3
Revista Matronas

Revista Matronas

ABRIL 2022 N° 1 Volumen 10

Las matronas españolas y su vinculación con los 100 años de historia en la Confederación Internacional de Matronas (ICM). Parte I

Sección: Echando la vista atrás

Autores

1 Rosa Mª Plata Quintanilla, 2 Mª Ángeles Rodríguez Rozalén

1 Presidenta de la Asociación Española de Matronas. Delegada ICM Europa Sur desde 2003.
2 Presidenta Emérita de la Asociación Española de Matronas. Delegada ICM Europa Sur (1981-2017).

No parece estar claro el arranque de la Confederación Internacional de Matronas y es loable el intento por parte de la Dra. Thompson y colaboradores de averiguarlo, a través de las aportaciones de los países miembros, a fin de elaborar la historia de la Confederación Internacional de Matronas (ICM, en sus siglas en inglés) de la que la Asociación Española de Matronas ha participado activamente en los 40 años anteriores.

El devenir de las matronas españolas ha sido complejo y convulso. Existen referencias históricas de regulaciones desde el siglo XII para lo que entonces era un oficio, el de parteras, oficio transmitido por la experiencia entre mujeres, hasta convertirse en profesión, con el inicio de la instrucción académica en el siglo XVIII. Desde ahí se han sucedido muchas otras normativas que han afectado a la formación, organización y desempeño de sus tareas, una parte importante y más reciente de estas, a raíz del ingreso de España en la Unión Europea.

Actualmente, son tres las formaciones españolas que son miembros de la ICM: la primera de ellas la Asociación Española de Matronas (1981), que recogió el testigo de la primera formación de Matronas Españolas, el Consejo General de Auxiliares Sanitarios, sección Matronas, miembro activo de la ICM desde 1954, representando a todas las matronas españolas hasta su extinción (1977) por imposición gubernamental.

Ha habido un antes y un después para las matronas españolas desde el momento en que las tres secciones de auxiliares sanitarios, practicantes, matronas y enfermeras, con colegios propios cada una de ellas, perdieran esta condición y por un decreto gubernativo que obligaba a la unificación de estas tres profesiones en un único colegio. Estas profesiones, dos de ellas iguales, practicantes (hombres haciendo tareas de enfermería) y enfermeras (mujeres realizando las mismas tareas), como razonaba el aludido decreto, no justificaba su separación por razones de género exclusivamente. El caso de las matronas era distinto y requería otro tratamiento que finalmente no tuvo, a pesar de que la justicia diera la razón a las matronas, definitivamente la pérdida del colegio propio ha llegado a nuestros días.

Las actas del extinguido Consejo de Matronas estaban en manos de la Junta Provisional de Matronas, motivo por el cual se han conservado y están depositadas en la Asociación Española de Matronas, que fue el organismo que se fundó con miembros de esa Junta Provisional para continuar el proceso judicial que retornara el colegio propio a las matronas y, posteriormente, ha continuado trabajando como asociación científica, en defensa de la salud de las mujeres y de los intereses de las matronas.

De estas actas, y algunos otros documentos que con celo ha custodiado la Asociación Española de Matronas, además de los generados por la propia asociación y de la memoria viva de las fundadoras de la AEM y delegadas de la ICM, como Mª Ángeles Rodríguez Rozalén, Presidenta Emérita de la AEM, extraemos notas para la historia de la vinculación de las matronas españolas con la ICM.

El primer contacto de las matronas españolas con las europeas

Desde finales del XIX, España, aquel que fuera "el gran imperio en el que no se ponía el sol", estaba sufriendo una enorme crisis nacional. El siglo XIX fue uno de los siglos más complejos de la Historia de España, en el que sucedieron negativos sucesos, desde la invasión napoleónica, pasando por varios pronunciamientos militares, un (breve) cambio de dinastía, el asesinato de un primer ministro y una corta y traumática experiencia republicana. Todo esto culminó con la pérdida de las últimas posesiones de ultramar a punto de finalizar el siglo (1898), Cuba, Puerto Rico y Filipinas, lo que condujo al país a la pérdida de influencia mundial, por una parte, y a un estado de inestabilidad política, social y económica que se mantuvo en el inicio del siglo XX, por la cual se declaró neutral en la I Guerra Mundial.

Sufriría más tarde su propia Guerra Civil (1936-1939) y sin recuperarse de esta, y a pesar de no participar activamente en la 2ª Guerra Mundial, todo se sumó para mantener el aislamiento de España en casi todos sus sectores, de lo que obviamente no estuvo excluida la organización de Matronas, que oficialmente se instauró en febrero de 1952 como Consejo General de los Colegios de Matronas de España, aunque las matronas obtuvieron el derecho de Colegiación obligatoria a partir de 1930.

Por tanto, la extrañeza de las matronas internacionales de que las matronas españolas no hubieran asistido a congresos y reuniones anteriores de la Unión Internacional se explica por esta serie de circunstancias acaecidas en España en el siglo XIX y mitad del XX. Esta ausencia de las matronas españolas se resolvió a raíz de que la secretaria de la Confederación Internacional se dirigiera a la embajada española en Londres para comunicar que, bajo el patrocinio de la Reina de Inglaterra, iba a celebrarse en Reino Unido un Congreso Internacional de Matronas, expresando el deseo de que España estuviera presente en el citado evento. El embajador español en Londres, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y por mediación del Director General de Relaciones Culturales, comunica la invitación al Consejo Nacional de Sanidad, que el 9 de diciembre del mismo año (1953), reunido en Junta, recibe la invitación para dos matronas españolas, a las que por espacio de una semana se les daría hospitalidad. Previas las consultas de rigor, fueron designadas para esta representación Dña. María García Martín y Dña. Julieta Samaniego Berlanga, Presidenta y Secretaria respectivamente de la Sección Matronas del Consejo Nacional de Colegios de Auxiliares Sanitarios Españoles, que con carácter oficial y acompañadas por otras 12 matronas que voluntariamente, y a sus expensas, asistieron al acontecimiento, emprendiendo la marcha el 2 de septiembre de 1954, ya que las tareas del congreso daban comienzo el día 4 para terminar el 11 del mismo mes.

Así en la mañana del día 6 de septiembre, en el Tuke Hall del Bedford College, se inaugura el congreso con la presencia de representantes de 45 países cuya primera sesión fue presidida por N. B. Deane, Miembro de la Orden del Imperio Británico y su Secretaria, Miss Marjorie Bayes. El Comité Consultivo estaba presido por el Profesor W.C.W. Nixon, Doctor en Medicina, Miembro de los Reales Colegios de Cirujanos y Tocoginecólogos. El Comité Organizador presidido por Miss A. Wood, licenciada en Letras, y el Comité Publicitario, cuyas oficinas se instalaban en The Royal College of Midwives, 57, Lower Velgrave Street, lo estuvo bajo la presidencia de Miss R. Groves.

Recuerdo histórico de las reuniones de matronas del mundo en la apertura del Congreso Internacional, Londres 1954

En España se redactó una Memoria de dicho congreso con el fin de enviársela a diferentes personalidades relacionadas con las matronas para poner en conocimiento la representación internacional del país, así como a todas las colegiadas españolas a través de la revista Matronas. También se incluyó un artículo extenso en la serie de publicaciones "Al Servicio de España y el niño español", editada por los servicios centrales de higiene infantil del Ministerio de la Gobernación (Dirección General de Sanidad) del que transcribimos la siguiente información:

La Presidenta, Miss Deane, en su alocución de apertura del Congreso hizo un breve recorrido por la historia de la celebración de las Reuniones Internacionales de matronas, que afirmó databan de 1800, en que Escandinavia y Alemania, unidas en vigorosa solidaridad profesional, hicieron brotar el ímpetu de la cooperación internacional.

Explicaba también que la Organización de Matronas de Suecia era ya una organización nacional cuando se reunieron en Estocolmo en 1886, impulsadas por el ejemplo de sus colegas alemanas que ya publicaban su propio periódico profesional, hecho significativo de la importancia que las matronas tenían ya en su época. También en Suecia las matronas publicaron su propio boletín que era distribuido en Escandinavia, e igualmente apareció en Chicago, en donde existía una escuela Sueca de Matronas.

En 1890 se celebró otro Congreso de Matronas alemanas y austriacas en Berlín. Más tarde en 1895, en Leipzig, y por último en 1900, también en Berlín, se efectuó el primer congreso de carácter internacional, al que asistieron un millar de delegadas en representación de Austria, Hungría, Dinamarca, Países Bajos, Rumanía, Suecia y Suiza, en el que se trató de la duración de los estudios y se debatió largamente sobre el problema de la asepsia.

Más tarde se celebraron congresos en Finlandia, Dinamarca y Noruega, hasta 1909 que tuvo lugar en Bolonia (Italia) otro de carácter internacional, en el que se continuó discutiendo sobre la formación y posición de la matrona.

En 1911, la organización de matronas alemanas invita a sus colegas de países europeos a un nuevo congreso, que tuvo lugar en Dresde, en el que se fijó un periodo de estudios de dos años, y en el que se produjo un comentario de un médico presente en el congreso que dijo que “la matrona no debía tener derecho a realizar los tactos vaginales”, lo que suscitó una gran protesta, de ahí el recuerdo.

El siguiente congreso que iba a tener lugar en Viena en 1914, hubo de suspenderse a causa de la primera Guerra Mundial.

Pasaron los años durante los cuales se estuvo examinando la forma que convenía conferir a una organización internacional. Y tras ese afán, todas las organizaciones de matronas fueron invitadas a Viena en 1928, en cuya reunión se decidió instituir el Secretariado de la Unión Internacional de Matronas, que fijó su residencia en Bélgica, bajo la dirección del profesor Daels, que preparó el siguiente Congreso celebrado en Grand (Bélgica). En este encuentro se observó que la solidaridad europea era un hecho, como se demostró en el congreso siguiente celebrado en Londres en 1934, al que no solo asistieron gran número de matronas de naciones europeas, sino que además estuvo representada por primera vez la India, país no europeo, lo que ya significaba un engrandecimiento. Este congreso tuvo lugar en Lancaster House, en presencia de la Duquesa de York, luego Reina Madre de Gran Bretaña. En él, aparte de las discusiones sobre la formación de las matronas se dedicó gran atención al problema de la anestesia por gases.

Dos años más tarde volvió a celebrarse en Berlín el siguiente congreso, en el que se manifestó la inquietud de las delegadas por la inminencia de una nueva guerra, y como consecuencia de esta inquietud, el descenso en la natalidad en la mayor parte de los países europeos. Ante tal situación se votó una resolución invitando a todos los países delegados a librarse del peligro de las armas.

El último congreso celebrado antes de la segunda Guerra Mundial tuvo lugar en París en 1938, en el que se examinó la posición social de la matrona y el lugar que debía ocupar en la comunidad.

La guerra llegó suspendiendo las actividades internacionales de las matronas, que por espacio de diez años permanecieron en silencio hasta 1949, en que tuvo lugar en Londres la primera reunión después de la Guerra, y cuya Presidenta dio cuenta de que toda la documentación relativa a la organización internacional había desaparecido durante la contienda, sin haber sido recuperada. Tras discutir si la reconstrucción debía hacerse desde el fondo a la cumbre o edificar sobre los cimientos o bases ya establecidos, fue esta opinión la adoptada, naciendo así la Unión Internacional de Matronas de la Federación Internacional de las Organizaciones de Matronas antes existente.

Se acordó celebrar un congreso cada tres años. El siguiente tuvo lugar en Roma, dedicándose sobre todo a preparar el próximo congreso internacional que se celebró en París, en el que se acordó que debiera realizarse una nueva reunión internacional en 1954 a la que pudieran asistir todas las naciones del mundo. Y en efecto, esta vez, con más razón que nunca, puede ostentar este congreso el título de internacional.

Sesiones del Congreso, Londres 1954

Yain Macleod, Consejero privado de la Corona, Diputado y Ministro de Salud Pública, introdujo la primera mesa: Labor de las matronas en el Mundo.

"La Matrona y la salud mundial" fue la conferencia del Doctor Nicholson John Eartman (Prof. Obstetricia de la Escuela de Medicina en la Universidad Johns Hopkins, EE.UU., y Presidente de la Comisión de Especialidades de los Cuidados de Maternidad de la OMS), en la que defendió el papel de la matrona en el cuidado materno-infantil.

El desarrollo del congreso continuó con el tema "Responsabilidades profesionales de la matrona", que fue analizado por las representantes de Australia, Finlandia, Países Bajos y Sudán a través de sus respectiva ponencias a esta mesa.

Tras esta, la disertación, bajo el tema "Aliviar los dolores del parto", fue presentada por el doctor R.J. Minnit (Miembro del Real Colegio de Tocoginecólogos, diplomado en anestesia en Liverpool) y la Srta. Margaret Brookshank, de Irlanda del Norte.

La última jornada del congreso se dedicó a la lectura de las ponencias, bajo el tema "Formación de la Matrona", presentadas por las Delegadas de Dinamarca y Escocia y la de la Directora de la Escuela de Matronas Jefe de Inglaterra.

Constitución de la Confederación Internacional de Matronas

En esta misma reunión de Delegadas, la presidenta del Congreso propuso se constituyeran los Estatutos y se diera el nombre de Confederación Internacional de Matronas a la, hasta entonces, denominada Federación de Asociaciones Nacionales de Matronas, aceptándose tal proposición y acordándose que la confederación estuviera constituida por los Grupos Nacionales de Matronas. En este momento, la presidenta española, Dña. María García, propuso la adopción del idioma español como lengua oficial para la celebración de los futuros congresos internacionales que, apoyada por Chile y Uruguay, tras votación, fue aprobada. Como consecuencia de esto se procedió a la elección de Secretaria para las naciones de habla española, de la que resultó elegida Dña. Julieta Samaniego Berlanga, secretaria del Consejo de Matronas Españolas. Así pues, el idioma español, junto con el francés y el inglés quedaron designados como idiomas oficiales de la futura confederación.

A continuación se procedió a la votación correspondiente para la designación de los doce miembros que habrían de constituir el Comité Ejecutivo de la Confederación Internacional y 45 países procedieron a la votación, de la que España salió elegida como una de estos doce miembros, recayendo sobre Dña. María García Martín la representación en calidad de Presidenta del Consejo de Matronas de España.

Las matronas españolas ingresan en la Confederacion Internacional de Matronas

La primera referencia que se encuentra en los Libros de Actas del Consejo de Matronas se remonta al 12 de octubre de 1954, año en el que las matronas españolas fueron invitadas al Congreso Internacional de Londres, del que a su vuelta apuntaban la buena acogida que se las dispensó, así como la adopción por votación del idioma español como ya extensamente habían reflejado en el informe anterior.

Meses después, el 24 de febrero de 1955, existe una anotación en el libro de actas del Consejo (Sección Matronas) referida a la oficialización de la membresía a la ICM, al solicitar desde el Consejo de Matronas al Instituto de Moneda Extranjera, las libras esterlinas estipuladas para adquirir la condición de miembro, apuntando a la vez la asistencia al mes siguiente (marzo) a la reunión de Oficiales generales en Londres, dado que España fue elegida por votación en el Congreso Internacional de Matronas de Londres (septiembre 1954), Secretaria de los países de habla hispana.

14 abril 1955

La Secretaria del consejo, Srta. Samaniego, da cuenta del viaje efectuado a Londres por la Sra. Presidenta, Dña. María García y ella, con motivo de la reunión de Oficiales Generales que tuvo lugar en dicha capital, manifestando que se trataron asuntos importantes como los referentes al intercambio de matronas de diferentes países y a la organización de la Confederación Internacional de Matronas. Se acordó en la misma que la siguiente reunión de Oficiales Generales y Comité Ejecutivo tendría lugar en el mes de octubre (1955) en Londres.

28 noviembre 1955

Se da cuenta del viaje que la Presidenta (Dña. Mª García) y Secretaria (Dña. Julieta Samaniego) han hecho a Londres como miembros del Comité ejecutivo y Secretaria de Actas respectivamente, con motivo de la reunión que ha tenido lugar en dicho país los días 7 y 8 de octubre (1955), en la que se analizó la marcha de la confederacion, los nuevos países adheridos y la organización del siguiente Congreso Internacional a celebrar en Estocolmo del 23 al 29 de junio de 1957.

6 de febrero 1956

Se recibe una carta de la Presidenta ICM Miss Deane en la que manifiesta su interés por visitar los países socios, entre ellos España, que acepta la petición. Así mismo, se menciona el importe del abono de las cuotas a la confederación que se habían estipulado en dos peniques por matrona.

6 de marzo de 1956

La Secretaria notifica a la Junta directiva del Consejo la necesidad de que acuda en breve a una reunión de la ICM en Londres, que, como consta en el acta de 18 de mayo de 1956, se celebró el día 27 de abril de ese mismo año y en la que se acordó confeccionar el Programa de Ponencias de los países ponentes al Congreso Internacional que se celebraría en Estocolmo los días 23 al 29 de junio, asignándosele a España la ponencia "Importancia de la Lactancia Materna". Así mismo, deja constancia de los gastos originados al Consejo por el desplazamiento de la Secretaria a Londres, que ascendieron a 1.000 pesetas.

5 julio 1956

El Consejo de Matronas de España recibe una comunicación de la Confederación recordándole el título de la Ponencia a presentar en el Congreso de Estocolmo (Importancia de la Lactancia Materna), así como su finalización y envío a Londres con fecha máxima en enero de 1957.

10 septiembre 1956

En este acta queda constancia de la carta remitida por Miss Deane exponiendo el deseo de venir a España el 2 de noviembre (1956) y cómo la Junta de Gobierno del Consejo de Matronas de España acuerda hacer las gestiones oportunas con objeto de ir preparando un recibimiento adecuado a la Presidenta de la ICM, así como los actos que se hubieran de celebrar con tal motivo, invitaciones a personalidades, etc.

18 noviembre 1956

En este acta queda reflejado el viaje de una semana de duración a Madrid, capital de España, de Miss Deane en el que fue agasajada por el Consejo de matronas españolas y en el que se le realizaron diferentes visitas a distintas instituciones sanitarias como la Escuela de Matronas de Santa Cristina, la Maternidad Municipal de Cruz Roja, así como variadas visitas culturales por la capital y una comida homenaje de despedida a la que asistieron personalidades médicas del Seguro de Enfermedad y la sanidad nacional, acompañadas de un numeroso grupo de matronas que se adhirieron al homeaje en el que Miss Deane pronunció un discurso en el que resaltó la labor e interés de las matronas y la trascendencia, para el bien común, de la importancia de la unión de las matronas en el mundo.

Así mismo, en este acta queda constancia de la recepción desde Londres de un programa y cuestionario con motivo de la celebración del futuro Congreso Internacional de Estocolmo, lo que desde el Consejo de Matronas de España fue difundido a todos los colegios provinciales para conocimiento de todas las matronas españolas instándolas a que asistieran el mayor número de ellas a este evento internacional.

16 septiembre 1957

En la última sesión celebrada por el Comité Ejecutivo y representantes de los diversos países en el marco del Congreso de Estocolmo, fue reelegida España como país representativo de la Confederación Internacional de Matronas, siendo elegida por segunda vez la Secretaria del Consejo de Matronas españolas, Srta. Samaniego, como Secretaria de Actas de los países de habla española. En esta misma reunión se tomó el acuerdo de elevar las cuotas anuales que se satisfacían a la ICM a cuatro peniques.

21 septiembre 1959

Se menciona la reunión de los miembros de la Confederación celebrada en los primeros diez días del mes de abril en Ámsterdam.

29 octubre 1959

Con vistas a la preparación del Congreso Internacional de Roma, España es requerida para presentar en dicho congreso la ponencia titulada "La influencia de las matronas en la prensa, la radio y la TV".

1 agosto 1960

Se reciben cartas de la Confederación Internacional de Matronas dando cuenta de cómo va la organización del congreso y pidiendo a España que haga las gestiones oportunas para ver si puede realizarse en esta nación el siguiente Congreso Internacional.

19 de octubre 1960

En el acta correspondiente a la fecha, queda consignado el día de 16 de octubre que el XII Congreso Internacional de Roma de 1960 se cerró con la elección por votación de España como sede del XIII Congreso Internacional de Matronas de la Confederación, siendo designada Presidenta de la Confederación Internacional, la Presidenta española Dña. María García Martín, como Secretaria de actas fue reelegida la Secretaria nacional Srta. Julieta Samaniego y España, quedó integrada en el comité ejecutivo de la ICM.

Así mismo, en fecha 19 de noviembre de 1960 se menciona la visita de las matronas chilenas y brasileñas que acudieron al Congreso de Roma a Madrid, siendo recibidas por las matronas españolas y agasajadas con diversas visitas a instituciones sanitarias que les sorprendieron por la magnífica organización de estos centros, y otras recepciones sociales, entre ellas, la del Centro de Cultura Hispánica.

7 junio 1961

La visita anunciada por Miss Bayes en mayo finalmente se produjo en junio de 1961 para tratar asuntos relacionados con el Congreso Internacional de Matronas a celebrar en Madrid en 1963: asuntos, fechas, lugar, traducción simultánea, alojamiento, salas de conferencias, visitas sociales y profesionales, todo sobre lo que el Consejo español ya había preparado, así como visitas a centros para un programa preliminar que fue aprobado como extraordinario por Miss Bayes.

 27 junio 1961

Hay constancia de la reunión celebrada en Londres del Comité Ejecutivo, con asistencia de los miembros españoles, en la que se trataron todos los asuntos relacionados con la celebración del siguiente Congreso Internacional a celebrar en Madrid, siendo aprobados todos los trámites y proyectos presentados por España.

30 abril 1962

Se mencionan los trámites realizados por las matronas españolas para conseguir la reducción de tarifas de avión para las matronas extranjeras asistentes al futuro congreso, hecho que sería comunicado (mediante traducción) en el Meeting de Ginebra, a celebrar en mayo de ese año. Se propone a la vez a la Presidenta del Colegio de Sevilla para dictar la conferencia asignada por la ICM a España en su Congreso Internacional, que llevaría por título: "La matrona como educadora en la familia".

5 junio 1962

En una nueva reunión de Oficiales Generales, esta vez llevada a cabo en Ginebra, se presentaron los diferentes trabajos realizados sobre la marcha del congreso estableciéndose las fechas del mismo (29 de junio -7 de julio 1963).

1 octubre 1962

La presidenta Srta. García Martín da cuenta de haber asistido, en el mes de junio, a la reunión de Educación Sanitaria celebrado en Filadelfia como representante de las matronas de la Confederación Internacional de Matronas, presentando un trabajo titulado "Formación profesional de las Matronas".

28 noviembre 1962

Queda constancia en este acta de la visita de Miss Bayes para concretar acuerdos sobre la celebración del XII Congreso Internacional de Matronas y de la reunión que a tal fin se celebró y de la que hacemos transcripción:

Presentes:

  • Dña. María García. Presidenta.
  • Miss Marjorie Bayes. Sec. Ejecutiva.
  • Srta. Julieta Samaniego. Secretaria.
  • Miss Margaret Wakelam. Secretaria particular de Miss Bayes.
  • Sr. Trilles. Intérprete.

I

  • La secretaria ejecutiva (Miss Bayes) presenta su informe de actividades:
    • Listado de los paises invitados a asistir al congreso.
    • Respuestas recibidas.
    • Listado provisional de los paises presentados al listado provisional de los paises presentados.
    • Portugal.
  • Contactos realizados con la OMS (Dr. Mortar y Miss Lipton (enfermera-matrona)). Invitación al Dr. Candau.
  • Se aclara que los gastos derivados de la asistencia al congreso serán a cargo de los asistentes, sin más excepción que la de los miembros honorarios que se especifican.
  • Se espera que asista Miss Mary Crawford (cuya madre habia fallecido recientemente).
  • La Secretaria ejecutiva anticipa que asistiran unas 50 matronas de Suecia, 300 de Inglaterra. Nuevos países solicitan afiliación: Kenya, Liberia, Argentina y Jamaica.
  • Por primera vez enviarán delegados los países de Canadá y Australia.
  • Centro y Sur América: afirmativo, Brasil, Argentina y Chile.
  •  

    II

    Por otra parte, se acuerda que la Secretaria Ejecutiva envíe otra carta a los paises que aún no han contestado advirtiéndoles de que las cuotas de inscripción serán aumentadas a £8, después del 28 de febrero de 1963.

    La Secretaria ejecutiva da lectura a una carta de la Federación belga en la que expone que debido a la incertidumbre de que sus afiliadas puedan tener vacaciones en el mes de junio, no podrían formalizar sus inscripciones hasta después del mes de febrero, por lo que se oponen al pago aumentado de las inscripciones. Teniendo en cuenta su argumentación se acuerda otorgarles el privilegio, sin que sirva de precedente, para casos análogos.

    Igualmente accediendo a su reclamación la Secretaria ejecutiva les enviaría el estado de cuentas relativo al Congreso de Roma, aunque se acuerda desestimar por improcedente, su deseo de que les sea enviada una copia del presupuesto provisional del Congreso de Madrid, del que posteriormente se les explicará los gastos que llevan anexos la preparación de un congreso.

    La presidenta, Dña. María García, da cuenta de que la esposa del Jefe del Estado, Dña. Carmen Polo de Franco, ha aceptado la Presidencia de Honor del Congreso así como la lista de Miembros e Invitados de Honor, de todas las gestiones realizadas (sede, interpretacion colaboraciones, etc.). Así mismo, se estipula que toda la cartelería, los programas y los libros de ponencias, etc. serán impresos en España. De la misma manera se acuerda que todas las mesas estén presididas por un médico español que actuará, junto con las Secretarias y Presidentas de las distintas mesas, como Presidente Honorario de las mismas.

    Estimaron un presupuesto provisional basado en 1.000 matronas con cuotas de 6£, que al cambio oficial de la peseta asciendía a 1.060 pts, cuyos fondos recaudados directamente en España en concepto de inscripciones locales serían retenidos por la Secretaría del Congreso para sufragar los gastos del mismo. Con idéntico fin la Secretaria Ejecutiva transferiría periódicamente a la Secretaría del Congreso los fondos recaudados en Londres por este concepto.

    Finalmente la Secretaria Ejecutiva somete a la aprobación de la Presidenta el orden del día para las reuniones del Comité ejecutivo y del Consejo, obteniendo el visto bueno.

    El Consejo Nacional de Matronas de España necesitó solicitar a los colegios provinciales aportaciones dinerarias extras para ayuda de este congreso, cosa que en muchos casos no se pudo conseguir, dado el escaso número de colegiadas de algunos pequeños colegios provinciales con pocos ingresos (Continuará…).

    Referencias:

    • Actas del Consejo Nacional de Auxiliares Sanitarios, Sección Matronas (1954-1977).
    • Actas de la Asociación Española de Matronas (1978-2022).
    • García Martín M, Samaniego Berlanga J. La participación española en el Congreso Internacional, de Londres. Publicaciones "Al servicio de España y del niño español". Ministerio de la Gobernación. Dirección General de Sanidad. Madrid, 1954.
    • Orengo Díaz del Castillo F. Matronas 1954. Tomo II. Nº 6. Noviembre-diciembre.
    • A birthday for Midwives. Papers of ICM.