El Hospital Materno Infantil de Málaga decora las paredes de Pediatría con cuentos infantiles para reducir la ansiedad

El Hospital Regional de Málaga ha comenzado a decorar las paredes de una planta de Pediatría con unos dibujos que recrean un cuento infantil a lo largo de toda la estancia, incluyendo las habitaciones, el pasillo o el control de enfermería. La iniciativa, que pretende potenciar el efecto terapéutico del arte y del color, es obra del pintor José Carlos González Herrera, conocido popularmente como Neno Herrera, que además es enfermero de este centro sanitario.

El proyecto, que se desarrollará durante varios meses para no interferir en la actividad asistencial de la planta, partió como iniciativa de la supervisora de la planta, Pepi González, y del propio enfermero, que ha colaborado en otras ocasiones prestando sus pinceles al entorno hospitalario, siempre con la intención de hacer más llevadera la estancia en el centro sanitario a los menores ingresados.

Los dibujos ponen en escena el desarrollo de una historia con tres personajes que son los protagonistas de un cuento infantil. Se trata de ‘Sincro’ el niño, la perrita ‘Mia’ y el gato volador ‘Misi’, que dan la bienvenida a la entrada de la planta en un mapa resumen que invita a quienes entran en la misma a seguir la historia. Esta se desarrolla en ‘El País del Arco iris’ y relata cómo los tres amigos viven felices hasta que conocen la desaparición de una grulla y dos cigüeñas. “Sin pensárselo dos veces, van en busca de sus amigas atravesando ‘La selva de los lápices’ y ‘El país de las Chucherías’ hasta que, con ayuda de un globo aerostático, las encuentran desorientadas y logran volver junto a casa”, explica el artífice del proyecto.

La iniciativa incluye la decoración de toda la planta. Desde las zonas comunes, donde un médico, una enfermera y un niño dan la bienvenida, hasta las 21 habitaciones, pasando por el pasillo y el control de enfermería. “En las habitaciones hay ilustraciones infantiles mezcladas con los personajes del cuento cuidando que los diseños y colores en las estancias  sean agradables a la vista de los niños y sus familias”, agrega el enfermero y pintor, que ha contado con la colaboración de AVOI para la compra de materiales.”No es pintar un cuadro, va más allá. Se trata de hacer más amable un entorno  y es un privilegio para mí poder llevarlo a cabo, porque es dar color y transmitir ilusión y magia a quienes más lo necesitan”, agrega Neno Herrera, que se confiesa entusiasmado con este proyecto, que considera su mejor obra.

Esta iniciativa se enmarca dentro del plan de Humanización en el que se halla inmerso el Hospital Regional Universitario de Málaga -al que pertenece el Hospital Materno Infantil- con el que se pretende reducir la ansiedad y hacer más llevadera la estancia a los pacientes. Para el enfermero, el entorno es clave a la hora de un ingreso. “Sabemos el efecto que produce el color y sus asociaciones. Los niños  percibirán que alrededor de su habitación y por los pasillos de su planta hay colores, cuentos, historias, animales y tres personajes que también ayudarán a curar gracias al efecto terapéutico del arte y el color”, manifiesta el enfermero.

 

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*