3
Ridec

Ridec

Enero-julio 2011 N° 2 Volumen 4

Enfermería de Práctica Avanzada en la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud de la Universidad de Miami

Sección: Especialidades y enfermería de Práctica Avanzada

Cómo citar este artículo

Peragallo NP, Ortega J. Enfermería de Práctica Avanzada en la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud de la Universidad de Miami. RIdEC 2011; 4(2):

Autores

1Nilda P. Peragallo, 2Johis Ortega

1Enfermería de Práctica Avanzada en la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud de la Universidad de Miami
2Enfermería

espIntroducción

En el año 1948 se estableció La Escuela de Enfermería de la Universidad de Miami, constituyendo el primer programa de Enfermería de ámbito universitario en el sur de Florida. Hoy en día, la escuela educa a estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado, preparándolos para proveer cuidados de salud de alta calidad y con suma compasión a diversas comunidades locales, nacionales e internacionales. Más de sesenta años después de su apertura, la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud se ha ganado una buena reputación internacional como uno de los programas más avanzados de educación para el cuidado de la salud. El programa continúa evolucionando para poder satisfacer las necesidades de cuidado de la salud de nuestra nación.

En 1975 se inicia el programa de maestría en Enfermería de Práctica Avanzada y en 1985 el doctorado en Enfermería, siendo estos programas de los primeros en la materia en establecerse en EE. UU. En 2006 se inaugura el M. Christine Schwartz Center for Nursing and Health Studies, un nuevo edificio construido para poder satisfacer las necesidades cada vez más amplias de la escuela (Figura 1). El edificio cuenta con modernas aulas y salas de conferencias equipadas con alta tecnología. La Academia Internacional de Simulación cuenta con una sala de operaciones, dos camas de cuidados críticos, siete camas de pediatría y ginecología, siete camas de cirugía para adultos, 24 puestos informatizados y un salón de análisis y discusión (Figuras 2, 3 y 4).

Hoy en día el currículo expandido incluye programas para los títulos de licenciatura, maestría y doctorado. Como licenciaturas, se ofrecen programas en Ciencias de la Salud (BS), Salud Pública (BSPH), y Enfermería Tradicional (BSN). También como licenciatura se ofrece un BSN en Enfermería Acelerada (curso intensivo de 12 meses consecutivos para estudiantes que ya tienen su licenciatura en otro campo de estudio), y un programa de RN a BSN (curso de un año para estudiantes que se graduaron como enfermeros pero en un nivel no universitario). Como maestría en Ciencias de Enfermería (MSN), se ofrece el programa de Enfermería de Práctica Avanzada, que incluye las especialidades de Anestesia, Cuidado Crítico y de Adultos, Familias y Educación de Enfermería. Finalmente, como títulos de doctorado se ofrecen programas de doctorado en Investigación (PhD) y doctorado en Práctica de Enfermería (DNP).
 
esp
 
La Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud está dedicada tanto a la excelencia académica como al servicio a la sociedad. El currículo de las licenciaturas y los posgrados está basado en el servicio a la comunidad, con un fuerte énfasis en las áreas de competencia cultural y la práctica fundada en la evidencia científica. Reconociendo que cada comunidad étnica tiene sus propias creencias y prácticas, la escuela educa a profesionales con capacidad de adaptar el cuidado de la salud a las necesidades específicas que se manifiestan dentro de cada comunidad. A través de cursos académicos y programas comunitarios, la facultad clínica prepara a los estudiantes para satisfacer las necesidades de cuidado de la salud de una sociedad que está cambiando rápidamente y que es cada día más diversa.

La Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud tiene la misión de educar a los estudiantes y apoyar a la facultad que están dedicados a la excelencia en Enfermería y en Ciencias de la Salud. A través de la investigación científica, la educación y la práctica, la escuela desarrolla y disemina el conocimiento de la salud y prepara líderes con conocimiento de diversas culturas para que provean servicios seguros a nuestra comunidad, a la nación y al mundo.
 
La Enfermería de Práctica Avanzada

Los enfermeros registrados de práctica avanzada (Advanced Practice Registered Nurses, APRN) son profesionales que han completado su educación de posgrado, han adquirido conocimientos y destrezas avanzadas, han pasado un examen nacional de certificación y continúan desarrollando su competencia como enfermeros de práctica avanzada. Son profesionales licenciados y capacitados para ejercer una práctica independiente o en colaboración con médicos, de acuerdo a estándares establecidos y reconocidos por un cuerpo de licenciatura. Responden a sus pacientes y a su profesión y son responsables de la calidad de los cuidados que administran. También son responsables de reconocer cuáles son los límites de su conocimiento y experiencia, del manejo de situaciones cuyo alcance va más allá de sus habilidades y de referir pacientes a otros proveedores de cuidados de la salud según sea apropiado. Se exige que cumplan con las reglas del Acta Estatal de la práctica de la Enfermería.

El alcance de la práctica de la Enfermería Avanzada
El alcance de la práctica de la Enfermería Avanzada es sumamente amplio e incluye diversas responsabilidades clínicas:

  • Diagnosticar, tratar, evaluar y manejar enfermedades agudas y crónicas (por ejemplo: diabetes, hipertensión).
  • Obtener la  historia clínica y hacer un examen físico.
  • Ordenar, hacer e interpretar estudios diagnósticos (por ejemplo: pruebas de laboratorio, rayos X, electrocardiogramas).
  • Prescribir terapia física y otros tratamientos de rehabilitación.
  • Prescribir tratamientos y terapias farmacológicas para enfermedades agudas y crónicas (la autoridad que pueda tener un enfermero de práctica avanzada para recetar varía de acuerdo a las leyes de cada estado del país).
  • Proveer cuidados prenatales y servicios de planificación familiar.
  • Promover el bienestar de la salud infantil a través de prevención de enfermedades e inmunizaciones.
  • Proveer servicios de cuidados primarios y especializados y apoyar el mantenimiento de la salud para adultos, incluyendo un examen físico anual.
  • Proveer cuidados de salud en contextos de cuidados críticos.
  • Hacer cirugías menores y otros procedimientos (por ejemplo: biopsias dermatológicas, suturar).
  • Proveer servicios de consejo y educación acerca de comportamientos de salud, destrezas de autocuidado y opciones de tratamiento.
Áreas de especialización. Las áreas de especialización abarcan un campo extensivo dentro de la profesión, incluyendo enfermeros de: cuidados críticos/intensivos, cuidado de adultos (lo cual incluye cuidado cardiovascular, primario, y crítico/intensivo), urgencias, geriatría, neonatología, oncología y psiquiatría y salud mental para niños, adolescentes y adultos.

Ámbitos de práctica. Los enfermeros de práctica avanzada ejercen su profesión en diversos contextos clínicos y comunitarios, tales como:
  • Hospitales y clínicas comunitarias.
  • Centros de salud y centros de cuidado urgente.
  • Hospitales y clínicas para veteranos.
  • Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos (NICU y PICU).
  • Hospicios.
  • Hogares para ancianos y enfermos.
  • Agencias que proveen cuidados de salud en el hogar.
  • Clínicas/oficinas de práctica privada de enfermeros con título de Práctica Avanzada.
  • Clínicas de práctica privada, trabajando en colaboración con médicos.
  • Escuelas públicas y privadas, universidades.
  • Departamentos de Salud.
  • Organizaciones de mantenimiento de la salud (HMO).
Diferencia entre especialización y Enfermería de Práctica Avanzada
Con frecuencia se confunde el concepto de especialización en el campo de la Enfermería con el de la Enfermería de Práctica Avanzada, asumiéndose que estas áreas de práctica son iguales o parecidas. La Enfermería de Práctica Avanzada representa un nivel avanzado de práctica de la Enfermería, como título de posgrado o maestría que prepara a los enfermeros para que puedan ejercer independientemente, proveer cuidados a diferentes poblaciones y edades y tratar diversos problemas de salud. Los enfermeros de práctica avanzada adquieren nuevas destrezas y conocimientos de práctica e integran la teoría, la investigación y el conocimiento de la práctica.

Tanto los enfermeros de práctica avanzada como los enfermeros especializados rinden un servicio sumamente importante dentro del campo del cuidado de la salud, pero existen diferencias fundamentales entre las dos áreas. La Enfermería especializada no requiere un entrenamiento avanzado con título de maestría y prepara al enfermero para ejercer su profesión con un enfoque especializado solo en un área de práctica de Enfermería, tal como telemetría, cuidados intensivos u oncología. Para adquirir una certificación como enfermero especializado no es necesario matricularse en un programa universitario. Muchos hospitales ofrecen programas de entrenamiento que preparan al enfermero en un área de especialización y, al finalizar estos cursos, pueden presentarse al examen de certificación que ofrece cada una de las asociaciones dedicadas a estas prácticas. Una vez superado el examen, el enfermero puede practicar dentro de su área de especialización, pero no se le permite ejercer de forma independiente.

Diferencia en cuidados de la salud entre médicos y enfermeros de práctica avanzada
Varias investigaciones han demostrado que no hay diferencia en la calidad de los cuidados de la salud recibidos por los pacientes atendidos por médicos y los que son atendidos por enfermeros de práctica avanzada. De acuerdo a un estudio de diseño aleatorizado con pacientes hispanos en el que se comparaba a un grupo de médicos con un grupo de enfermeros de práctica avanzada que tenían un grado de independencia equivalente al de los médicos, no hubo diferencias en el estado de salud de los pacientes a los seis meses después del contacto inicial, ni en el nivel de utilización de los servicios de la salud a los seis meses y al año después de dicho contacto. Tampoco hubo diferencias en el grado de satisfacción de los pacientes inmediatamente después del primer contacto (1).


El tema relacionado con el cuidado de la salud que más se ha estudiado, según un resumen de la literatura publicado por el Colegio de Enfermeros Registrados de Nueva Escocia (2), enfoca la educación y satisfacción de los pacientes atendidos por enfermeros de práctica avanzada. Por lo tanto, existe la necesidad de emprender más investigaciones enfocando otros aspectos del cuidado de la salud. Según este resumen, los estudios que se han llevado a cabo indican que los pacientes atendidos por enfermeros de práctica avanzada afirman estar satisfechos con la calidad del cuidado recibido y están dispuestos a volver a ser atendidos por el enfermero y a recomendarlo a otros pacientes. También comentan que no encuentran diferencias en los resultados del cuidado de la salud cuando se compara el cuidado rendido por los médicos y por los enfermeros de práctica avanzada. Sin embargo, cuando los pacientes son atendidos por enfermeros de práctica avanzada, el cuidado es menos costoso, el paciente tiene que esperar menos para ser atendido y está menos tiempo ingresado. Según este resumen, se ha comprobado que, en comparación con los médicos, los enfermeros de práctica avanzada le dedican más tiempo a la educación de los pacientes, promueven más el cuidado de la salud e involucran más a los pacientes en el cuidado de la salud propia. Finalmente, reportan que los enfermeros de práctica avanzada le dedican más tiempo a cada paciente y demuestran tener un alto nivel de destreza para la comunicación interpersonal (2).

Programas de Enfermería de Práctica Avanzada en la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud


La Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud de la Universidad de Miami ha establecido tres programas de maestría en Práctica Avanzada: en Anestesia, Adultos/Cuidados Críticos y Familias. La Universidad de Miami, localizada en el sur de Florida, en la intersección del Caribe y las Américas, provee un medio único y multicultural para el estudio y la práctica. Estos programas se benefician de su relación con la Escuela de Medicina Leonard M. Miller, un centro médico académico reconocido internacionalmente. Toda la instrucción clínica es llevada a cabo por una facultad de alto rendimiento especializada en diversos aspectos del cuidado de la salud. En esta facultad se ofrece una preparación avanzada con certificación en cada área de especialización (Tabla 1). El crecimiento del interés en la profesión de enfermero de práctica avanzada se refleja en el aumento de las matriculaciones en cada uno de los programas ofrecidos. Entre los años 2007 y 2010, todos los programas aumentaron sus matrículas de manera significativa (Tabla 2). Los graduados de los programas de Práctica Avanzada trabajan en hospitales, clínicas y centros médicos, en escuelas de enfermería y en departamentos de educación. La formación que reciben los prepara para el examen estatal para la certificación en su área de especialización y suelen superar estos exámenes en un alto porcentaje (Tabla 3).
 
esp

 

Anestesia. El programa de Práctica Avanzada en Anestesia se ha ganado el reconocimiento nacional. Los enfermeros certificados en Anestesia son enfermeros de práctica avanzada que administran anestesia a pacientes de todas las edades y en diversos contextos clínicos. El programa de Enfermero Anestesista es un programa de tiempo completo que incluye 42 créditos de estudio que se completan en 28 meses. Los estudiantes se embarcan en un curso intenso de estudios que integra práctica fundada en la evidencia, simulación tecnológica y práctica clínica, lo cual asegura una base sólida de aprendizaje. Este proceso dinámico de educación prepara a los graduados para poder ejercer su labor con eficacia y seguridad utilizando una gama completa de procedimientos especializados, técnicas de anestesia y equipos. Los estudiantes provienen de diversos grupos demográficos, son enfermeros que ya tienen por lo menos un año de experiencia en cuidados críticos y tienen muy buenas credenciales académicas y profesionales.

Los graduados de este programa están capacitados para administrar anestesia y todo cuidado relacionado con la anestesia en cuatro categorías generales: (I) preparación y evaluación del paciente antes de la inducción de anestesia, (II) inducción y cuidado durante el curso de la anestesia, (III) cuidado postoperatorio, y (IV) mantenimiento de funciones de apoyo clínico. Los enfermeros anestesistas proveen anestesia en colaboración con cirujanos, médicos anestesistas, dentistas, podólogos y otros profesionales. Cuando la anestesia es administrada por un enfermero anestesista, se reconoce como práctica de Enfermería; cuando es administrada por un médico anestesista, se reconoce como práctica de Medicina. Sean enfermeros o médicos, todos estos profesionales administran la anestesia de la misma forma.

Los graduados de este programa practican en todos los ámbitos donde se administra la anestesia, incluyendo departamentos de cirugía, obstetricia, cuidados intensivos y urgencias en hospitales, centros de cirugía ambulatoria, clínicas de dentistas, podólogos, oftalmólogos, cirujanos plásticos y especialistas en el manejo del dolor crónico. También practican en áreas relacionadas con el gobierno de EE. UU., tales como los servicios militares, servicios de Salud Pública y hospitales del Departamento de Asuntos de los Veteranos. El programa está acreditado por el Concilio Nacional de Acreditación de Enfermeros Anestesistas.

Adultos/Cuidados Críticos. El programa de Adultos/Cuidados Críticos prepara a los estudiantes para la certificación como enfermero de práctica avanzada en dos áreas de práctica, de acuerdo con los requerimientos del Centro Americano de Acreditación de Enfermeros (American Nurses Credentialing Center). Las áreas de práctica de esta especialidad incluyen práctica avanzada en cuidados críticos y de adultos. Por ejemplo, los graduados están capacitados para ejercer en unidades de cuidado primario y larga estancia, al igual que en departamentos de urgencias y en unidades de cuidados críticos/intensivos, tales como Cuidados Intensivos (UCI) y Cuidados Críticos Cardiacos (CCU). Los estudiantes se adiestran en el manejo de pacientes adultos, incluyendo jóvenes y ancianos. Los graduados en esta especialidad se dedican a todos los aspectos del cuidado de la salud, incluyendo planes de cuidados e identificación y manejo de la enfermedad.

Las experiencias del aprendizaje clínico incluyen una variedad de contextos de práctica y al estudiante se le pide que se enfoque en alguna población o área de especialización durante su último semestre (por ejemplo: cardiología, trauma, trasplantes, cuidados paliativos u oncología). El programa utiliza una variedad de metodologías pedagógicas que incluyen presentación de casos, seminarios y escenarios de simulación para proveer una experiencia educacional personalizada. Los estudiantes de maestría también se integran con los estudiantes de Enfermería de pregrado en locales clínicos y de simulación, al igual que en las clases, donde actúan en calidad de mentores y de colegas profesionales. El programa consiste en un total de 44 créditos y se completa en cuatro semestres estudiando a tiempo completo o en siete semestres estudiando a tiempo parcial. Los graduados del programa ejercen tanto en un ámbito local como nacional en las áreas de trasplantes, cirugía cardiovascular, cirugía robótica, departamentos de urgencias, cardiología crítica, cuidados intensivos, cuidados paliativos y equipos de respuesta rápida.

Familias. Los enfermeros de Práctica Avanzada con familias proveen diversos servicios de cuidado de la salud, ya sea el mantenimiento de la salud, prevención de enfermedades, evaluación del paciente o manejo del cuidado de la salud. Estos enfermeros están capacitados para proveer atención primaria a todos los miembros de la familia, incluyendo bebés, niños, adolescentes, adultos y personas mayores. Los enfermeros de práctica avanzada con familias ejercen su profesión en todos los ámbitos clínicos, incluyendo hospitales, clínicas comunitarias, clínicas escolares y prácticas privadas de cuidado primario. El programa de Práctica Avanzada con Familias prepara a los estudiantes para la certificación como enfermero de práctica avanzada con familias, lo cual se logra al pasar un examen de certificación especializada. Este programa ofrece una formación educacional excelente en la Enfermería de Práctica Avanzada junto con experiencias extensivas en la práctica clínica. Los graduados del programa están preparados para tomar decisiones tanto independientes como colaborativas, para ejercer un juicio clínico profesional y para servir como líderes dentro de su profesión. El programa está acreditado por la Comisión de la Educación Universitaria en Enfermería. Los graduados de este programa pueden presentarse al examen nacional de certificación en el área de Práctica Avanzada en la especialidad de Cuidado de Familias, que también es ofrecido por la Academia Americana de Enfermeros Prácticos y por el Centro Americano de Acreditación de Enfermeros.

El futuro de la Enfermería de Práctica Avanzada

Integración de los elementos esenciales para la educación de la Enfermería en grado de maestría
Los programas de maestría dentro de la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud están actualmente en revisión para adaptarse a los cambios recientes que se han aportado en el artículo titulado “Los elementos esenciales para la educación de Enfermería a nivel de maestría”, publicado por la Asociación Americana de Colegios de Enfermería (3). Tanto los cursos de formación básica como los cursos de cada programa serán modificados para crear un currículo más profundo, extensivo e interdisciplinar en las áreas de Estudios Biológicos, Ciencias Sociales, Humanidades y Genética. El contenido de los cursos también será ampliado para incluir aspectos de información de sistemas, educación, análisis de sistemas organizacionales y tecnología del cuidado de la salud.

Los elementos esenciales describen el conocimiento y las destrezas que deben adquirir todos los enfermeros con título de maestría. Dichos elementos esenciales servirán como guía de formación para todos los enfermeros, preparándolos para ejercer en diversas áreas de práctica y en cualquier lugar donde se provean cuidados de la salud. Los elementos esenciales se clasifican de la siguiente manera:

Elemento esencial I: fundamentos básicos en ciencias y humanidades. Se reconoce que el enfermero con título de maestría tiene la capacidad de integrar conocimientos científicos provenientes del campo de la Enfermería, el campo de los estudios biopsicosociales, la genética, la salud pública, el mejoramiento de la calidad del cuidado de la salud y las ciencias organizacionales para la mejora continua de la práctica avanzada de la Enfermería en diversos ámbitos del cuidado de la salud.

Elemento esencial II: liderazgo organizacional y de sistemas. Se reconoce que el liderazgo organizacional y de sistemas es un elemento crítico para la promoción de un cuidado del paciente seguro y de la más alta calidad. Los enfermeros con título de maestría deben tener la capacidad de ejercer un rol de liderazgo que enfatiza la toma de decisiones éticas y el juicio crítico, las relaciones efectivas en el lugar de trabajo y decisiones a nivel de sistemas.

Elemento esencial III: mejoramiento de la calidad y de la seguridad. Se establece que el enfermero con título de maestría debe poder articular métodos, herramientas, medidas del desempeño del trabajo y estándares relacionados con la calidad del cuidado de la salud, así como estar preparado para poder aplicar en las organizaciones los principios de calidad del cuidado.

Elemento esencial IV: traducir e integrar el conocimiento académico en la práctica. Se reconoce que el enfermero con título de maestría aplica los resultados de las investigaciones científicas dentro de los contextos de práctica, soluciona problemas de la práctica, funciona como agente de cambio y disemina los resultados de sus investigaciones.

Elemento esencial V: informática y tecnologías del cuidado de la salud. Se reconoce que el enfermero con título de maestría utiliza tecnologías que apoyan el cuidado del paciente para prestar y mejorar el cuidado de la salud y utiliza tecnologías de la comunicación para integrar y coordinar el cuidado de la salud.

Elemento esencial VI: política y abogacía del cuidado de la salud. Se reconoce que el enfermero con título de maestría tiene la capacidad de intervenir en el sistema, utilizando el proceso de desarrollo de la política del cuidado de la salud, y que también tiene la capacidad de emplear estrategias de abogacía para poder influir en la salud y el cuidado de la salud.

Elemento esencial VII: colaboración interprofesional para mejorar los resultados del cuidado de la salud para pacientes y poblaciones. Se reconoce que el enfermero con título de maestría, como miembro y líder de equipos interprofesionales, se comunica, colabora y consulta con otros profesionales para el manejo y la coordinación del cuidado de la salud.

Elemento esencial VIII: mejora de la salud a través de la prevención de enfermedades y promoción de la salud en la población. Se reconoce que el enfermero con título de maestría aplica e integra conceptos amplios, organizacionales, centrados en la salud de los clientes y apropiados para cada cultura. El enfermero también se ve envuelto en prevención, manejo y evaluación de la enfermedad, usando la práctica fundada en la evidencia científica para proveer calidad de cuidado y servicios a individuos, familias y poblaciones.

Elemento esencial IX: la práctica de la Enfermería en grado de maestría. Se reconoce que la práctica de la Enfermería en grado de maestría se define como cualquier forma de intervención de enfermeros que pueda influir en los resultados del cuidado de la salud para individuos, poblaciones o sistemas. Los graduados de programas de maestría en Enfermería deben tener un nivel avanzado de entendimiento de la Enfermería y de otras ciencias relevantes para la profesión, así como la capacidad de integrar este conocimiento dentro de la práctica. Las intervenciones de la práctica de la Enfermería incluyen componentes del cuidado directo así como el cuidado indirecto (3).

Integración de recomendaciones del artículo “El futuro de la Enfermería” del Instituto de la Medicina
La Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud también hará revisiones en el currículo de acuerdo con las recomendaciones del artículo titulado “El futuro de la Enfermería” publicado por el Instituto de la Medicina (4). Dicho documento examina la práctica de la Enfermería en relación con las reformas de los cuidados de la salud que fueron implementadas por el congreso de EE. UU. en 2010. Algunas de las recomendaciones que ofrece este artículo son las siguientes:
  • Poner énfasis en la colaboración dentro de la profesión y con las demás profesiones del cuidado de la salud, insistiendo en las relaciones interdisciplinares y conceptos sistémicos.
  • Asegurar que todos los enfermeros, y especialmente aquellos que educan a otros profesionales, se mantengan actualizados en sus conocimientos para poder mantenerse al tanto de los cambios rápidos que ocurren en el campo de la salud.
  • Reconocer que el cuidado de ancianos se está extendiendo cada vez más fuera de los ámbitos de cuidados críticos, lo cual representa un área de preocupación creciente dentro de la profesión, y que las escuelas de Enfermería tienen que preparar a los enfermeros para esta realidad.
  • Reconocer que la nación enfrentará serias consecuencias si el número de educadores de Enfermería es insuficiente para poder desarrollar un personal de trabajo que pueda satisfacer las necesidades de diversas poblaciones a través de todas las etapas del desarrollo humano.
  • Fomentar el uso de tecnologías, tales como simuladores de alta fidelidad, para promover el desarrollo de las destrezas necesarias para la resolución de problemas y el desarrollo del razonamiento crítico. Dichas tecnologías son esenciales para la formación de enfermeros capacitados.
  • Fomentar las asociaciones con entidades comunitarias para intensificar la preparación de enfermeros capacitados para servir a sus comunidades.
  • Fomentar los acuerdos y consorcios entre instituciones educativas y otros tipos de instituciones para proveer múltiples y diversos puntos de entrada profesional así como oportunidades continuas para la progresión a través de la carrera.
  • Reconocer que, además de la adquisición de las destrezas y los conocimientos básicos, las escuelas de Enfermería tienen que ofrecer a los estudiantes la oportunidad de madurar como profesionales y de continuar el proceso del aprendizaje a lo largo de sus carreras (4).
Conclusión y metas para el futuro de la Enfermería de Práctica Avanzada

Al integrar aspectos de estos dos documentos fundamentales para la profesión: “Los elementos esenciales para la educación de Enfermería a nivel de maestría” y “El futuro de la Enfermería”, podremos asegurar que los programas de maestría de la Escuela de Enfermería y Estudios de la Salud continuarán siendo de la más alta calidad, actualizados y siempre a la vanguardia dentro del campo de la educación profesional de enfermeros.

La reforma sanitaria tendrá un impacto significativo para la profesión de la Enfermería en todos sus aspectos, pero particularmente para la Enfermería de Práctica Avanzada ya que se anticipa un incremento en la demanda de estos enfermeros en toda la nación. Entre las metas más impactantes designadas para el desarrollo de la profesión y la mejora del cuidado de la salud están las siguientes:
  • Eliminar los acuerdos de la práctica colaborativa (collaborative practice agreements) que limitan la independencia profesional de los enfermeros de práctica avanzada.
  • Lograr que los enfermeros de práctica avanzada sean reconocidos como proveedores independientes por las más grandes compañías de seguros de la salud.
  • Lograr que los enfermeros de práctica avanzada sean reconocidos como proveedores independientes del cuidado primario de salud dentro del campo de la medicina.
  • Lograr que se instituya el cuidado de la salud universal para que todos los residentes de EE. UU., independientemente de sus ingresos o capacidad financiera, tengan acceso a un cuidado de salud seguro y de la más alta calidad.

Bibliografía

  • Mundinger MO, Kane RL, Lenz ER, Totten AM, Tsai W, Cleary PD, et ál. Primary care outcomes in patients treated by nurse practitioners or physicians: a randomized trial. Journal of the American Medical Association 2000; 283(1):59-68.
  • College of Registered Nurses of Nova Scotia. Nurse Practitioner-Sensitive Outcomes: A Summary Report, 2010 Update. Halifax: CRNNS; 2010.
  • AACN (American Association of Colleges of Nursing). The Essentials of Master’s Education in Nursing. Washington DC: AACN; 2011.
  • IOM (Institute of Medicine). The Future of Nursing: Leading Change, Advancing Health. Washington DC: The National Academies Press; 2011.