Una enfermera denuncia al Sergas por obligarle a realizar 31 horas de guardia

Una enfermera eventual del Sergas presentó una queja en Pontevedra afirmando que se vio obligada a trabajar 31 horas seguidas al encadenar su turno de mañana (de 8 a 15 horas) con una guardia de tarde-noche (de 15 a 8 horas).

La denuncia la ha hecho pública la Agrupación Sindical de Profesionales de la Salud de Galicia (Prosagal) para denunciar las situaciones “abusivas” a las que está sometido el personal sanitario durante estas fechas. “Este es uno de los muchos relatos que viven los eventuales de todas las categorías profesionales y es uno de los motivos reales de precarización laboral que obliga a muchos trabajadores abandonar Galicia en busca de una mayor establidad y una contratación acorde a su vida laboral que le permita conciliar su vida con su trabajo”, asegura Carolina Iñarrea de Prosagal.

Tal y como ha publicado el digital el Faro de Vigo, el sindicato ha divulgado una carta de la enfermera en la que explica que fue contratada para realizar guardias en el PAC de Bueu de lunes a viernes en horario de mañana, de 8.00 a 15.00 horas. La afectada asegura que en ese momento insistió en si tendría que realizar alguna guardia en turno de tarde o de noche y se le aseguró que no, según su relato. No obstante, el 26 de julio después de concluir su turno explica que recibió una llamada desde el departamento de Llamamientos en la que se le instaba a regresar a Bueu para hacer la guardia de tarde-noche, que abarca desde las tres de la tarde hasta las ocho de la mañana del día siguiente.

Según Prosagal, la trabajadora intentó negarse porque eso no figuraba en su contrato y porque significaba trabajar de manera ininterrumpida un total de 31 horas: esa guardia adicional concluía a las 8.00 horas del viernes 27 de julio, justo cuando tenía que empezar la que le corresponde por contrato. “Me dicen que van a consultarlo con otra persona de Llamamientos y cuando me llaman me dicen que estoy obligada a hacer esta guardia ya que la persona a la que estoy cubriendo si las hace”, cuenta en la carta la enfermera.

Una vez que regresó al PAC de Bueu se puso en contacto con el supervisor de guardias del hospital provincial para explicarle el caso, que según ella después de varias llamadas le vuelve a insistir en su obligación de cubrir esa guardia. La afectada, siempre según su relato, pide que al menos se contrate a una persona para acudir a partir de las 22.00 horas y recibir las órdenes por escrito, algo que se rechaza. “Los trabajadores se ven obligados a realizar jornadas laborales que van más allá de lo legalmente establecido, que no se contemplan en sus contratos y con la gravedad añadida de que esta obligación siempre es bajo órdenes verbales, a pesar de que ellos solicitan confirmación por escrito”, asegura Carolina Iñarrea.

Desde el sindicato Prosagal aseguran que se ha cursado la denuncia por esta situación y aseguran que quieren hacerlo público “como un ejemplo de los muchos que hay”. Iñarrea añade que el escrito se ha elevado ante la gerencia y asegura que “sabemos que los gerentes y os directores de las EOXI’s no son conocedores de primera mano de la precariedad que viven los profesionales, ni de las supuestas amenazas verbales que reciben de muchos mandos intermedios”.

 

enfermera , Guardia enfermera , Sergas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*