionales, que este año ha realizado su décima expedición humanitaria, alcanzando las 2.011 consultas y los 330 pacientes intervenidos.

Por otra parte, las condiciones de las infraestructuras donde se realizan las intervenciones tienen una gran imporancia a la hora de obtener los mejores resultados, tras el esfuerzo que conlleva poner en marcha esta expedición. Así, Javier Sanz indica que “el bloque quirúrgico Saint Rafael ha permitido mejorar la asistencia a los pacientes intervenidos, mayor control postoperatorio y analgésico, y prevención de complicaciones postoperatorias”.

Tras haber cumplido diez años mejorando la calidad de vida y las condiciones sanitarias de este país, este grupo de profesionales solidarios no dejan de sorprenderse con las historias que conocen en cada expedición. Javier Sanz, traumatologo del Hospital de Elda, recuerda la historia de Kalodine Tchagomon, de siete años. “Llegó desde Sokodi, a más de 200 kilómetros al sur de Bombouaka con retracción por secuela de quemadura en ambas manos. Y es que allí, sólo hay atención sanitaria en Traumatología en Lomé, capital de Togo, a 650 kilómetros de Bombouaka. Y además, la sanidad togolesa es privada”.

 

 

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*