3
Metas de Enfermería

Metas de Enfermería

NOVIEMBRE 2004 N° 9 Volumen 7

Cuidados enfermeros nutricionales en el paciente laringectomizado

Sección: Sobre el Terreno

Cómo citar este artículo

Martínez E, Font I. Cuidados enfermeros nutricionales en el paciente laringectomizado. Metas de Enfermería nov 2004;7(9):12-15

Autores

Elena Martínez López, Isabel Font Jiménez

Diplomadas en Enfermería. Unidad de Hospitalización de Otorrinolaringología. Fundación Hospital Alcorcón. Madrid.

Contacto:

Avda Los Carabancheles, 13, ent 6. 2892 Alcorcón, Madrid.

Email: ifont.hflr@salud.madrid.org

Resumen

El tratamiento quirúrgico para los pacientes diagnosticados de carcinoma de laringe es una laringectomía parcial o total. Tras la intervención, reciben nutrición enteral para favorecer la cicatrización interna. Esta nutrición se lleva a cabo a través de sonda nasogástrica durante, aproximadamente, dos o tres semanas, iniciándose ésta a las 24-36 horas después de la cirugía, si no existen complicaciones. Tras estas semanas de estancia hospitalaria, los pacientes tienen una pérdida de peso entorno a los 7-8 kg. De ahí surge la necesidad de crear un protocolo enfermero con el que se pretende unificar los criterios de cuidado y mejorar el estado nutricional durante la estancia hospitalaria. En el protocolo propuesto se dan pautas para la valoración focalizada del estado de nutrición al ingreso del paciente, se indican los diagnósticos enfermeros más frecuentes y se proponen actuaciones enfermeras para el manejo de los mismos. Una vez que ya está iniciada su puesta en práctica, el protocolo deberá ser evaluado, pero ya se percibe que existe un mayor control sobre el estado de nutrición del paciente y una mejora en la educación para el autocuidado.

Palabras clave:

nutrición enteral; laringectomía; protocolo; Educación para la Salud hospital

Title:

Nutritional nursing care in laryngectomized patients

Abstract:

The surgical treatment of patients diagnosed with carcinoma of the larynx consists of a total or partial laryngectomy. Following surgery, these patients receive enteral nutrition to favour internal healing. The feeding is administered via a nasogastric tube and is started within 24 to 36 hours after the operation and left in place for about two to three weeks, provided there are no complications. After these few weeks at the hospital, patients lose up to 7 to 8 kg of weight. This weight loss brings about the need to unify care criteria and improve the nutritional status of these patients during their hospital stay. The proposed protocol presents guidelines for the focused assessment of the nutritional status of the patient at the time of admission, indicating the most frequent nursing diagnoses and setting forth the nursing actions to be taken in the management of the patient. Once the protocol is put into practice, it will be evaluated. However, prior to this evaluation, there will be a better control of the nutritional status of the patient and an improvement in his or her education for self-care.

 

 

Keywords:

enteral nutrition; laryngectomy; protocol; health educationhospital