3
Aladefe

Aladefe

JULIO 2012 N° 3 Volumen 2

ALADEFE comparte con la OPS el compromiso de la educación en Enfermería hacia el 2020 y su contribución a la renovación de la APS

Sección: Editorial

Cómo citar este artículo

Morán Peña L. ALADEFE comparte con la OPS el compromiso de la educación en Enfermería hacia el 2020 y su contribución a la renovación de la APS. REVISTA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN EN ENFERMERÍA 2012; 2(3):4-7

Autores

Laura Morán Peña

Presidenta de ALADEFE

De acuerdo con su filosofía, desde su creación hace ya más de veinticinco años, la Asociación Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Enfermería (ALADEFE) ha compartido con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) una serie de iniciativas previstas a la transformación de la Educación e Investigación en Enfermería, cuyo propósito último ha sido mejorar la calidad de las prácticas del cuidado.

 

En este sentido, en junio de 2007 se llevó a cabo en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) una Reunión OPS-ALADEFE, en la que, entre otras cosas, se analizó, discutió y retroalimentó ampliamente una primera versión de un documento que en su momento se llamó “Orientaciones para la educación inicial de Enfermería: hacia el 2020”, elaborado por la Mtra. Consuelo Castrillón Agudelo y la Dra. Silvina Malvarez, que ahora constituye parte del documento “Educación en Enfermería hacia el 2020: contribuciones a la renovación de la APS”. A dicha reunión le siguieron numerosas consultas en diversos escenarios y modalidades, incluida una por Internet, que permitieron ir concretando y afinando dicha propuesta.

Tal fue el éxito que en la X Conferencia Iberoamericana de Educación en Enfermería cuya sede fue la Facultad de Enfermería de la Universidad de Panamá realizada en el año 2009, también la OPS llevó a cabo reuniones de trabajo para la consulta de dicho documento.

Más recientemente, en marzo del presente año, en calidad de presidenta de la ALADEFE, recibí una invitación de la OPS para participar en la Consulta Regional de “Educación en Enfermería hacia el 2020: contribuciones a la renovación de la Atención Primaria de la Salud (APS)”, la misma que se llevó a cabo del 28 a 30 de marzo en la ciudad de Quito, Ecuador.

La reunión de expertos tuvo 42 participantes de 21 países del continente, siendo los objetivos: a) realizar una consulta regional del documento “Educación en Enfermería hacia el 2020: contribuciones a la renovación de la APS”, con el objetivo de ayudar a incrementar la pertinencia de la educación de enfermeras y definir los próximos pasos para su seguimiento; b) identificar prioridades y opciones de recursos técnicos y tecnológicos de aprendizaje de enfermería para contribuir a la producción de  PALTEX (Proyecto de Recursos Humanos para la Salud de la OPS); y c) discutir necesidades y oportunidades de trabajo en red en el área de educación en enfermería.

La reunión organizada por la Dra. Silvina Malvarez, asesora de Enfermería y de Técnicos en Salud y coordinadora técnica de PALTEX (del Proyecto de Recursos Humanos para la Salud de la OPS, en conjunto con la Oficina de la OPS del Ecuador), incorporó a la ALADEFE, así como a las Asociaciones de Educación en Enfermería de Argentina (AEUERA), de Bolivia (ABOFCEN), de Brasil (ABEN), de Colombia (ACOFAEN), de Chile (ACHIEN), de Ecuador (ASEDEFE), de México (FEMAFEE) y de Perú (ASPEFEEN), asociaciones que también son miembros de ALADEFE.

Así mismo, fueron participantes las decanas o representantes de Escuelas o Facultades de Enfermería de las Universidades de la República de Uruguay, Nacional de Asunción en Paraguay, Central del Ecuador, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, de Panamá, de Costa Rica, Autónoma de Nicaragua, Autónoma de Honduras, Universidad de El Salvador, de Belize, de Miami, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Nacional de Puerto Rico.

Por parte de las enfermeras gubernamentales estuvieron presentes la directora de la Comisión Interinstitucional de Enfermería de la Secretaría de Salud de México, la asesora de la Educación en Enfermería del Gobierno de Cuba y la coordinadora de Hospitales Móviles del Ministerio de Salud del Ecuador y por los organismos gremiales de Enfermería, la presidenta de la Federación Panamericana de Profesionales de Enfermería (FEPPEN) y la presidenta de la Federación Ecuatoriana de Enfermeras (FEE).

Además hay que destacar la participación de la Red Global de Centros Colaboradores de Enfermería de la OPS/OMS, así como de la presidenta del Panamerican Network of Nursing and Midwifery WHO Collaborating Centers, de los especialistas en administración de PALTEX de Ecuador y Washington y de la Consultora de Recursos Humanos de la OPS/OMS, Oficina Ecuador.

La propuesta presentada por la OPS como detonadora para la reunión de consulta con expertos se circunscribió en el marco de la crisis del personal de enfermería y de la renovación de la APS, en la que fueron identificadas como áreas críticas la poca pertinencia social de la formación profesional; la falta de respuesta de las instituciones educativas a la escasez y desigual distribución; el aislamiento entre sectores y la irrupción de las nuevas tecnologías de aprendizaje, entre otras.

Cabe señalar que resultó muy interesante partir de la definición de la problemática de la pertinencia social de la formación profesional, ya que eso permitió enmarcar los ejes de análisis y las recomendaciones para dicho documento. Resaltar dicha problemática implica reconocer la complejidad de ambos constructos. En el primer caso, hablar de la pertinencia social de una profesión de la salud, como la enfermería supone desde una perspectiva de la sociología de las profesiones diversos ejes de análisis: ético, político, económico, de segmentación del mercado laboral, de estructura de los sistemas de salud, entre otros, considerando que la pertinencia social no solo es un deseo voluntario de los integrantes de un gremio, sino la concreción de una serie de fuerzas como las señaladas, que determinan que una profesión pueda desarrollar mayor o menor pertinencia social.

En este caso, la renovación de la APS viene a representar nuevamente una coyuntura que reitera como principios la necesidad de formar profesionales de enfermería altamente calificados para dar respuesta a las necesidades de salud, orientados a la búsqueda y a la seguridad de la calidad, al ejercicio responsable y a la rendición de cuentas, a la sostenibilidad, a la participación e intersectorialidad (OPS, 2007).

Como se recordará, en 2003, al cumplirse 25 años de la Declaración de Alma-Ata se inició un movimiento mundial de renovación de la APS que condujo a una declaración regional de la OPS en 2007 sobre la “Renovación de la Atención Primaria de Salud” y en 2008 una declaración mundial por la OMS denominada “APS. Ahora más necesaria que nunca”.

Para nadie es desconocido que en las circunstancias actuales de la atención a la salud actual la APS renovada ha de ser una visión compartida que se fundamenta en el derecho de los individuos al mayor nivel posible de salud, equidad y solidaridad (OPS, 2007).

Si bien, hace algunas décadas, se consideraba que la APS estaba referida básicamente a los servicios básicos de atención en el primer nivel de salud, “ya que se presentó como un conjunto de valores, principios y enfoques destinados a mejorar el grado de salud de las poblaciones desfavorecidas” (OMS, 2008), actualmente, considerando las circunstancias mundiales actuales en materia de salud, el espectro de la APS renovada es muy amplio, ya que implica al menos cobertura y acceso universales, primer contacto, atención integral, integrada y continua, orientación familiar y comunitaria, énfasis en la promoción y la prevención, cuidados apropiados, participación activa, marcos político, legal e institucional sólidos, políticas y programas pro-equidad, organización y gestión óptimos, recursos humanos adecuados, recursos adecuados y sostenibles, acción intersectorial (OPS, 2007).

Por ello, la OMS ha iniciado un fuerte debate a nivel mundial sobre la eficacia de la Atención Primaria de Salud como una forma de reorientar los sistemas nacionales de salud, pues como ha señalado la directora general de la OMS, Margaret Chan: “ante todo, la Atención Primaria de salud ofrece una manera de organizar el conjunto de la atención de salud, desde los hogares hasta los hospitales, en la que la prevención es tan importante como la cura y en la que se invierten recursos de forma racional en los distintos niveles de atención”. Es decir, su aplicación involucra los tres niveles de atención y en ese sentido la OMS ha definido la necesidad de desarrollar al menos cuatro reformas estructurales para desarrollar la APS renovada: reforma a favor de la cobertura universal para mejorar la equidad sanitaria; reformas en la prestación de servicios para conseguir sistemas de salud centrados en las personas; reformas de las políticas públicas para promover y proteger la salud de las comunidades; y reformas del liderazgo para que las autoridades sanitarias sean más confiables (OMS, 2008).

Por otra parte, respecto a la falta de respuesta de las instituciones educativas a la escasez y desigual distribución, aunque en realidad es un área crítica, también existen experiencias exitosas de los sistemas de educación abierta y a distancia de algunos países, los cuales, a través de la incorporación de las tecnologías de la información y comunicación (TICs), han apoyado la formación de profesionales de Enfermería de manera descentralizada en diversas regiones, incluso las más lejanas y dispersas, lo que ha posibilitado que el sector salud cuente cada vez más con personal de enfermería calificado, que participe en la resolución de las necesidades regionales y locales de atención a la salud.

Por supuesto que sigue siendo un reto que dichas experiencias sean retomadas por otros países, de tal forma que paulatina y sostenidamente se incrementen los recursos de Enfermería, sin que las enfermeras tengan que desplazarse a las grandes ciudades con el riesgo de que no regresen a su lugar de origen.

En lo relativo al aislamiento entre sectores, lo cual es una realidad en diversos campos del conocimiento, la reunión referida permitió visualizar algunas estrategias que pueden coadyuvar a crear sinergias para que organismos afines sumen esfuerzos y recursos para lograr metas comunes, evitando omisiones o duplicidades de tareas.

En el caso de la irrupción de las nuevas tecnologías de la informática y la comunicación y su incorporación en la educación enfermera, se visualizan éstas como una gran oportunidad para lograr no solamente mejores aprendizajes, gracias a que con ellas se logra incidir en canales cognitivos, comunicativos y kinestésicos de los estudiantes, sino también por las oportunidades de acceder a mayores audiencias, gracias al uso de diversas plataformas con las que se puede acceder al conocimiento desde lugares remotos.

Actualmente, los alumnos de Enfermería poseen una serie de capacidades y conocimientos sobre el uso de las TICs y su participación en las redes sociales, por lo que pueden acceder fácilmente a ellas e incorporarlas como formas de aprendizaje y comunicación. En ese sentido, los profesores hemos tenido que adaptarnos rápidamente a dichos conocimientos por la responsabilidad que tenemos de estar al día en las nuevas formas de enseñar y aprender. Cabe señalar, que los aspectos anteriormente citados forman parte de dos sectores estratégicos del plan de trabajo de la ALADEFE 2011-2014.

La organización del evento incluyó algunas conferencias magistrales sobre la renovación de la APS, pero sobre todo, actividades de trabajo colaborativo por parte de los participantes, que desde mi punto de vista, permitieron no solo lograr, sino rebasar, los objetivos previstos.

La excelente organización del evento, contar con un trabajo previo, la diversidad de estrategias y actividades realizadas, la experiencia de los asistentes y el ambiente humano que prevaleció en la reunión, promovió que se pasara del discurso al planteamiento concreto de recomendaciones y estrategias, lo que confirió una gran riqueza a la reunión de trabajo.

Sin duda, conceptos como liderazgo, trabajo colaborativo, proactividad, respeto, afecto, compromiso, solidaridad y avance estuvieron presentes y permitieron dicha reunión, lo cual puede ser visualizado como un terreno fértil para el avance de la educación en Enfermería, ya que cada uno de los organismos asistentes y organizadores nos comprometimos a coadyuvar a que la renovación de la APS sea una realidad, ante lo cual, la educación en Enfermería enfrenta grandes retos y oportunidades.

Como ALADEFE, nos felicitamos de haber tenido la oportunidad de participar en dicho evento que sin duda representa un paraguas en el trabajo interinstitucional e interorganimos, que sin duda redundará en la calidad de la formación de recursos humanos en enfermería. Así mismo, refrendamos nuestro compromiso de contribuir a la formación de profesionales de enfermería concientes de su compromiso con la renovación de la Atención Primaria de la salud, desde esta realidad y perspectiva contemporánea.

Bibliografía

  • Asociación Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Enfermería (ALADEFE). Consejo Ejecutivo. Plan de trabajo 2011-2014. México: ALADEFE; 2012 [Documento en consulta con el Consejo Asesor].
  • Organización Mundial de la Salud (OMS). Atención Primaria de Salud. Ahora más necesaria que nunca. Ginebra: OMS; 2008. [En línea] [fecha de acceso: 11 de junio de 2012]. URL disponible en: http://www.who.int/whr/2008/summary/es/index.html
  • Organización Mundial de la Salud (OMS). Informe de la Comisión Mundial sobre los Determinantes Sociales de la Salud. Subsanar las desigualdades en una generación. Ginebra: OMS; 2008. [En línea] [fecha de acceso: 11 de junio de 2012]. URL disponible en: http://www.who.int/social_determinants/thecommission/finalreport/es/index.html
  • Organización Panamericana de la Salud (OPS)/Organización Mundial de la Salud (OMS). Educación en enfermería: hacia el 2020: desafíos y orientaciones para contribuir a la renovación de la APS. [Documento en consulta]. Quito: OPS/OMS; 28 de marzo de 2012.