3
Revista Matronas

Revista Matronas

DICIEMBRE 2014 N° 3 Volumen 2

Editorial

Sección: Editorial

Autores

Rosa Mª Plata Quintanilla

Directora de Matronas Hoy

Tengo la sensación de que el tiempo corre más deprisa que hace unos años, e inevitablemente he pensado que los años que se me van echando encima son los que me dan esa sensación de rapidez, aunque para tranquilizar en parte mi ánimo he leído que existe una explicación científica denominada la Resonancia Schumann, que explica que al incrementarse el ritmo de rotación de la tierra, nuestro reloj interno se desajusta y nos parece que las cosas pasan más deprisa. Será así, pero lo real es que estamos a punto de arrancar la última hoja del calendario de 2014. Desde esta redacción también cerramos ejercicio con este nuevo número y creemos que lo más importante es dar las gracias a todos los que en este año han dado vida a este proyecto vivo, y digo vivo, porque esta revista avanza de forma constructiva, se consolida y refuerza su presencia en medio de la profesión.
Es una satisfacción saber que a día de hoy contamos con el suficiente número de artículos para asegurar muchos números más de esta publicación y que seguimos en disposición de colaborar con los autores para que sus trabajos vean la luz cumpliendo el objetivo de la calidad.
Mantenemos abierta esta puerta para todas/os las/os matronas/es, no nos cansamos de repetir que esta revista es de todos y para todos, y que hay que implicarse en todo lo relativo a la profesión para hacerla crecer y engrandecerla con un cuerpo de conocimiento propio, y publicar es una forma de contribución.
Influjo americano de larga trayectoria y bien asentado en la opinión del mundo científico actual es la frase Publish or perish, publicar o perecer, que define la necesidad ineludible de publicar los resultados de las investigaciones o, lo que es lo mismo, todo aquello que no se publica, no existe. Sin embargo, al hilo de esta necesidad que para algunos desgraciadamente se está traduciendo en una fiebre incontrolada por publicar como medio de aumentar su currículum profesional y no de aumentar la base científica de la especialidad, hay que tener presente la credibilidad y la responsabilidad de los autores, sujetas a principios éticos ineludibles como son la originalidad evitando la reiteración de temas, la participación real de todos los autores que se citan en la elaboración del trabajo y la inexistencia de conflictos de intereses de cualquier índole.
Las matronas seguro que no aspiramos a estar en el Top 10 de la investigación científica, pero sí a dejar constancia de que trabajamos por mejorar la salud de la mujer y las familias y lo hacemos, probablemente, como las hormigas en medio de este mundo científico que crece sin cesar, pero eso sí: con ciencia y conciencia.
Feliz año 2015, que se cumplan todos los deseos de cada una/o y, en cualquier caso, que no falte el entusiasmo y la esperanza de que así sea.