3
Revista Matronas

Revista Matronas

ABRIL 2014 N° 1 Volumen 2

Influencia de la imagen corporal en el deseo sexual de las mujeres de la zona básica de salud de Jaca con perspectiva de género

Sección: Originales

Cómo citar este artículo

Zubiri Ramírez C. Influencia de la imagen corporal en el deseo sexual de las mujeres de la zona básica de salud de Jaca con perspectiva de género. Matronas hoy 2014; 2(1):25-9.

Autores

Cristina Zubiri Ramírez

Matrona Atención Primaria C.S. Jaca. Master en Sexología.

Contacto:

Email: mczubiri@salud.aragon.es

Resumen

Partiendo de la base de que todas las mujeres son sexuadas, tienen su sexualidad y esta ha de estar siempre presente y ser respetada, se observa preocupación entre las mujeres que acuden a la consulta básica de matrona por el cambio de la imagen corporal a diferentes edades y en diferentes etapas de su vida reproductiva (embarazo, parto, postparto, menopausia). Es por ello por lo que es preciso estudiar la influencia de la imagen corporal en el deseo sexual.

Palabras clave:

imagen corporal ; deseo sexual ; genero

Title:

Body image impact on women sexual desire in a basic healthcare area at Jaca from a gender-based perspective

Abstract:

Based on the assumption that all women have sex identity and sexuality, which must always be present and respected, concerns were observed in women attending a basic midwifery visit on body image changes at various ages and reproductive life stages (pregnancy, delivery, postpartum, menopause). Thus, body image impact on sexual desire should be investigated.

Keywords:

body image; sexual desire; Gender

Introducción

Para encuadrar el tema sobre el que se desarrolla este trabajo, es preciso hacer mención a las funciones de la matrona, que engloban: la función asistencial, gestora, docente e investigadora, funciones reguladas en 1991. La matrona ha sido definida como personal de apoyo en los equipos para el desarrollo del programa de atención a la mujer, dentro del cual se considera la sexualidad como parte integrante de la personalidad de cada ser humano.

De otro lado, la sexología es la ciencia del sexo, del sexo que “se es” y no del sexo “que se hace”, siendo la sexualidad la capacidad que todos tenemos para expresarnos sexualmente durante toda la vida, desde que nacemos hasta que morimos.

Es muy importante tener en cuenta que un recién nacido, una chica en la juventud, una mujer que acaba de dar a luz, una mujer que está en la menopausia, una anciana, etc., todas son sexuadas, todas tenemos sexualidad, y por tanto ha de tenerse presente y ha de ser respetada.

Si se pone atención a las ideas que ofrecen los medios de comunicación acerca de la sexualidad, nos encontramos con un mensaje muy complejo: la sexualidad es exclusivamente juvenil, la sexualidad es exclusivamente genital o coital, la sexualidad está exclusivamente reservada a cuerpos esculturales. Y esto lleva a una reflexión de la que surgen varias preguntas, con este criterio de la sexualidad de las mujeres, los cambios corporales están en las antípodas del modelo deseable, pero ¿quiere decir esto que la sexualidad no existe en estas mujeres? ¿Los medios de comunicación reflejan la realidad o también la crean? ¿Qué hacemos si a alguien no le corresponde o no le coincide su realidad con la realidad creada?

Este estudio ha sido elaborado basándose en el trabajo de investigación fin de máster (Máster en Sexología) que realizó la autora de este artículo, y surgió de la observancia de las mujeres en la consulta de atención primaria que reflejan en muchas ocasiones una preocupación por el cambio de la imagen corporal a diferentes edades, mujeres después del parto, del embarazo, en la época de la menopausia, etc. Eso originó el estudio de la influencia de la imagen corporal en el deseo sexual de estas mujeres que muchas veces nos preguntan, nos transmiten la inquietud de la distribución del deseo sexual y de ahí el título: “Influencia del la imagen corporal en el deseo sexual de las mujeres en la ZB de Jaca” y por la importancia que tiene, se añade “con perspectiva de género”.

“Género” es la categoría que subraya la construcción cultural de la diferencia sexual, esto es, el hecho de que las diferentes culturas, actividades y funciones de las mujeres y de los hombres son culturalmente construidas, más que biológicamente determinadas.

Por lo tanto, la pregunta fue: ¿el género también influye en nuestra imagen corporal al ser una construcción cultural? ¿También influye sobre el deseo sexual? y ¿de qué manera influye? La asignación de genero se produce cuando nace un niño o niña, la identidad de género se establece cuando estos, a los dos tres o cuatro años de edad, ven la pertenencia a un sexo u otro, pero el rol de género significa la tipificación del ideal masculino o femenino, quiere ser mujer o quiere ser hombre.

Objetivos

Los objetivos del estudio fueron:

1. Analizar la influencia en el deseo sexual según la percepción de la imagen corporal de las mujeres.

El deseo sexual es una característica fundamental del ser humano, al estudiar el deseo sexual nos encontramos con una variable de influencia multifactorial evolutiva e íntimamente relacionada con la mujer a lo largo de toda su vida, y dentro de los múltiples factores investigar la propia imagen corporal, la propiocepción y los condicionantes de genero que influye el deseo sexual. De la mujer cómo influye y a través de qué.

2. Analizar la influencia de la imagen de las mujeres a distintas edades.

3. Estudiar la influencia de los condicionantes ligados al género sobre la imagen corporal y el deseo sexual.

Las mujeres se han ocupado y se siguen ocupando de las tareas de reproducción, como son las que tiene que ver con: 

  • Cuidado de la salud.
  • Mantenimiento de la vida.
  • Así como el acondicionamiento de la higiene doméstica, la alimentación, la expresión y la canalización de la afectividad, la atención a los enfermos, a los ancianos, a los discapacitados, a sus hijos, así como el cuidado de la infancia, por lo tanto, también se investiga el impacto de las cargas familiares y horas dedicadas a ellos, sobre la imagen corporal y el deseo sexual. Cómo influyeron las cargas familiares y el tipo dedicado a ellos.

Y por último, el 4º objetivo:

Promover actuaciones encaminadas a mejorar los problemas detectados en las mujeres respecto a su deseo sexual derivadas de su imagen corporal y de condicionante de género.

Material y método

El estudio desarrollado es descriptivo, transversal y la población de estudio fue la de mujeres que acudían a la consulta programada de matrona de Área de la Zona Básica de Salud de Jaca, desde diciembre de 2011 hasta marzo de 2012.

Se realizó una encuesta presencial anónima de 15 minutos de duración. Previa información del objetivo y contando con la autorización de cada mujer. 

Se hicieron dos encuestas, una fue no validada de variables sociodemográficas y otras específicas sobre temas de sexualidad.

El punto fuerte del trabajo fue una encuesta anónima, presencial realizada por el mismo encuestador evitando el sesgo.

El punto débil detectado fue que una parte de las encuestadas tenían el mismo nivel educativo (universitario) compañeras sanitarias.

Procedimiento 

Programa estadístico empleado para los cálculos (SPSS).

El cuestionario fue el siguiente:

  • Edad.
  • Vive en pareja.
  • ¿Tiene otros familiares a su cargo? 
  • ¿Cuántos están a su cargo?
  • ¿Cuántos son dependientes?
  • Horas de ocio a la semana
  • ¿Trabaja fuera de casa? 
  • ¿Cuántas horas?
  • Horas de trabajo en el hogar.
  • Nivel educativo. 

La segunda parte de la encuesta fueron preguntas relacionadas con la sexualidad:

  • ¿Cómo ves tu imagen física?
  • ¿Es importante para ti tu deseo sexual?
  • ¿Es o ha sido importante para ti, el deseo sexual de tu pareja?
  • ¿En que momento de tu vida te has visto más deseable?
  • ¿En que momento de tu vida te has visto más deseada?
  • ¿Hasta que punto es importante para ti el amor, en el deseo sexual?
  • ¿Cómo crees que influye en tu deseo sexual? (amor, imagen corporal, tiempo libre, trabajo)
  • ¿Crees que si hay amor, tiene menos importancia el aspecto físico?
  • ¿Crees que tiene relación como te ves físicamente, en tu deseo sexual?
  • ¿Qué crees que influye más en cómo te sientes?
  • ¿Cuánto influye en tu deseo el aspecto de tu pareja?
  • ¿Te has visto influenciada por los cambios físicos durante el embarazo-postparto en tu deseo sexual?
  • ¿Crees que han influenciado los cambios físicos durante el embarazo-postparto en el deseo sexual de tu pareja hacia ti?
  • ¿Te has visto influenciada por los cambios físicos de la edad madura en tu deseo sexual?
  • ¿Crees que han influido los cambios físicos de la edad madura, en el deseo sexual de tu pareja hacia ti?
  • ¿Cómo crees que se podría mejorar tu deseo sexual?

Los resultados resumidos fueron los siguientes:

La Zona Básica de Salud de Jaca es una zona de trabajo estacional porque hay muchas mujeres que trabajan media jornada. El 80% de las mujeres viven en pareja, el 50% tiene cargas familiares, el 74,3% trabaja fuera de casa frente al 24,3% que no; el 45,7% son universitarias, 38,7% tienen estudios de formación profesional y el 14,3% tan solo estudios básicos.

La descripción del problema 

  • El deseo sexual es una variable de influencia multifactorial relacionada con la mujer a lo largo de su vida.
  • Dentro de los múltiples factores, la propia imagen corporal y los condicionantes de género influyen en el deseo sexual.
  • La influencia del impacto de cargas familiares y horas dedicadas a ello sobre su imagen corporal y su deseo sexual.
  • El envejecimiento no es por sí solo un factor que origine la disminución del interés sexual de la mujer ni su capacidad de respuesta sexual.

Por tanto, la fundamentación teórica fue: 

  • Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y deben gozar de la misma protección de la ley contra la discriminación con base en su sexualidad, sexo o género.
  • La perspectiva de género aporta una mirada sobre aquellos factores que pueden influir en la imagen corporal sobre el deseo sexual. 
  • No hay justificación histórica para el mito de la belleza.

Resultados

  • No hay significación estadística sobre la influencia de la percepción de la imagen corporal en el deseo sexual de nuestras mujeres. Como más adelante vamos a hablar, sí que influye cómo nos vemos a través de la imagen corporal, pero debido a que este trabajo fue realizado con 70 mujeres, pudiera ser que el número de mujeres fuera pequeño para que estadísticamente sea significativo.
  • La edad no es determinante en la importancia del deseo sexual de nuestras mujeres.
  • La relación edad-trabajo es estadísticamente significativa, incrementándose con la edad, manifestando ser el trabajo remunerado como algo positivo e importante. Tal vez el trabajo remunerado empodere a la mujer más que la imagen corporal deseable, es posible que sentirse independiente económicamente y realizada a nivel laboral, además de la posibilidad de verse en un ámbito laboral con todo lo que ello aporta, influya en el deseo sexual, porque hace sentirse a la mujer más autónoma y empoderada.
  • El hecho de vivir en pareja parece ser un elemento favorecedor en el deseo sexual.
  • Las mujeres con nivel educativo alto dan más importancia al amor como factor importante en el deseo sexual.

Se les propusieron a las mujeres una serie de posibilidades y situaciones para mejorar su deseo sexual:

  • Mejorar su imagen física.
  • Cambiar de pareja.
  • Es imposible.
  • Tener menos trabajo, más ocio y tiempo libre.
  • Es inmejorable, muy bien.

La respuesta para mejorar el deseo sexual por su parte fue: mejorar su imagen física, teniendo menos trabajo, más ocio y tiempo libre.

Conclusiones basadas en el análisis de datos

  • La percepción de la imagen corporal de las mujeres, influye en el deseo sexual, de forma similar al tiempo libre y en menor medida que el amor.
  • La edad entre los 18-35 años es cuando las mujeres se han visto más deseables y deseadas, siendo el amor más importante que el aspecto físico.
  • Las mujeres de mayor edad y las que viven en pareja atribuyen más importancia a la influencia del trabajo en el deseo (p= 0,05), que a la imagen corporal. 
  • El 88% de las mujeres ve como importante o importantísimo el amor en el deseo sexual.
  • Las mujeres creen que para mejorar su deseo sexual deberían trabajar menos y disponer de más tiempo libre en un 41%. 

Recomendaciones y sugerencias de puesta en práctica

  • La equidad, la igualdad, la inequidad de género y la mala salud, deben afrontarse en la implementación de cualquier proyecto de desarrollo o programa marco de referencia.
  • Fomentar actividades dentro del Sistema Público de Salud, donde las personas dispongan de herramientas para la igualdad en las relaciones interpersonales.
  • Como profesionales de salud promover actuaciones encaminadas a explorar y mejorar los problemas detectados de las mujeres respecto a su deseo sexual.
  • Son necesarios más estudios sobre la influencia de condicionantes ligados al género en la vida y en la sexualidad de las mujeres, dado que son elementos fundamentales para la salud de las mismas.
  • Serían interesantes estudios sobre la idea de amor y su contenido dado que es el elemento más valorado, tanto en el presente estudio como en las encuestas del CIS con perspectiva de género.

Aquí finaliza el estudio de investigación, pero pasado un tiempo surgió una pregunta: si el sentimiento del amor es un sentimiento de construcción ¿de qué tipo de amor estamos hablando? 

Las mujeres, especialistas en amar a otras personas, hemos creído a pies juntillas la máxima que nos invita “a hacer feliz para ser feliz” todo por amor. El amor romántico constituye una utopía emocional colectiva que nos promete la felicidad, nos permite crear expectativas inalcanzables de intimidad, comprensión, satisfacción sexual y apoyo mutuo que son el origen algunas veces, de muchas desilusiones, resentimientos cuando se vive la menor amenaza.

Estamos hablando de este tipo de amor o ¿estamos hablando de un amor en el que las relaciones de género son equitativas y justas? ¿Qué implicaciones tienen estos tipos de amor? ¿Qué tipo de amor es el que tenemos que fomentar y qué expectativas tenemos de cada uno de ellos?

Es muy importante tener autoestima, tener seguridad en uno mismo y confianza en nuestras capacidades, aprender a amarnos, a no perjudicarnos, a construir modelos alternativos de imágenes de mujeres a los que nos ofrece la sociedad de consumo. Este es un reto que tenemos por delante y por el que tenemos que luchar codo con codo, porque tenemos el derecho y la responsabilidad de compararnos con modelos reales para sentirnos cómodas dentro de nuestra piel.

Bibliografía

1. Lewis M, Abrams WB. El Manual de Merck de Geriatría. Barcelona: Ed. Doyma; 1992.

2. Masters WH, Johnson VE, Kolodny RC. La sexualidad en el adulto. La sexualidad humana. Tomo II. Barcelona: Grijalbo; 1988. 

3. ONU. Declaración de los Derechos Humanos; 1948. [En línea] [fecha de acceso: 2 de abril de 2014]. URL disponible en: http://www.un.org/es/documents/udhr/index.shtml

4. INSALUD. Plan Integral de Atención a la mujer. Instituto Nacional de la Salud. Subdirección General de Coordinación Administrativa Área de Estudios, Documentación y Coordinación Normativa. Madrid; 1998.

5. IPPF (Federación internacional de Planificación de la Familia) Derechos sexuales. Una declaración de IPPF. Londres: IPPF; 2009.

6. Marina JA. El rompecabezas de la sexualidad. Barcelona: Anagrama; 2002.

7. Santiso Sanz R. El cuerpo del delito. En piel que habla. Viaje a través de los cuerpos femeninos. Barcelona: Icaria; 2001. p. 223-244.

8. Wolf N. El mito de la belleza. Barcelona: Emecé; 1991. p.17.