La transición demográfica en la Revolución Neolítica

Sección: Humanismo y Enfermería

Autores

M ROMERO-SALDAÑA

Resumen

El 30 de octubre de 2013 la población mundial alcanzó, por primera vez, la cifra de 7.000 millones de habitantes. Si exceptuamos algunos periodos de crecimiento negativo correspondientes a epidemias, hambrunas, guerras, etc., a lo largo de la historia de la humanidad, la población humana ha seguido un ascenso continuo. Sin embargo, cuando se analiza con profundidad el crecimiento de la población mundial, se constata que éste no ocurrió de forma progresiva, sino a través de sucesivas oleadas de crecimiento y expansión. Al principio, los crecimientos sostenidos se debían a causas biológicas o naturales, como por ejemplo, la evolución de una especia homínida a otra. Más adelante, la adquisición cultural jugó un papel más decisivo en el crecimiento poblacional (el descubrimiento del fuego, la aparición del lenguaje humano, la domesticación de plantas y animales, etc.).