3
Revista Matronas

Revista Matronas

ENERO 2016 N° 1 Volumen 4

ENTREVISTA al equipo de matronas del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz)

Sección: Aquí y Ahora

El hospital de especialidades de Jerez de la Frontera es un hospital público y comarcal de la provincia de Cádiz, perteneciente al Servicio Andaluz de Salud. Ubicado en la zona sur de la ciudad, el hospital cuenta con una triple función: docente, asistencial e investigadora.

Su historia se remonta al día 28 de mayo de 1968 cuando a las doce de la noche llegó a la puerta de urgencias de la recién construida “Residencia Sanitaria General Primo de Rivera”, una mujer de 33 años de edad que presentaba una amenaza de aborto. Tres horas más tarde, otra señora procedente de Setenil llegaba con un parto a término, a continuación otra mujer con un sangrado.

Así comenzó la historia de aquel nuevo hospital de la carretera de circunvalación que venía a dar respuesta a las necesidades médicas y quirúrgicas de Jerez y su comarca.

Es uno de los centros gaditanos que, mediante convenio con la Universidad de Cádiz, alberga las prácticas de MIR/EIR y otras especialidades sanitarias.

Presta sus servicios a los municipios integrados en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Cádiz que comprende el Hospital de Jerez, Distrito Sierra y Distrito Costa-Noroeste. Da cobertura asistencia a un total de población de 400.000 aproximadamente, con un alto índice de población en área rural.

En el año 2015 tuvo un número de partos de 2.900.

Estructura del hospital:

La zona de maternidad situada en la primera planta del hospital cuenta con el área de partos formada por seis dilataciones (una de ellas dilatación-paritorio), dos paritorios, dos quirófanos y una sala de REA. Una consulta de urgencias obstétrico-ginecológicas con dos camas y otra consulta de monitores situada en la planta baja, para control del bienestar fetal a las mujeres gestantes a partir de 40 semanas.

El ala de maternidad situada también en la primera planta consta de 36 camas de las cuales 10 son individuales y el resto dobles. El equipo obstétrico consta de: 24 ginecólogos, 24 matronas (cinco de día y cuatro de noche) y 24 auxiliares de enfermería.

La plantilla actual del área obstétrica es la siguiente:

• 1 jefe de Unidad de Gestión Clínica.
• 1 supervisora de enfermería.
• 1 supervisora de matronas.
• 24 matronas.
• 22 enfermeras de maternidad.
• 24 auxiliares en paritorio/quirófano.
• 24 ginecólogos.
• 10 residentes de matrona (5 por año).
• 6 residentes de ginecología y obstetricia

El nivel asistencial de este hospital (Nivel II) admite la posibilidad de actuar con garantías de seguridad y ofrece requisitos técnico-sanitarios de nivel elevado.

Se entrevista a la supervisora de paritorio y a las matronas que formaban el equipo de guardia el día de la realización de esta entrevista.

Pregunta. ¿Cuál es la distribución del trabajo en este hospital? Además del paritorio, ¿las matronas tienen bajo sus cuidados otras plantas o servicios?
Respuesta. El equipo de matronas está formado por 24 matronas y una supervisora. Además, cuenta con 24 auxiliares de clínica, 24 ginecólogos, 11 enfermeras de quirófano, diez EIR de matrona (cinco por cada año) y un jefe de unidad de gestión clínica.

La distribución es la siguiente: el paritorio cuenta con un total de cuatro matronas por turno (dos en dilatación/paritorio, una en la planta de maternidad y otra en urgencias obstétrico-ginecológicas), tres auxiliares para el área parto/dilatación por turno, otra en urgencias y el equipo de quirófano compuesto por dos enfermeras y una auxiliar. Aparte hay una matrona fija de mañana que atiende de lunes a viernes consulta de registros para monitorizar a las mujeres gestantes a partir de las 40 semanas. En la planta de maternidad hay dos enfermeras por turno que llevan a todas las puérperas y pacientes ginecológicas.

Las funciones de las matronas en cada área son las siguientes:

Las matronas de dilatación/paritorio serán las encargadas de recibir a las mujeres gestantes una vez que se ha iniciado el proceso de parto, asistir todo el proceso de dilatación, el expulsivo y puerperio inmediato. También de atender al recién nacido de las cesáreas programadas, realizar el piel con piel en quirófanoy controlar las APP.

La matrona de planta controla a todas las mujeres gestantes prodrómicas, lleva las inducciones, prepara a las que tienen cesárea programada y ofrece apoyo a la lactancia.

En la consulta de urgencias la matrona recibe a las mujeres gestantes y a partir de la semana 37 de gestación en embarazos de bajo riesgo es la encargada de decidir el ingreso o el alta a domicilio de la mujer gestante. También colabora con el ginecólogo en la administración de tratamientos o intervenciones en pacientes ginecológicas o gestaciones de riesgo.

Por lo demás, no desarrollan actividades en otras áreas relacionadas con la asistencia obstétrico-ginecológica, todo lo demás (asistencia en las cesáreas, consultas de control del embarazo, de ginecología, de fertilidad...) está cubierto por personal de enfermería.

P. ¿Cuál es el sistema de registros de datos, por ejemplo, el partograma en el hospital?
R. Realizamos el registro de datos a través del programa informático DIRAYA. Todo se registra en soporte digital. Los informes, pruebas y resultados que se realiza la mujer gestante durante el embarazo quedan registrados en este programa.

En el paritorio recogemos en soporte digital los datos de la mujer gestante y realizamos una pequeña valoración inicial a su ingreso, a continuación se rellena el partograma y finalmente la hoja del parto y el recién nacido.

No disponemos de sistema central de monitorización materno-fetal.

El registro de partos se realiza manualmente en el “libro de partos” en el que anotamos los partos diarios, tipo de parto, sexo de recién nacido, test de Apgar y peso del recién nacido y digitalmente en el programa RUPINA.

Al alta se rellena la cartilla de salud del recién nacido en los que se deberán escribir manualmente todos los datos del parto (fecha, tipo de parto, hora del parto, medidas del recién nacido…).

Las matronas están contentas y tienen una visión positiva con haber sustituido el formato papel por el digital, pero también refieren que en momentos de sobrecarga de trabajo (muy frecuentes en este hospital) es difícil pararse a introducir datos en el programa informático.

P. En relación a la lactancia materna (LM), ¿se realiza algún programa específico de apoyo a las mujeres durante su estancia en el hospital?
R. Conscientes de la importancia que las maternidades tienen en el inicio y la promoción de la lactancia, el Hospital de Jerez se encuentra en proceso de acreditación para pertenecer al grupo de Hospitales Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al nacimiento y la Lactancia (IHAN), actualmente ha superado la primera fase.

Al nacimiento se respeta el piel con piel, se promueve la lactancia de inicio precoz y el recién nacido no es separado de su madre, ya que el pediatra no asiste a los partos eutócicos de bajo riesgo. Por otra parte, hay una matrona en el área de hospitalización de maternidad dedicada a ofrecer apoyo a la lactancia e informar de todos sus beneficios. El hospital también ofrece información durante la estancia sobre grupo REGAZO: grupo de apoyo a la lactancia extrahospitalaria.

P. Hablando de modelo o política asistencial, ¿en qué forma ha cambiado el modelo después del año 2005 con la Carta de Madrid o con el Documento de Estrategia de Atención al Parto del Ministerio de Sanidad de 2007?
R. En el Hospital de Jerez de la Frontera el Documento de Estrategia de Atención al Parto de 2007 nos ha servido para modificar muchas prácticas que se realizaban de manera rutinaria, consideradas hoy por hoy obsoletas y sin base científica.

Intervenciones como rasurado, enema, uso de oxitocina, episiotomía y amniorrexis se realizaban a la mayoría de las mujeres gestantes, actualmente se individualiza el caso y la actuación se realiza siempre respetando los protocolos del hospital y la evidencia científica con el fin de mejorar la calidad de asistencia prestada a las mujeres. El porcentaje de cesáreas y episiotomías se ha reducido significativamente del año 2005 hasta la fecha.

Por otra parte, se ha humanizado la manera de actuar en la sala de partos, donde un parto de bajo riesgo es llevado exclusivamente por la matrona, se ofrece distintas posiciones para el expulsivo (decúbito lateral izquierdo, silla de partos…), se promueve el piel con piel, se permite acompañamiento a la mujer gestante en todo el proceso de parto, se ofrece pelotas de bobath, otros métodos alternativos de alivio al dolor (masajes, agua caliente, deambulación y cambios de posición, técnicas de relajación...).

En cuanto a la atención inmediata al recién nacido los cambios realizados en estos últimos años se centran en: promover el piel con piel, la no separación madre-hijo, el aseo a las 24 horas, pinzamiento tardío del cordón umbilical y posponer los procedimientos rutinarios al recién nacido con el fin de no interferir el primer contacto madre e hijo/hija. La incorporación, hace unos siete años de residentes de matrona al Hospital de Jerez, ha contribuido de manera positiva a todo este cambio.

Aún nos falta por mejorar muchos aspectos como promover más el plan de parto, permitir tomar bebidas de manera libre en la dilatación a mujeres gestantes de bajo riesgo y realizar un manejo activo del alumbramiento.

P. ¿Cuál es el perfil y la nacionalidad promedio de las mujeres gestantes que se atienden en este hospital?
R. El Hospital de Jerez de la Frontera recoge población variada. Los municipios cercanos al hospital están integrados en su mayoría por una población de clase media.

El perfil promedio de la mujer gestante atendida en nuestro hospital está representado por mujer española, con una edad media de 33 años y primípara. También atendemos un número alto de adolescentes, especialmente de etnia gitana. Entre la población inmigrante hay que destacar el porcentaje de mujeres procedentes de Marruecos y China.

P. ¿Cómo es la relación del equipo de matronas con la Dirección de Enfermería?
R. Nuestra relación con la Dirección de Enfermería es cordial y fluida. Se intenta llegar a acuerdos satisfactorios para ambas partes. Se trabaja mucho y normalmente se tienen objetivos comunes. No siempre se cuenta con el apoyo de la gerencia para todos los proyectos que se plantean, pero hasta el momento se han logrado muchos cambios.

Desde la unidad, el equipo de matronas quiere ir transfiriendo puestos de enfermeras a las enfermeras especialistas en obstetricia y ginecología, es algo que aún no se ha conseguido y llevará tiempo.

La poco favorecedora situación económica hace que los recursos sean más limitados y las dificultades mayores.

P. En relación con las incidencias de la plantilla (bajas, permisos, etc.). ¿Cuál es la política de cobertura que seguís?
R. Se cubre siempre el 100% de la plantilla mínima. En verano y navidades con varios contratos temporales, y los imprevistos que van surgiendo se intentan cubrir con el personal de la plantilla. La política de cobertura está limitada por los ajustes presupuestarios, pero siempre se intenta dar la cobertura mínima. Por otra parte, tenemos libertad para realizar cambios de turnos.

P. De la totalidad de la plantilla ¿cuál es la situación laboral de la misma?
R. La plantilla está compuesta por 24 matronas; 11 fijas y 13 eventuales.

P. La Asociación Española de Matronas promueve la reatribución de competencias que siempre fueron de las matronas y que nunca pudieron ejercer estas por falta de efectivos. Es decir, en el caso de un hospital maternal desde la primera a la última planta deberían estar a cargo de las matronas. ¿Existe alguna iniciativa para hacer
realidad dichas reatribuciones a corto, medio y largo plazo en ese centro?
R. El servicio de Tocoginecología nos respeta mucho como las especialistas que somos. Como hemos dicho anteriormente, en las urgencias el triaje lo hacemos las matronas, vemos los pródromos y partos a término y de bajo riesgo, valoramos la exploración y decidimos el destino de la mujer gestante y damos el alta. En la planta de Maternidad hay también una matrona que se encarga de valorar los pródromos y roturas prematuras de membranas, preparar las cesáreas electivas, apoyar y fomentar la lactancia materna. También es la encargada de iniciar las inducciones. En el paritorio somos totalmente independientes en los partos de bajo riesgo. Con lo cual creemos que en este hospital podemos llevar a cabo muchas de las competencias que nuestra especialidad nos ofrece. Pero aún queda un campo amplio sin cubrir como es asistencia en consultas de reproducción, de control del embarazo, quirófano obstétrico-ginecológico, etc. De momento no se está llevando a cabo ninguna iniciativa, esperemos que cambien en un futuro cercano.