Cuerpo, mente y emoción

Jueves, 24 de enero de 2013
Entrevista a Remedios Peláez Toré

Remedios Peláez Toré es Diplomada en Enfermería por la Escuela Jiménez Díaz y posee el diploma de Naturopata homologado por la FENACO, Federación de Asociaciones de naturopatas de España. Lleva dedicándose a la Enfermería en Atención Primaria desde hace veinticinco años y, además, es colaboradora del Máster de Ansiedad y Estrés y de la Asociación para la investigación de Terapia Floral, SEFLOR. Compagina su profesión de enfermera con su dedicación a la naturopatía, ayudando a pacientes que necesitan superar el dolor psíquico o emocional.

RemediosPelaezGrande

P. ¿Cuándo empezó a estudiar la medicina complementaria? ¿Porqué?

R. Empecé hace siete años, coincidiendo con la muerte de mi marido. Al comprobar que la medicina oficial ya no podía hacer nada por él, contacté con ciertos naturópatas que le ayudaron a superar el dolor emocional que él sentía, de tal forma que conseguimos que tuviese una muerte tranquila. Seguidamente, volví a comunicarme otra vez con ellos y, como en esa época no existía nada oficial, me informé de cuáles eran las escuelas más serias que enseñaban la medicina naturalista en Madrid. Fue a partir de entonces cuando estuve pendiente de los programas de Medicina Naturista que el Ayuntamiento de Madrid organizaba. Así me preparé en Naturopatía, hice reflexiología, quinexiología, ciencias de la mente, iridiología y programas de neurolenguística.

P. ¿Qué beneficios principales tiene para la salud este tipo de medicina?

R. Muchos. La medicina natural es otra filosofía de vida, significa, prácticamente, cambiar el rumbo de vida. Bien es cierto que existen algunas terapias como la Fitoterapia que al tratar con plantas, realiza la misma función que la medicina oficial, pero ésta con un tratamiento farmacológico. Sin embargo, el resto de terapias destacan por otros aspectos tales como, una alimentación correcta, primordialmente mediterránea, en la que se produce un aumento de la ingesta de frutos, verduras e incluso cereales; y un ejercicio diario que controla el cuerpo y la mente, ya que moviliza los músculos y paraliza la mente.
Ésto se debe a que todas las terapias se basan en la unión de cuerpo, mente y emoción; es un triángulo en el que dependen unos de otros.

P. ¿ Cuáles son las terapias que utiliza con sus pacientes?

R. Para mí la que presenta menos problema de aplicación y complementariedad con la medicina oficial es la Terapia Floral, que utiliza las flores del Bach, entre otras. Este tipo de flores trata las emociones, es decir, cómo las personas afectadas viven la enfermedad. Actúa en nuestro cuerpo por medio de vibraciones y energéticamente.

P. ¿Qué tipo de patologías tratan las Flores del Bach?

R. Es recomendable para casi todas las enfermedades que tienen un componente emocional importante, es decir, vemos casos de curación en personas con síntomas de impaciencia, de tortura emocional, problemas de ansiedad, intolerancia, irritación, rigidez muscular, etc. Por ejemplo, en el centro del INSALUD donde trabajo, desarrollamos programas de ansiedad y estrés que son destinados a pacientes que, entre otras patologías, son hipertensos.

P. ¿Considera que es complementaria su labor de enfermera con la de naturópata?

R. Sí, pienso que la medicina naturista se complementa mucho con la Enfermería, pues se lleva a cabo un tratamiento integral completo. Se trabaja en la patología del paciente, en su educación sanitaria, en su estilo de vida, con su familia, etc. Se valora todo, desde la alimentación hasta el ejercicio, sus problemas psicológicos y sus miedos.
En la actualidad, la medicina complementaria está sirviendo de apoyo a los pacientes que padecen cáncer y SIDA, no tanto solucionando la enfermedad en sí, sino haciendo que el enfermo lleve la patología lo mejor posible.