TheAlternativan: relatos de un enfermero y su vida sobre ruedas

Jueves, 7 de octubre de 2021

por Natalia Hernández Manjón

Pablo Campos es enfermero, cada día para él es una aventura, no solo por la parte laboral, ya que trabaja como máximo 4 días en el mismo sitio, sino también porque hace varios años decidió no tener una residencia fija. Cansado de estar cambiándose de ciudad con frecuencia, decidió mudarse a una casa con ruedas. Él vive en una furgoneta con Hummer, su fiel compañero que le acompaña en cada viaje. ¿Cuál será el siguiente destino?

Pablo Campos es enfermero. Vive con su perro Hummer en una caravana.

-Pregunta: ¿Desde dónde tengo el placer de hablar contigo ahora mismo?

-Respuesta: Ahora mismo estoy en Ordes, provincia de Coruña. Me ha tocado hacer esta guardia aquí. Normalmente en verano nos da un poco más de estabilidad y nos dan un grupo de contratos con una zona más localizada, pero el resto del año es distinto, un día en un sitio y el siguiente te puede tocar a 100 kilómetros. Yo estoy en la lista del pull (Sergas), que es una lista de corta duración, trabajo máximo cuatro días seguidos en el mismo sitio, pero lo habitual es que sea uno o dos.

-Pregunta: ¿Qué te llevó a querer ser enfermero?

-Respuesta: Realmente con 18 años, me imagino que como mucha gente, no sabía qué hacer con mi vida y vi que mi madre era enfermera, que vivía relativamente bien, que estaba contenta porque ella sí tenía esa vocación por la enfermería y, en el mar de dudas, decidí seguir su camino.

-Pregunta: ¿Llevas mucho tiempo en esta situación laboral?

-Respuesta: Llevo desde el 2018. En realidad es por elección propia porque podría ponerme en la lista general y optar a contratos de más duración, pero ahora mismo no me interesa y la única manera que había aquí en el Sergas de no ir al hospital era esta.

-Pregunta: ¿En qué momento y por qué decides cambiar tu forma de vivir e irte a vivir a la Camper?

-Respuesta: Llevaba varios años cambiándome de ciudad con mucha frecuencia, estaba harto de las mudanzas y llegó un punto que dije: quizás no es cambiar de lugar y de casa, sino pasarme a una casa con ruedas. La idea me rondaba en la cabeza y en unas vacaciones, cuando aún tenía de esas cosas –ríe-, estaba en el Algarve, en el 2016, típicas de coche y hotel y estaba en Praia do Camilio y llegó la hora del atardecer, cayó el sol, ves a tu alrededor todo lleno de autocaravanas y furgonetas, a la gente con su barbacoa y su guitarra y tú te tienes que ir, eso fue lo que me hizo cambiar el chip y decir: no, no, yo me quiero quedar aquí. A raíz de ahí, busqué la furgoneta, la preparé…

-Pregunta: En los últimos años ha habido un crecimiento en la demanda de este tipo de vehículos, ¿a qué crees que se debe esto?

-Respuesta: Yo creo que da mucha flexibilidad, a la hora de viajar no te quedas en un sitio fijo, si te gusta algún lugar y estás a gusto tienes la oportunidad de quedarte siempre que aparques en un sitio que puedas y no molestes a nadie. Yo realmente ya no me siento de ningún sitio, pero tampoco me siento forastero en ningún sitio porque como llevo mi casa y llevo a Hummer siempre, me siento en casa.

-Pregunta: ¿Cuánto tiempo te llevó acondicionar el vehículo y decir “venga, recojo todo y vivo ahí”?

-Respuesta: Empecé a vivir en la furgoneta en 2017, por circunstancias personales tuve que abandonar el piso de alquiler que tenía y decidí no alquilar otro piso y meterme en la furgoneta como se pudiera. Un poco precario, sí, pero bueno fue mi decisión. Después, cuando la tuve acondicionada, a partir de ahí es cuando adopté a Hummer.

-Pregunta: ¿Qué es lo mejor y peor de vivir en una furgoneta?

-Respuesta: Lo mejor es sentir que tienes tu casa en todo el mundo. Otra de las cosas positivas es la economía, es algo que preguntan bastante y que siempre asocian el vivir en una furgoneta a tener una mala situación económica o a pobreza y nada que ver. Pero sí que es cierto que sin quererlo, acabas ahorrando dinero.

Lo peor es la lluvia. El invierno, sobre todo aquí en Galicia, se hace largo y ya no tanto el frío, porque la furgoneta está muy bien aislada y tenemos calefacción, pero con la lluvia es complicado, porque casi no puedes ventilar un habitáculo muy pequeño. Además, el perro tiene que salir llueva, truene y haga el tiempo que haga.

-Pregunta: A la hora de ir a trabajar, ¿cómo lo haces?

-Respuesta: El hecho de trabajar, sobre todo en Atención Primaria y en Atención de Urgencias Extrahospitalarias, me facilita poder sacar a Hummer y tengo la suerte de que todos mis compañeros me facilitan esta situación. En Galicia no hay mucho problema en ese sentido, una furgoneta o autocaravana es un vehículo como otro cualquiera, a la hora de aparcar tú puedes aparcar igual tu furgoneta que un turismo normal, el único problema es cuando abres ventanas abatibles, levantas las claraboyas, sacas un toldo o un chiringuito de mesas para comer fuera porque evidentemente en esas situaciones estás acampando, pero si tú solo quieres aparcar puedes hacerlo en cualquier sitio donde esté permitido hacerlo.

-Pregunta: También creaste TheAlternativan. ¿Qué pueden encontrar ahí tus seguidores? ¿Qué te llevó a crear ese perfil?

-Respuesta: Al principio lo tenía como cualquier persona puede tener una red social. Ir subiendo una foto de vez en cuando y acompañarlo de un texto. Después comencé a ver las redes sociales no tanto como usuario, sino como un negocio, y empecé a cuidarlo y trabajarlo un poco más. Y a partir de ahí, ves que a la gente le va gustando, te empieza a seguir y te motivas para crear contenido. Te animas a hacer vídeos…

-Pregunta: ¿Cómo viviste la pandemia en la furgoneta?

-Respuesta: Las primeras semanas, las más caóticas, de miedo, en las que nadie sabía lo que pasaba… las pasé en la furgoneta. Lo que pasa que en esas semanas, y como yo me muevo tanto, me paraba la Guardia Civil constantemente y tener que explicar que era mi casa, soy profesional sanitario, trabajo así… y decidí irme a casa de mi familia ese tiempo.

-Pregunta: ¿Dirías que es compatible el modo de vida que llevas con la enfermería?

-Respuesta: Sí, sí, totalmente. Depende un poco también de por dónde te muevas tú en enfermería. Yo soy consciente de que si trabajara en una UCI probablemente no podría sacar a Hummer durante el turno, por ejemplo. Al final tienes que ir adaptando tu situación laboral a tu estilo de vida. No diría que es compatible con la enfermería en sí, sino que depende de a qué área de la enfermería te dediques.

-Pregunta: ¿Dónde veremos a Pablo en un futuro?

-Respuesta: No lo sé, de hecho ahora mismo estoy en un punto en el que por un lado voy a preparar el EIR, y por otro no me veo toda la vida trabajando de enfermero. Vamos a ver lo que pasa, poco a poco, día tras día ya veremos.

Noticias relacionadas

aventura, caravana, Enfermero, entrevista, Relato

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*
*