3
Aladefe

Aladefe

ENERO 2012 N° 1 Volumen 2

Iniciar una nueva publicación científica. Los desafíos y la perspectiva

Sección: Editorial

Cómo citar este artículo

Morán Peña L. Iniciar una nueva publicación científica. Los desafíos y la perspectiva. REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN EN ENFERMERÍA 2012; 2(1):4-5

Autores

Laura Morán Peña

Presidenta de ALADEFE

Con mucho beneplácito y expectativas, la comunidad de ALADEFE, es decir, su Consejo Asesor, su Consejo Ejecutivo y las Escuelas y Facultades pertenecientes, recibimos el primer número de ALADEFE. Revista Iberoamericana de Educación e Investigación en Enfermería, que fue editada como un número conmemorativo del XXV aniversario de ALADEFE, coordinada por el Comité de Difusión y Publicaciones, y que fue entregada a todos los asistentes de la XII Conferencia Iberoamericana de Educación en Enfermería celebrada en Coímbra, Portugal, el mes de septiembre de 2011.

Con mucho beneplácito pues se trata de un viejo anhelo de los integrantes de la Asociación, contar con un medio de divulgación, lo que constituye una excelente oportunidad para mostrar la producción científica, particularmente en el campo de la educación en Enfermería.

Esta acción se llevó a cabo en el marco del convenio firmado con la Fundación DAE (Difusión Avances de Enfermería) de España, que incluye, entre otras cosas, el apoyo de la Fundación para la publicación en línea de la misma.

Los desafíos
Todas las comunidades científicas, sin importar su grado de avance, tienen la aspiración legítima de contar con un órgano de divulgación, ya que estas actúan como un registro oficial y público de la ciencia, constituyen el principal vehículo para difundir la información científica y son fuentes de consumo y apropiación de información. Confieren además prestigio y recompensa a todos aquellos que se encuentran ligados a ellas. De ahí que se pueda afirmar que de su situación y características depende el éxito de la comunidad científica a la que la revista representa por la mayor o menor difusión y reconocimiento que puedan tener sus trabajos. En definitiva, las revistas constituyen el reflejo del funcionamiento general de las ciencias, de sus instituciones, de sus investigadores, pero también de la relación que cada disciplina mantiene consigo misma, con las demás disciplinas, y con la sociedad (1).

Acorde a lo anterior, la publicación de la revista de ALADEFE representa una serie de desafíos, ya que no se trata solamente de emitirla, sino de mantenerla periódicamente con calidad científica y editorial, además de trabajar intensamente para reunir una serie de requisitos que le permitan, en el tiempo más corto posible, apegarse a las normas internacionales de publicación y lograr visibilidad al figurar dentro de las revistas de mayor impacto dentro del campo, al lograr su indización.

Esto que se dice tan fácil, en un párrafo, es en realidad una serie de grandes desafíos, ya que en la larga cadena de la publicación de una revista científica están implicados diferentes aspectos, desde los propios de la autoría de manuscritos científicos, la evaluación por pares y los aspectos éticos involucrados; pasando por los procesos de gestión de la publicación que implican, entre otras cosas, la financiación y un plan estratégico para un mejor desarrollo de las operaciones involucradas en el proceso editorial, así como el establecimiento de mecanismos y criterios para la relación con autores, revisores y anunciantes; hasta la distribución de la revista.

Si bien en la actualidad, en la llamada sociedad del conocimiento, la generación de conocimiento es esencial para el avance de las ciencias, su transferencia lo es más aún, ya que es un eslabón importante, ya sea para la resolución de problemas prácticos, para la generación de nuevos conocimientos o bien como forma de comunicación entre las comunidades científicas, ya que puede representar un espacio dinámico de discusión, réplica y contestación, modalidades necesarias en la vida científica.

En el tenor global de la divulgación científica, las revistas académicas indexadas en importantes bases de datos y con alto factor de impacto son las elegidas para divulgar el nuevo conocimiento, y aunque las publicaciones de Enfermería y de Educación en Enfermería han tenido una importante evolución en las últimas décadas, todavía muchas de ellas tienen, desafortunadamente, escasa presencia internacional.

En ese mismo sentido, otro gran desafío para las publicaciones enfermeras está enmarcado en la evaluación de la producción científica a través de las publicaciones con una clara perspectiva cuantitativa referente a la generación, propagación y utilización de la información científica, en las que a través de la aplicación de técnicas bibliométricas se informa respecto a la calidad e impacto de las publicaciones científicas o la cantidad e impacto de las vinculaciones entre las publicaciones científicas, según se apliquen indicadores de publicación o citación, respectivamente (2).

Por ello, por lo pronto, debemos tender a que la calidad editorial nos permita avanzar progresiva pero sostenidamente para que a medio plazo podamos enfrentar las mediciones actuales de la producción científica, centralizadas en torno al Institute of Scientific Information (ISI) y, por consiguiente, enfocadas en indicadores como el factor de impacto e idioma inglés, mientras no exista un sistema alternativo de indicadores que se relacionen con los problemas propios de nuestras regiones, tales como el mejoramiento de la calidad de vida o la satisfacción de las necesidades humanas básicas, que serían los más apropiados si consideramos la naturaleza misma de la Enfermería.

La perspectiva
En la actualidad, en todo el mundo se reconoce la práctica basada en la evidencia como un paradigma que apoya la toma de decisiones en diversas vertientes de prácticas: asistenciales, educativas y gerenciales. En ese sentido, mantener en circulación una revista científica posibilita construir un patrimonio intelectual propio que ayuda, a quien toma decisiones, a tomar aquellas sustentadas en las mejores evidencias que puede encontrar precisamente en las revistas científicas de calidad.

Por ello, la publicación de esta nueva revista nos debe mover a todos los involucrados, es decir, a todos los actores participantes en la Educación en Enfermería (profesores, investigadores, estudiantes y administradores educativos) a dar respuesta a esta nueva iniciativa para tratar de transitar de la llamada “periferia” del conocimiento al plano internacional.

Por ello, todos los integrantes de ALADEFE debemos asumir con gran compromiso la responsabilidad que hemos contraído al haber generado la revista de ALADEFE, ya que las asociaciones son lo que sus integrantes hacen por ellas, y yo estoy segura de que asumiremos dicha tarea como una decisión y actuación responsable, pues compartimos la meta de querer hacer visible el trabajo científico de la Enfermería y de la Educación en Enfermería, y esto solo podremos lograrlo a través de un trabajo colaborativo, permanente y comprometido.

Aunque sabemos que este es “un largo y sinuoso camino” para lograr que se transforme en una verdadera propuesta institucional con prestigio y presencia en la sociedad, aprovechemos la oportunidad que se nos presenta y hagamos de este espacio un camino bien trazado que nos lleve a lograr los mejores frutos, es decir, un espacio dinámico de discusión, réplica y contestación, modalidades necesarias en la vida científica, que permita identificar las evidencias de mayor calidad para generar mejores prácticas de cuidado, mejores prácticas educativas y de gestión, lo que sin duda coadyuvará a que otorguemos un valor agregado en el cuidado a la salud de nuestras poblaciones.

 

Bibliografía

  1. Felquer LV. Las revistas científicas: su importancia como instrumento de comunicación de la ciencia. [En línea] [fecha de acceso: 1 de noviembre de 2011]. URL disponible en: http://www1.unne.edu.ar/cyt/2002/02-Humanisticas/H-019.pdf
  2. Mendoza S, Paravic T. Origen, clasificación y desafíos de las revistas científicas. Investigación y postgrado 2006; 21(1):49-75.