3
Educare

Educare

ABRIL 2004 N° 4 Volumen 2

Mensajes de denuncia al atentado del 11 de marzo de 2004

Sección: CARA A CARA

Title:

 

Asociación Española de Enfermería Docente (AEED)
11 marzo de 2004
 
Con la mirada turbia por la persistencia de las lágrimas, pero con el sentimiento de gratitud, solidaridad y unión y la fortaleza de la razón fundamentada en los valores y la ética del cuidado, las enfermeras de la Asociación Española de Enfermería Docente nos solidarizamos con las víctimas y familiares del atentado de Madrid.

Queremos trasladar nuestro agradecimiento, reconocimiento y consideración hacía todos cuantos de una u otra forma han venido contribuyendo desde el día 11 a paliar el dolor, el sufrimiento y la desesperación con su trabajo, su apoyo y su actitud. Muy especialmente a todos los profesionales sanitarios, con una singular y reconocida mirada para las enfermeras, que han sabido dar la respuesta humana y profesional que tan trágico acontecimiento requería la comunidad.

Recogiendo el mandato del Consejo Internacional de Enfermeras que estipula en el Código de Ética que el respeto a la vida y dignidad de las personas es inherente a la enfermería, trasladamos nuestra más enérgica protesta y nuestro más decidido posicionamiento contra el terrorismo y queremos dejar patente el compromiso de Paz, Libertad y Respeto con toda la Comunidad a la que debemos y prestamos nuestros cuidados.

 

Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)
11 marzo de 2004
 
En estos momentos en los que aún tenemos vívidas las imágenes del terror, los sonidos del lamento y la confusión de sentimientos ante todo lo acontecido, de manera tan próxima, cercana y dolorosa. En estos momentos de rabia contenida. En estos momentos de sensaciones de impotencia. En estos momentos de profunda indignación... En estos momentos, se hace imprescindible la serenidad, la templanza, la reflexión, el análisis sosegado, la acción calculada, el plan adecuado... que nos permita ofrecer los cuidados que la Comunidad, las familias y los individuos precisan y esperan de las enfermeras comunitarias. Departamento de Enfermería. Universidad Europea de Madrid
11 marzo de 2004

El atentado que ha ocurrido en Atocha nos ha dejado atónitos, sin palabras. Quizás lo mejor es el silencio porque las palabras se quedan cortas, invisibles y mudas.

Entre lo bueno a destacar es que no hemos tenido ningún estudiante afectado. Sin embargo, gran parte de nuestros alumnos han estado intentando ayudar, ocupados de estar en los sitios y dispuestos a hacer lo que hiciera falta. De lo malo es que ha fallecido Inés Novellon Martinez, tutora de nuestros alumnos de enfermería en el área 11 de Madrid. Inés nos deja su entusiasmo por aprender, su sonrisa y amabilidad como sello de su enseñanza.

 
Presidenta ALADEFE
11 marzo de 2004

 

Ante los hechos de barbarie registrados este día en Madrid y en nombre de la Asociación Latinoamericana de Escuelas y Facultades de Enfermería, ALADEFE, repudiamos la agresión a la que ha sido sometida la sociedad civil y que ha cobrado tantas vidas humanas. Nos solidarizamos con ustedes y con el pueblo español.

Recogiendo el mandato del Consejo Internacional de Enfermeras que estipula en el Código de Ética que el respeto a la vida y dignidad de las personas es inherente a la enfermería.

Les envío en nombre del Consejo Directivo y de todas las Escuelas afiliadas a la Asociación un abrazo solidario y afectuoso.

María Consuelo Castrillón Agudelo
Presidenta ALADEFE

 

Mensaje de alumnos de Enfermería
11 marzo de 2004

 

Los alumnos de Enfermería estamos conmovidos por el desgraciado suceso acaecido en Madrid.

Hemos visto, a través de las imágenes emitidas por los medios de comunicación, cómo cientos de jóvenes como nosotros, (algunos compañeros nuestros), que acudían a sus centros de estudios, han visto interrumpidos sus proyectos de vida de una forma tan cruel.

Nos enseñan y nosotros aprendemos a respetar la dignidad de las personas, a cuidar la vida, en la nuestra y en diferentes culturas y hemos podido constatar, como este suceso, ha evidenciado los valores de respeto a la interculturalidad.

Nos sentimos orgullosos, de la actuación  de los enfermeros, que serán en un futuro nuestros compañeros de profesión.

Queremos por medio de estas líneas, en primer lugar, solidarizarnos con el dolor de todos los afectados. También manifestar nuestra más absoluta repulsa a la utilización de cualquier tipo de violencia, pues creemos que  ninguna violencia tiene justificación.

 

Profesorado de la Escuela Universitaria de Enfermería de Vitoria-Gasteiz
11 marzo de 2004

 

Nos sentimos entre los que experimentan sufrimiento e impotencia generada por aquellos que intencionadamente quieren arrancar la vida, producir tristeza, desconsuelo y terror. En este revuelto de emociones emerge en nosotros, si cabe con más fuerza, la necesidad de educar en valores y teorías emancipadoras que ayuden en la construcción de un mundo mejor, donde se valore la dignidad del ser humano.

En estos momentos también afloran sentimientos de orgullo, admiración y reconocimiento por la humanidad, la solidaridad de las personas, profesionales o no, que con su ayuda desinteresada han reaccionado para paliar y evitar en la medida de lo posible mayor mal.