3
Revista Matronas

Revista Matronas

ABRIL 2020 N° 1 Volumen 8

Decálogo de la Buena Matrona

Sección: Echando la vista atrás

Autores

Redacción Matronas Hoy

Hoy nos remontamos a más de tres lustros, exactamente 32 años, cuando la Asociación Española de Matronas llevaba los primeros 10 años de andadura, excepcionalmente fatigosos por la necesidad de tener que hacerse un nombre ante la Administraciones en representación de la profesión, cuando les tocó vivir algunos de las más duros varapalos que la han vapuleado, como la pérdida del colegio profesional, asumiendo la inacción de la justicia que no ejecutó la sentencia que lo devolvía a las matronas y el cierre de las escuelas de matronas. A pesar de que el duelo "iba por dentro" nunca fue óbice para el desaliento de aquellas matronas que iniciaron con generosidad, valentía y mucho acierto la misión de defender a las matronas españolas donde quiera que hiciera falta y trabajar para engrandecer esta profesión. Con espíritu decidido, mucho tesón e incuantificable generosidad, entre las muchas e importantes actividades que llevaban a cabo, tuvieron la idea de crear un decálogo para matronas. Sí, "DECÁLOGO", palabra que etimológicamente deriva del griego "dekálogos" y es suma de dos partes: "deka", sinónimo de diez y "logos", palabra.

Todas aquellas matronas fundadoras ya tenían un recorrido profesional en tiempo y experiencia, y no habían perdido pasión por la profesión porque eran matronas vocacionales y acaso, por estar sufriendo las injusticias presentes y las que auguraban venideras, se les incrementó su sentimiento de identidad profesional, se agrandó su sentimiento de pertenencia y como una locomotora todo ello les impulsaba a una actividad imparable.
Creyeron, entre un sinfín de actividades que venían desarrollando, que era oportuno establecer un marco de fundamentos éticos para la práctica de la profesión de matronas; años más tarde también la Asociación Española de Matronas (AEM) redactaría el Código de las Matronas Españolas con la amplitud y profundidad que requiere un documento principal de una profesión. Decididamente este proyecto sería un compendio de normas o pautas de actuación, cuyo respeto resultara esencial para llevar a cabo dignamente nuestra actividad y reflejara inequívocamente nuestra identidad. Y manos a la obra se pusieron a concretar los 10 puntos, "deca", con las palabras " logos" que lograran concluir y rematar el proyecto.
Como relato, son 32 años los que han pasado por estos pensamientos que con pleno acierto redactó finalmente Mª Ángeles Rodríguez Rozalén, cofundadora, presidenta durante más de 30 años y "alma mater" de esta asociación. Lo sorprendente es que siguen de plena actualidad, algo que hoy en día resulta increíble porque todo parece sujeto a la obsolescencia vertiginosa, cuando no programada. En este caso, este texto no solo ha aguantado el paso del tiempo, sino que pareciera recién salido de un intelecto certero e instruido del momento, ya que al contrario que los vaivenes de las modas a las que tan acostumbrados estamos, estas reflexiones son verdaderos axiomas y perduran inamovibles con toda la frescura y acierto. En todos estos años solo han sufrido un cambio, y nada más que de grafismo para darle un toque más atractivo y evitar que el aspecto clásico de la presentación primera sirviera para descartarlo sin haberlo leído por parte de quienes circunscriben el mundo al momento de iniciarse su existencia poco más o menos. Con otros colores, otra presentación, el fondo es lo que cuenta y desde esta tribuna quisiéramos hacérselo llegar a muchos profesionales que, por cosas del destino, lo desconocen.