3
Revista Matronas

Revista Matronas

ABRIL 2018 N° 1 Volumen 6

Agenda

Sección: Agenda

XIX Congreso Nacional de Matronas de Asociación Española de Matronas    Entrevista a las matronas españolas participantes en el programa de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología (COST)

El racionamiento de los cuidados en enfermería y sus consecuencias es el tema de un proyecto europeo en el que desde España están trabajando el Dr. Cristóbal Rengel, matrón del Hospital Virgen de la Victoria y profesor asociado de la Universidad de Málaga, y la Dra. Ángela Torres, matrona del Hospital Materno-Infantil de Málaga. La iniciativa está promovida por el programa de Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología (COST). El proyecto RANCARE, CA 15208 está impulsado por el Departamento de Enfermería de la Cyprus University of Technology-Chipre, y en él participan investigadores de más de veinte estados de la UE y de otros países colaboradores como Israel, EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelanda. “Es un proyecto puesto en marcha desde enfermería sobre el racionamiento de los cuidados u omisión de cuidados, un problema multidimensional que está poco conceptualizado”, explican Cristóbal Rengel y Ángela Torres.

Pregunta.- ¿Cómo llegasteis a participar en este proyecto europeo?
Respuesta.- Ambos estamos agregados a una lista de correo de la Fundación FIMABIS (Fundación Pública Andaluza para la Investigación de Málaga en Biomedicina y Salud) desde donde se informa a todos los investigadores de las propuestas para formación e investigación. Solicitamos nuestra participación y fuimos elegidos por el Ministerio de Sanidad para ser representantes españoles junto a la Dra. Pilar Fuster, enfermera de la Universitat Internacional de Catalunya, y D. Antonio Zamudio, enfermero coordinador de cuidados de la Unidad de Oncología Médica de Málaga.

P.- ¿Qué quiere decir exactamente “cuidado omitido” y “racionamiento de los cuidados”?
R.- Son los cuidados que no se hacen, en ocasiones porque se han institucionalizado y ya se ha establecido esa cultura de omisión de ese cuidado en concreto o porque nos falta tiempo dentro de nuestra labor asistencial. Por ejemplo, cuando le decimos a una madre recién parida ponte el niño al pecho, pero no la asesoramos o la ayudamos en esa primera toma. Delegamos esa responsabilidad. En otras ocasiones esto se produce por cuestiones económicas, debido a los recortes de plantilla (el racionamiento o “rationing”), o por temas culturales, pues estamos más tiempo trabajando con el ordenador y abandonamos otras tareas.

P.- ¿Cómo está organizado este proyecto de COST?
R.- De un lado, tenemos a un grupo de países organizadores, que de alguna manera diseñan las actividades, porque tienen más capacidad y recursos para responder al problema. De otro lado, un grupo de estados que, de alguna manera, se benefician de las acciones, pues les ayudan a desarrollarse en esa área. En España, aunque el concepto de racionamiento sea desconocido, podemos aportar conocimiento y tenemos los recursos y las posibilidades en el ámbito de desarrollo investigador para plantear mejoras.

P.- ¿Cuál es el cronograma de este proyecto?
R.- El trabajo de la red COST comenzó en septiembre de 2016 y se va a prolongar hasta 2020, con el fin de ofrecer respuestas y evidencias científicas al tema planteado, el racionamiento de los cuidados.

P.- ¿Creéis que es este trabajo un ejemplo de la eficacia del networking o trabajo en red?
R.- Sin duda, porque a pesar de que el problema que estamos definiendo es grande, a través de algo poco oneroso como son las redes de investigadores, se intenta llegar al máximo número posible de países, a través de diferentes metodologías y acciones, como el diseño de investigaciones, actividades de entrenamiento y aprendizaje, intercambio de buenas prácticas... Todo es acumulativo, porque a medida que avanzamos se van generando resultados, se van difundiendo en ámbitos locales, nacionales o institucionales y va aumentando el impacto del trabajo realizado, creando sinergias que se mantendrán en el futuro. Todas las acciones planteadas por COST sobre racionamiento de los cuidados tienen como objetivo final la difusión del problema (y encontrar solución- en última instancia). La idea es generar un espacio de discusión y dar a conocer el tema del racionamiento de los cuidados en los entornos nacionales de los diferentes paí­ses. Para lograrlo utilizan como herramienta la publicación de artículos científicos en publicaciones de alto impacto, “creando evidencia científica sobre el problema abordado”.

P.- ¿Cómo es el sistema de trabajo que se sigue?
R.- Como base existe un trabajo participativo de todos los investigadores a través de reuniones presenciales y virtuales para planificar y desarrollar actividades. Como complemento se desarrollan talleres de trabajo (workshops), estancias científicas de corta duración, conferencias internacionales y training schools de varias semanas en distintas universidades. Todos estos proyectos están abiertos al público enfermero en general, se publicitan en su sitio web RANCARE en https://www.rancare-action.eu/. Dentro de este proyecto hay cuatro grupos de trabajo que abordan el racionamiento de los cuidados: conceptualización, ética, la evidencia científica y la presencia en los estudios de pregrado relacionado con la seguridad del paciente.

P.- ¿Cada uno de vosotros tiene asignada un área específica?
R.- Junto con otras compañeras, yo (Ángela) estoy trabajando en la conceptualización del problema, estudiando las diferentes conceptualizaciones de la omisión de los cuidados en distintas culturas (la transculturalidad del concepto) y al mismo tiempo investigamos la omisión de los cuidados en procesos fisiológicos en el embarazo, el parto, el puerperio y la lactancia. Estamos en el proceso de la revisión bibliográfica, estudiando qué cuidados se omiten, entre otras cosas, cuando se reducen las plantillas de matronas.

Por su parte, Cristóbal Rengel relata que trabaja en el grupo relacionado con el racionamiento de los cuidados en el pregrado, investigando si en las universidades se está estudiando el problema, cómo influye en la seguridad clínica y cómo afrontarlo. Para ello se ha pasado un cuestionario a los centros académicos para la recogida de datos sobre cómo afrontan la seguridad del paciente. Además, el grupo del que forma parte Cristobal está trabajando en la elaboración de una guía de práctica clínica que sirva a las enfermeras gestoras como ayuda para la toma de decisiones en el abordaje del racionamiento de los cuidados.

P.- ¿Os gustaría comentar algo más?
R.- Este párrafo le prefieren recortar:
Animar al colectivo de matronas a que participen en este tipo de proyectos, visitado su sitio web e informándose de las distintas actividades que se proponen. Son muy enriquecedores y hacen que nuestra profesión se visualice en distintos foros nacionales e internacionales.

Adhesión de la Asociación Española de Matronas a la Campaña del Consejo de Europa para la Prevención de la Violencia Sexual contra la Infancia “Uno de Cada Cinco”

La campaña para frenar la violencia sexual contra los niños, niñas y adolescentes fue iniciada por el Consejo de Europa el 29 de noviembre de 2010 en Roma (Italia), siendo sus principales objetivos:

  • Promover la firma, ratificación y aplicación del Convenio del Consejo de Europa para la Protección de los Niños contra la Explotación y el Abuso Sexual.
  • Proporcionar a los niños, sus familias y cuidadores y las sociedades conocimientos y herramientas para prevenir la violencia sexual contra los niños, niñas y adolescentes y, de este modo, crear conciencia acerca de todo lo que constituye violencia sexual contra las personas menores de edad.

A través de esta campaña, el Consejo de Europa pretende atribuir competencias a los gobiernos, los parlamentarios, las redes profesionales, la sociedad civil, los padres y las madres, las familias y a los niños, con el fin de que pueda tomar las medidas necesarias para frenar la violencia sexual contra la infancia.

En España, la campaña está siendo coordinada por la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI), con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Además de orientar a los padres, cuidadores y niños, niñas y adolescentes, queremos hacer partícipes de la misma a las Administraciones estatales, autonómicas y locales y, en consonancia con la línea de trabajo propuesta por el Consejo de Europa, desde la federación promueven la creación de equipos multidisciplinares e intersectoriales en los que se integren todos los agentes pertinentes: Ministerios de Asuntos Sociales, Justicia, Sanidad, Educación, y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones; parlamentarios, autoridades locales y regionales, mediadores para los niños, organizaciones de la sociedad civil, asociaciones de padres y madres y redes de docentes, académicos y profesionales de los sectores de la enseñanza, del bienestar, de la salud, de la justicia y la ciudadanía en general.

Por lo tanto, uno de los objetivos de la campaña es conseguir que todos los sectores, ámbitos y agentes directa e indirectamente relacionados con la atención a niños, niñas y adolescentes se involucren en la prevención del abuso sexual contra personas menores de edad, creando una red de prevención.

La Asociación Española de Matronas se suma a esta iniciativa, como a tantas otras de carácter social porque entiende que su labor como profesionales de la salud no se queda en los meros conocimientos y aplicaciones médicas, sino que deben estar ayudando de muchas otras maneras a la sociedad a la que presta sus cuidados de una forma integral. El maltrato infantil, la violencia sexual en la infancia, son problemas reales que cuya erradicación depende del compromiso y acción de todos y que cada niño tenga la infancia que merece.

Pretendemos con esta adhesión hacernos eco y portavoces de esta iniciativa a la vez que sensibilizar y proveer a las matronas de actualizaciones y todas las medidas destinadas a mejorar la atención e intervención en los casos de maltrato infantil, incluyendo a los hijos de mujeres víctimas de violencia de género.