El emotivo discurso de Ruth Conde, la enfermera que estuvo en Gaza: “Nunca había sentido un dolor así al mirar a los pacientes a la cara”

Jueves, 20 de junio de 2024

por diariodicen.es

Ruth Conde, enfermera pediátrica, ha acudido al Congreso de los Diputados para contar su experiencia en Gaza en la jornada bajo el nombre de ‘La acción humanitaria y la protección a la misión médica: un compromiso parlamentario’.

Ruth Conde, enfermera en Gaza

No es la primera vez que ha estado en una misión así, también estuvo en lugares de conflictos como zonas de África, Ucrania o Venezuela, pero ha dado un discurso muy emotivo al compartir su testimonio y ha transmitido el dolor y la dureza de los momentos que vivió con Médicos Sin Fronteras.

Han sido unas palabras tan emocionantes, duras y realistas que, la propia presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol, señalaba en sus redes sociales: “Este fragmento de 3 minutos debería escucharlo todo el mundo”.

Vídeo de Ruth Conde, enfermera en Gaza

Esta enfermera gallega acaba de volver y no ha podido contener las lágrimas mientras relataba lo que han vivido sus compañeros sanitarios y ella:

“Por primera vez he sentido que no hay ningún derecho o ley que me proteja. Ni a mí, ni a mis compañeros ni a lo más importante: a nuestros pacientes. Al no respetar las normas más básicas y elementales de cuidado y protección de la población civil estamos creando un precedente aterrador para las guerras de ahora y para las guerras del futuro. ¿Quién nos protegerá a nosotros? ¿Quién los protegerá a ellos? ¿Quién los cuidará? Pero algo que también nos ha enseñado todo esto es que no nos podemos rendir y que trabajando juntos y en la misma dirección podemos conseguir que las cosas mejoren”.

“Las distintas organizaciones presentes en Gaza desde el pasado octubre hemos colaborado entre nosotras sin tener en cuenta logos o banderas, con un mismo fin común: salvar vidas y evitar el sufrimiento. Desde esta posición, la única humanamente posible de estar al lado de aquellos que sufren es seguir estando presentes en los pocos hospitales que quedan, seguiremos abriendo centros de salud y maternidades para que la vida pueda seguir llegando a Gaza”.

“No soy una experta en política internacional, pero sí sé hacer mi trabajo. He vivido y he sentido Gaza. Sé a qué huelen el dolor y la muerte. Sé a qué huelen los hospitales en Gaza. Sé cómo suena perder a quien quieres. Sé lo que significa el sufrimiento de nuestros pacientes y sé lo duro que resulta para nuestros compañeros gazatís tener que elegir a quién atender, a quién salvar o a quién aliviar. Nadie debería pasar por ello, ni nuestros pacientes ni el personal sanitario que está haciendo lo imposible por mantener los hospitales funcionando. Sé lo difícil que es mirar a un paciente a la cara sin poder ofrecerle nada porque no tienes nada que ofrecer, más que apretarle la mano y darle consuelo”, contaba.

“Nunca había sentido un dolor así al mirar a los pacientes a la cara, y esto me recuerda una frase que pronunció Médicos Sin Fronteras en la aceptación del Premio Nobel de la Paz en 1999: “No estamos seguros de que la palabra siempre salve vidas, pero sí sabemos con certeza que el silencio mata”.

Además, también pusieron en el Congreso el sonido de una simulación de un ataque para que pudieran hacerse una idea de lo que es las personas presentes: “Con el fin de denunciarlo, hemos hecho sonar una grabación con sonidos de bombardeos como los que se suceden día a día en la Franja, para exigir una vez más a un alto el fuego inmediato y duradero en Gaza”, han solicitado. “Eso que acabamos de oír ahora es la simulación de un minuto sonoro de un ataque sorpresa”, explicó Francisca Armengol.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*