“Ver como un adolescente con dolor incontrolable, encerrado en sí mismo y que no habla comienza a hacerlo, es magnífico”

Miércoles, 8 de agosto de 2018

El Hospital Gregorio Marañón ha puesto en marcha un programa de acompañamiento con perros con el que se llevan a cabo actividades lúdicas entre perros y pacientes de la Unidad Infantil y Adolescente de Oncohematología. Hablamos con Nuria Mira Carballo, Jefa de Área de Enfermería del hospital para que nos cuente en qué consisten estas terapias y todos los beneficios que tienen.

-Pregunta: ¿Qué beneficios tiene incluir a los animales en las terapias?

-Respuesta: El beneficio de la inclusión de animales en las terapias convencionales es la ayuda en la aceptación y adhesión al tratamiento, la mejoría clínica y anímica de los pacientes.

-P: ¿Cómo ayudan en este caso los perros a los pacientes?  ¿Requieren de algún adiestramiento especial los perros?

-R: La ayuda que proporcionan las terapias con animales va desde el acompañamiento, a franca disminución del dolor (debido al entretenimiento), disminución de la ansiedad por el ingreso y la evolución de la enfermedad e incluso el facilitar la expresión de emociones y la comunicación con el equipo.

Por supuesto los perros tienen adiestradores que les acompañan en la terapia,  reciben entrenamiento previo y reconocimientos preventivos y de salud por veterinarios.

-P: ¿Qué actividades se realizan?

-R: Acompañamiento básicamente, se les acaricia, les pasean y les hacen de entrenadores dándoles ordenes bajo la vigilancia siempre de su adiestrador, que permanece durante toda la actividad.

-P: Se trata de una terapia que ya se ha puesto en marcha también en las unidades de Psiquiatría o autismo. ¿En cuál se ha obtenido mayor beneficio de estas actividades?

-R: En las unidades de psiquiatría infanto-juvenil de nuestro hospital ya llevan más tiempo, unos dos años, y se han objetivado beneficios en la expresión de sentimientos y emociones y en el autocontrol de las mismas, facilitando la comunicación en el equipo y mejorando la respuesta al tratamiento y disminuyendo el tiempo en el proceso de hospitalización.

-P: ¿Cómo surgió la idea de probarlo en oncohematología?

-R: Ya sabíamos de otros centros en otras comunidades (San Joan de Deu en Barcelona, por ejemplo) que habían incluido estas terapias asistidas con  perros con buen resultados en grupos de pacientes oncológicos y la Fundación Aladina lo hizo posible aquí en nuestro centro. Muchos de estos pacientes ya tienen mascotas en casa, perros sobre todo, y el incluirlos les hace más llevadera la separación de su hogar y costumbres.

-P: ¿Qué papel juegan los enfermeros en esta terapia? ¿Es importante su labor?

-R: El papel que desempeñan los profesionales de enfermería en estas terapias es importante ya que realizan  la  selección de los pacientes participantes en base a su  estado de salud, les ofrecen la participación en la actividad y posteriormente realizan acompañamiento durante la actividad para prevenir situaciones de riesgo en los pacientes, mostrando su apoyo y ayuda, si precisan.

-P: ¿Cuál ha sido la reacción de los pacientes? ¿Y la de sus familiares?

-R: La reacción de los pacientes ha sido muy positiva, aceptando y esperando la actividad semanal con mucha ilusión y motivación, ya que les supone una ruptura con la monotonía del ingreso y muchos de ellos, como decía, tienen perros o mascotas en casa. Les hace sentirse muy bien. Por otro lado la respuesta de los familiares es de satisfacción al ver que su hijo/a o familiar en esos momentos sonríe, habla, disfruta, está activo y alegre y olvida por un momento el dolor y las dificultades del tratamiento.

-P: ¿Recuerda alguna anécdota durante alguna de las sesiones?

-R: De todas las anécdotas quizá las primeras son las más impactantes, el ver como un adolescente con dolor incontrolable y que apenas habla con la familia y el equipo, que permanece encerrado en sí mismo, y por el simple contacto con el perro comience  a acariciarlo y a hablar , es magnífico.

-P: ¿Cree que esta terapia se podría extender y aplicar en el resto de hospitales?


-R:
Por supuesto que sí. Estas terapias asistidas con animales deben estar incluidas en todos los centros que garanticen que se puedan llevar a cabo con seguridad y deberían extenderse a más grupos de interés como geriatría, consultas, etc…

enfermería, Hospital Gregorio Marañón, Oncología, terapia con perros

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*