Se descubre una vía de progresión del cáncer de colon

Martes, 25 de septiembre de 2012

Investigadores del centro de biología molecular Severo Ochoa de Madrid, centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han descubierto una posible vía de señalización que permite la progresión del cáncer de colon.

Los resultados, publicados en la revista “Biochemical Journal”, demuestran que la actividad de la mitocondria puede estar relacionada con la progresión de estos tumores, lo que es importante para conocer los mecanismos que median en la adquisición del fenotipo de las células tumorales y abre nuevas posibilidades para investigar en terapias dirigidas a la erradicación del cáncer.

La mitocondria es un órgano celular que se encarga de la producción de la energía necesaria para el desarrollo de las funciones de la célula. Por este motivo, los autores explican que la aparición de alteraciones que afecten a la función de la mitocondria están relacionadas con la aparición de enfermedades neurodegenerativas, enfermedades complejas como la diabetes y el cáncer, u otras enfermedades catalogadas como raras.

La actividad energética de la mitocondria actúa como un supresor tumoral

La estrategia principal consiste en favorecer otras vías del metabolismo que garanticen los productos que la célula necesita para crecer. «Comprender estos mecanismos en profundidad es de vital importancia para poder atacar más eficientemente el cáncer», ha señalado la doctora Inmaculada Martínez-Reyes, autora de la investigación.

Martínez-Reyes y su equipo han dedicado en los últimos años a investigar los mecanismos que provocan la adquisición de este metabolismo característico de los tumores y que tienen como punto central la mitocondria.

El grupo es autor del estudio “La huella bioenergética del tumor”, a través del que se puede esclarecer la reducción de la actividad energética de la mitocondria en el cáncer de colon, mama y pulmón, y constituye una herramienta importante para valorar el pronóstico de la enfermedad, así como para predecir la respuesta del tumor al tratamiento con quimioterapia.

La conclusión de estos estudios demuestran que el cáncer no progresa si sus mitocondrias funcionan correctamente, es decir, la actividad energética de la mitocondria actúa como un supresor tumoral.

 

cáncer, centros de investigación, estudio

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*