3
Revista Matronas

Revista Matronas

SEPTIEMBRE 2021 N° 2 Volumen 9

Agenda

Sección: Caso Clínico

Autores

Redacción Matronas Hoy

Congreso trienal de la ICM

30 de mayo - 03 de junio de 2021. Centro de Convenciones Bali Nusa Dua, Bali, Indonesia

La Confederación Internacional de Matronas (ICM) apoya, representa y trabaja para fortalecer las asociaciones profesionales de matronas en todo el mundo. Actualmente hay 143 asociaciones miembros, que representan a 124 países de todos los continentes. ICM está organizado en seis regiones:

• África (anglófona y francófona).
• Américas (América del Norte y el Caribe y América Latina).
• Pacífico oeste.
• Mediterráneo oriental.
• El sudeste de Asia.
• Europa (norte, centro y sur).

La Asociación Española de matronas (AEM) es miembro de pleno derecho de la ICM que continuó la pertenencia de las matronas españolas iniciada en la fundación de la Confederación por parte del Consejo Nacional de Matronas en 1955; a partir de la disolución del Consejo por orden gubernativa en 1977, la AEM tomó el relevo, aunque por haber perdido el propio colegio profesional fueron expulsadas las matronas españolas, consiguiendo finalmente su reingreso en 1981.

Desde entonces se han venido realizando congresos trienales hasta el pasado 2020 en que las circunstancias mundiales de la pandemia obligaron a suspender el proyecto en Bali.

La Junta de la ICM tomó la decisión de transferir el 32º Congreso Trienal 2021 a formato virtual en el lugar de continuar con el planeado para el Congreso en Bali, de forma presencial. La Junta de la ICM tomó esta decisión después de considerar toda la información disponible sobre el progreso de la pandemia de COVID-19, por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gobierno de Indonesia, la Asociación de Matronas de Indonesia, miembros y socios de la ICM. La Junta siguió los mismos principios al decidir posponer el Congreso de 2020 a 2021. Los principios fueron los siguientes: primero, no poner en riesgo a los miembros, socios y organización; segundo, permitir el avance de la ICM; y tercero, aprovechar todas las nuevas oportunidades.

El formato virtual aumentaría el acceso a muchos participantes que de otra manera no podrían asistir a un Congreso Trienal de la ICM debido a los costos de viaje y alojamiento, y debido a las restricciones que algunos pueden tener en cuanto a tomar un permiso en sus trabajos.
La ICM decidió continuar con el concepto de “Junio, Mes de la Matrona” y proseguir con congresos cortos virtuales todos los miércoles de junio de 2021, en el lugar de mantener la agenda planeada, la cual consistía en cinco días consecutivos. Esta nueva agenda tuvo como objetivo aliviar la carga de demasiadas horas y/o días de conferencias virtuales, y permitir mayor flexibilidad en la cotidianidad de los participantes.

El 32º Congreso Trienal Virtual de la ICM finalmente se ha llevado a cabo los días 2, 9, 16, 23 y 30 de junio de 2021. Los días del Congreso Virtual, a su vez, han estado divididos en dos bloques de conferencias virtuales, de cinco horas cada uno; cada bloque -en diferentes zonas horarias- ha facilitado la participación en vivo, y las grabaciones del otro bloque han quedado disponibles para ser vistas retrospectivamente, a demanda de los inscritos.

El congreso en resumen:

• 169 sesiones.
• 5 sesiones plenarias.
• 25 sesiones de socios.
• 24 simposios.
• 23 talleres.
• 97 presentaciones orales y 292 pósteres.

El Congreso ha tenido la participación de 2.000 delegados de 109 países. El top-10 de los más representados ha sido: Filipinas con 189 delegados, seguido de Australia (179), EE.UU. (178), U.K. (164), Japón (132), Indonesia (115), India (73), Holanda (64), Nueva Zelanda (59) y Canadá (48).

Es evidente que la participación virtual ha estado por debajo de las expectativas de la ICM, y de la presencia habitual en anteriores congresos, el último de los cuales, el de Toronto, reunió a 4.200 congresistas.

La Oficina Principal de la ICM también informó a la Junta sobre la nueva campaña PUSH, la cual se anunció en la ceremonia de clausura del Congreso Virtual. Esta campaña mundial apoyará a las matronas y los matrones para que exijan el cambio y promuevan la atención sanitaria y los derechos sexuales y reproductivos, aborden los principales obstáculos para el liderazgo de las mujeres en el personal sanitario mundial y cambien las normas de género subyacentes que infravaloran los derechos, las vidas y el trabajo de las mujeres.

Consejo Internacional de la ICM

Al hilo del Congreso, también de forma virtual, se celebraron las reuniones del Consejo divididas según las zonas ICM. Para Europa del Sur, en la que está englobada España, se celebró el 21 de junio y las asociaciones miembro pudimos compartir puntos de vista y participar activamente en el debate de los documentos que se presentaron:

  • El Colegio de Nueva Zelanda que solicitó la aprobación de la Declaración de Postura "Igualdad de género e igualdad salarial para las matronas”. APROBADA.
  • La Royal Dutch Organización de Matronas de Holanda solicitó la aprobación de la Declaración de Postura "Continuidad de la atención dirigida por matronas". APROBADA.
  • La Asociación de Matronas Canadienses solicitó la aprobación de la Declaración de Postura "Matronas indígenas y no indígenas". APROBADA.

Así mismo se solicitó aprobación de las actualizaciones de Declaraciones de Postura: "Embarazos planificados y servicios de planificación familiar para mujeres", "Impacto del cambio climático" y "Contratación ética de Matronas".

En otro orden de cosas se trató de la Reforma de Gobierno de la ICM.

La AEM estuvo presente, participando en todas las deliberaciones propuestas por el Board de la ICM.

La AEM solicita a la ANECA el reconocimiento de la  formación de profesores que imparten materias teóricas  

La AEM se ha dirigido a la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación (ANECA), más concretamente a la Comisión de Evaluación del profesorado (Comisión de especialidades sanitarias B8), para abordar la falta de reconocimiento de la formación de los profesores que imparten materias teóricas durante la formación de las enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología (Matronas).

Actualmente la docencia teórica impartida en la formación de especialistas en Ciencias de la Salud carece de reconocimiento en docencia en el programa ACADEMIA de ANECA. Sí se reconoce como merito complementario en el apartado de docencia, la función que desempeña de tutor de residentes. Ambas figuras son totalmente independientes y a la vez necesarias y complementarias. Tal y como se establece en la Orden SAS/1349/2009, de 6 de mayo, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (Matrona), en su punto 5.2, el 26% del total de formación del programa formativo será de carácter teórico. Del mismo modo se especifica en este punto las materias sobre la que versarán las clases teóricas. En este misma Orden SAS/1349/2009, de 6 de mayo, en su punto 6 se establece la formación práctica. Por lo tanto, es evidente que existe diferencia entre la formación teórica y práctica. Del mismo modo que existe diferencia entre el profesorado responsable de impartir la formación teórica y el tutor que se encarga de la parte de práctica clínica.

En la actualidad se reconoce en el programa ACADEMIA de ANECA esa tarea de tutor pero no la del profesor que imparte la teoría. Por lo tanto, se produce una discriminación a la labor y mérito de este último, dando lugar a un agravio comparativo.

Por otra parte, la entrada a los programas de doctorado se basa en diferentes vías de acceso, entre las que se encuentra la siguiente:

“Los titulados universitarios que, previa obtención de plaza en formación en la correspondiente prueba de acceso a plazas de formación sanitaria especializada, hayan superado con evaluación positiva al menos dos años de formación de un programa para la obtención del título oficial de alguna de las especialidades en Ciencias de la Salud” (https://www.boe.es/boe/dias/2011/02/10/pdfs/BOE-A-2011-2541.pdf)

Por lo que no resulta comprensible que se equipare en este sentido a un postgrado oficial, tipo máster oficial, habilitante para el acceso a doctorado, y no se reconozca la labor de los docentes que imparten clase en esos títulos. Reconocimiento que sí se otorga a los profesores de los másteres oficiales.

En diferentes comunidades autónomas los titulares de la Unidades Docentes son la propia universidad e incluso existen convenios de colaboración para la formación de residentes en el programa de especialización sanitaria.

En este sentido, la formación de matronas dentro del ámbito universitario tiene una larga trayectoria en el ámbito europeo, ya que en la mayoría los países miembros de la UE el título de matrona se obtiene por la vía del Grado y no de la especialización. Esto implica que esta misma formación en otros países es reconocida como formación universitaria a todos los efectos, mientras que en España no existe tal reconocimiento a pesar de que reúne todos los elementos de docencia universitaria. De hecho, en España hasta la aprobación del presente programa formativo, la formación de las matronas se realizaba exclusivamente bajo el amparo de los convenios entre las instituciones sanitarias y las universidades, teniendo que estar presente ambas instituciones.

La Asociación Española de Matronas cree que existe un agravio comparativo con el reconocimiento de esta formación con respecto a otros países y con respecto a otros profesores que imparten Docencia de Máster Oficial, puesto que si la realización de una especialidad sanitaria con una duración mínima de dos años permite el acceso a los programas de doctorados, la formación teórica impartida, de obligado cumplimiento durante esta formación como se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE) debería tener el mismo valor que la docencia de máster oficial a todos los efectos.

Por todos estos motivos la Asociación Española de Matronas solicita que los miembros de la Comisión de Evaluación revisen los criterios de evaluación equiparando la docencia impartida de Matronas a la docencia de Máster Oficial y se reconozca como docencia universitaria.

La AEM se une a la alianza de América Latina y Brasil por la defensa de las matronas de Perú

A iniciativa del congresista Erwin Tito Ortea , del Grupo Parlamentario Fuerza Popular de Perú fue presentado en fechas pasadas el Proyecto de Ley N° 7965/2020-CR, el cual proponía “establecer la denominación adecuada de los profesionales de la salud que brindan atención a la mujer en salud reproductiva y prohíbe la indebida utilización de términos que se prestan a confusión y ponen en riesgo la salud”. Una iniciativa legislativa que pretende modificar las denominaciones de “Colegio de Obstetras del Perú” y del término de “obstetra”, que corresponde a los profesionales de obstetricia; además de eliminar la Ley Nº 23346, que reconoce a la obstetricia como profesión médica.

El Colegio de Obstetras (Matronas) del Perú, institución que representa a más de 39.800 obstetras en el ámbito nacional, expresó su total rechazo ante el nuevo intento de vulnerar los derechos institucionales y laborales de las y los profesionales de obstetricia, poniendo en conocimiento incluso del presidente de la Republica que la Comisión de Salud y Población no había solicitado al Colegio de Obstetras del Perú, ni a otra institución, una opinión sobre el PL 7965/2020-CR y que estaban incurriendo en irregularidades, considerando que toda iniciativa legislativa debe seguir procedimientos establecidos y no puede utilizar documentación presentada para otro proyecto de ley, aun cuando entre ambas existan coincidencias de planteamiento.

Denunciaban a la vez que el PL Nº 7965/2020-CR, al ser presentado por un médico cirujano especialista en ginecología y obstetricia, a todas luces representaba un conflicto de intereses, disfrazado de una aparente preocupación por la salud de la mujer o de implicaciones negativas en su bienestar.

A la vez rechazaban el predictamen del PL Nº 7965/2020-CR, que pretendía, una vez más, dejar sin atención calificada a las mujeres del Perú, basándose no solo en argumentos errados y falacias, sino también desconociendo la formación y las competencias de los profesionales obstetras en la atención de la salud sexual y reproductiva de la mujer en todo su ciclo de vida.
En conclusión, exigían la suspensión de la evaluación y aprobación del predictamen del PL Nº 7965/2020-CR, por vulnerar la institucionalidad del Colegio de Obstetras del Perú y una investigación plena del uso del fuero parlamentario para la obtención de beneficios para un grupo de profesionales, en detrimento de otros.

Ante esta grave situación todas las asociaciones de matronas de América Latina se unieron y solicitaron así mismo el apoyo de la AEM por la estrecha relación que mantenemos con ellas, para personarnos en el caso y dirigir nuestra petición con la fuerza de la unión, a la 2ª autoridad de Perú, la Presidenta del Congreso de la Republica, Dña. Mirta Esther Vásquez Chiquilín. Fue un intento desesperado de ayuda ante esta aberrante propuesta que denota la calculada y mantenida posición hegemónica de supremacía machista, que ha llegado hasta nuestros días, de los médicos (en este caso ginecólogos peruanos).

Parece que la atención de las matronas se está convirtiendo en una "seria amenaza" para los ginecólogos en muchos países y pensamos que por algo será. Cuando atacan a la profesión en cualquier país del mundo, nos atacan a todas y de ahí la solicitud de la AEM con la alianza latinoamericana de matronas que han actuado con determinación, rapidez y fuerza en apoyo de las colegas peruanas.

Finalmente el conflicto ha quedado resuelto (al menos de momento); sin duda la gran labor de las matronas peruanas en defensa de su profesión, el apoyo de la sociedad civil y de otras instituciones ha dado sus frutos.

Manifiesto de la AEM. 14 de julio de 2021.  Violencia obstétrica

En Madrid a 14 de julio de 2021

Desde hace una semana, tanto en las Redes Sociales como en la prensa hemos sido conocedoras del impacto que ha tenido las sesiones sobre Salud Sexual y Reproductiva organizada por el Ministerio de Igualdad, con el fin de modificar la Ley 2/ 2010 de Salud Sexual y Reproductiva, en diferentes mesas, pero una especialmente que ha tenido mayor repercusión, la de Violencia Obstétrica incluida como una de las formas de Violencia de Género.

La Asociación Española de Matronas (AEM) es una asociación científica y profesional, con más de 40 años de trayectoria (desde su creación en 1978) y que reúne a un amplio colectivo de profesionales, enfermeras especialistas obstétrico ginecológicas, MATRONAS.

Ante la amplia repercusión, y manifiesto de otras organizaciones como el CGOMC y la falta de debate público con todos los grupos profesionales implicados, ya que ninguna matrona estuvo presente en esa mesa para poder argumentar su postura, desde la AEM queremos EXPONER que:

1º.- La AEM ha estado al lado de las mujeres y de las matronas a lo largo de estos años siendo testigo y parte de los cambios que se han producido en la atención de los nacimientos y en las prácticas obstétricas.

2º.- Que la AEM antes que ninguna otra organización abogó ante el Ministerio de Sanidad (2000) por la creación de unidades de bajo riesgo dirigidas por matronas para evitar el incrementado intervencionismo que venía observando en la atención al parto y nacimiento. La misma que logró convocar un foro internacional de obstetras y matronas para que expusieran y reconocieran abiertamente los errores de la obstetricia intervencionista realizada en España, en ese momento, denominado “Seminario Internacional Complutense” (2005) cuyo fruto visible fue “La Carta de Madrid” (traducida a cuatro idiomas), como primer documento de compromiso profesional acorde con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la atención del parto y nacimiento. Encuentro profesional al que le han seguido dos ediciones más de este Seminario Internacional (2009 y 2015) a fin de valorar los avances realizados en el cambio hacia una asistencia al parto y nacimiento menos intervencionista y que posibilitara "a las mujeres un parto más armonioso y seguro y a las futuras generaciones una entrada más acogedora en la vida" (Carta de Madrid 2005). Posteriormente se estableció un consenso con la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) en su propuesta de 2007 para la desmedicalización de los partos de bajo riesgo. Finalmente la Asociación trabajó con el Ministerio de Sanidad en el documento de Estrategia de Atención del Parto Normal (EAPN) (2007), de Estándares para las Unidades Obstétricas y continúa formando parte del grupo técnico para mejora y revisión de los documentos anteriores junto con otros organismos y asociaciones de ámbito nacional.

3º.- Que la AEM es una de las seis asociaciones fundadoras junto con UNICEF España y, por tanto, miembro de pleno derecho de la IHAN España, Iniciativa para la Humanización y Atención al Nacimiento y la Lactancia (1995).

4º.- Que la AEM trabaja con el Ministerio de Sanidad en todos los documentos recientes de recomendaciones en el entorno del parto, sexualidad como órgano consultivo de este Ministerio para todos los temas de salud de la mujer y el niño (y del Ministerio de Educación en temas de formación profesional, aunque en esta ocasión no hemos sido invitadas ni consultadas para emitir nuestra posición al respecto de la modificación propuesta por el Ministerio de Igualdad).

5º.- La Asociación Española de Matronas ha sido promotora, coordinadora y editora del único y exclusivo Código Deontológico de las matronas españolas desde su edición en 2010, en cuyo preámbulo queda reflejado lo siguiente: “debe constituir una declaración y catálogo de principios y valores éticos que sirvan de guía para la labor cotidiana de las matronas (hombres y mujeres) inmersos en cuestiones científicas todavía en debate y dentro de una sociedad cambiante que espera, en todo caso, como sujeto de derecho, recibir servicios de profesionales de probada competencia científica, cultural y de sólidas convicciones de carácter moral y ético y que, además, se fundamente en la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos de la UNESCO (2005) y la Convención Europea sobre Derechos Humanos y Biomedicina (1996) y la legislación vigente en cuestiones de derechos a la intimidad, privacidad, autonomía y parti­cipación activa en la toma de decisiones, en todo lo relacionado con la salud sexual y reproductiva”.
Además, en su apartado de declaraciones previas expone en su apartado a) “entendemos la gestación y el parto como un estado temporal de implicaciones somato-emocionales, bio-sociales y culturales de carácter singular y adaptativo que una mujer sana puede asumir con éxito y concluir de manera placentera. Por ello, las matronas promoverán la no intervención en los partos, cuando no sea necesaria, reforzando la confianza de las mujeres en sus propias capacidades.”
Y en su capítulo I art.1 dice: “la matrona realizará todas sus actuaciones basándose en los principios de la bioética de autonomía, beneficencia, no maleficencia y justicia, viniendo a proteger a las mujeres y sus hijos de intervenciones que puedan ocasionarle algún daño, poniendo especial énfasis en desarrollar actuaciones en prevención, primaria, secundaria, terciaria y con particular acento en prevención cuaternaria en los partos de evolución espontánea”.
Desde 2006 la AEM hizo pública su Declaración de Posición (Misión, Visión y Valores) en la que como punto primero manifiesta: "que lejos de fundamentalismos, pero sí con la evidencia científica, entendemos la gestación y el parto como un estado temporal de implicaciones somato-emocionales y sociales de carácter singular y adaptativo que una mujer sana, con el necesario seguimiento y cuidado profesional, para la detección precoz de cualquier alteración, puede asumir con éxito y concluir, en más de un 85% de los casos, en un parto espontáneo y una crianza placentera". Y en otro de sus apartados: "Reforzamos de manera continuada nuestra creencia y convencimiento, respecto a lo que deberían ser dos paradigmas esenciales de las matronas y la sociedad: “Donde haya una mujer que precise ayuda en educación, prevención o atención a su proceso reproductivo, debe existir una matrona”. “Los partos, en su mayoría, no necesitan ser curados, pero sí ser cuidados”.

6º.- Que durante toda la pandemia la AEM ha luchado y defendido frente a diversas administraciones autonómicas los derechos negados de las mujeres gestantes al acompañamiento durante el proceso de nacimiento, sola y en asociación con otras organizaciones y en apoyo absoluto en pro de un parto acompañado.

Por todo lo anteriormente expuesto, MANIFESTAMOS nuestro apoyo incondicional a todas las mujeres, gestantes o no, que en el curso de su salud sexual y reproductiva se hayan podido sentir dañadas o perjudicadas por actuaciones indebidas o innecesarias. También las matronas hemos sido víctimas por el hecho de ser mayoritariamente mujeres, respecto de otro colectivo y de protocolos y decisiones que se han tomado en diferentes comunidades o administraciones sin contar con nosotras ni haber sido consultadas para asesorar en esa toma de decisiones.
Por ello, PROPONEMOS seguir al lado de las mujeres durante todo su ciclo vital cuidando su salud sexual y reproductiva como es nuestro objetivo, siendo las profesionales expertas, y que seamos partícipes de pleno derecho en la toma de decisiones que se realicen en el ámbito de la Salud Sexual y Reproductiva para promover, por un lado, el cumplimiento de la Ley 41/2002 de Derecho a la información y autonomía del paciente por parte de todo nuestro colectivo, difundir nuestro Código Deontológico entre todas las matronas, si es que son desconocedoras, y fomentar la aplicación de la EAPN en aquellos lugares donde no haya sido consolidada.
La Asociación Española de Matronas siempre estará al lado de las mujeres y todas las matronas que en el día a día defienden la profesión y acompañan a las mujeres en su proceso vital, sujeto de nuestros cuidados para una vivencia y experiencia de su salud sexual y reproductiva lo más satisfactoria posible, y velará por el cumplimiento de su código deontológico.

"Sentimos y vivimos los problemas de la mujer, de la familia y de cada colega como propios, desde el respeto, la igualdad y la solidaridad, el compromiso, la transparencia y el esfuerzo organizativo y participativo, la libertad y la justicia social, valores fundamentales de nuestra entidad asociativa, intentando conseguir a la vez hacer un trabajo más consciente y más humano, reforzar y mostrar estos valores que nos identifican como profesión privilegiada de servicio a la sociedad."

(Declaración de Posición AEM, 2006)
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE MATRONAS