De Teruel a Murcia. Participación en y con la comunidad

Sección: Editoriales

Cómo citar este artículo

Martínez Riera JR. De Teruel a Murcia. Participación en y con la comunidad . RIdEC 2017; 10(2):4-5.

Autores

José Ramón Martínez Riera

Presidente de la Asociación de Enfermería Comunitaria (AEC)

Acabamos de clausurar las XI Jornadas Nacionales de la AEC en Teruel, con un formato novedoso y que ha tenido una gran aceptación. Los talleres, como eje central y vertebrador de todas las jornadas, han servido para acercar la realidad asistencial, gestora, docente e investigadora a las enfermeras comunitarias que asistieron en gran número a Teruel.

Podemos decir, por tanto, que ha sido una fiesta científico-profesional, por cuanto en un ambiente relajado, cercano, reflexivo, crítico y de debate hemos podido disfrutar en la adquisición de conocimiento, pero también, en la construcción colaborativa del mismo.

Teruel nos acogió y nos mimó durante la preparación de las jornadas y, sobre todo, durante nuestra estancia en la bella ciudad aragonesa. Nos sentimos parte de su comunidad y esperamos poder responder, con el bagaje adquirido, dando respuesta a sus necesidades y demandas, al menos, en igual medida que lo han hecho sus habitantes con nosotros.

Sería injusto no mencionar a todo el grupo humano de la AEC que, liderados por Beatriz Sánchez Hernando, han hecho posible y visibles a Teruel y a las enfermeras comunitarias.

Pero concluidas las jornadas no queda tiempo para la relajación, y ya celebramos y damos la bienvenida al V Congreso Internacional de la AEC y V Encuentro Nacional de tutores y residentes de Enfermería Familiar y Comunitaria, que se celebrarán en el Auditorio y Palacio de Congreso “Víctor Villegas” de la ciudad de Murcia, del 17 al 19 de octubre de 2018.

Y es que la AEC, si por algo se caracteriza, es por su inconformismo y su motivación por ofrecer lo mejor para el desarrollo científico profesional de las enfermeras comunitarias.

En esta ocasión Patricia Moreno Pina y Juan Antonio González Gómez serán los encargados de liderar este ambicioso proyecto que, ya podemos adelantar, no dejará indiferente a nadie. No lo hará tanto por el formato elegido, que me permitiréis que no desvele aún, como por los contenidos que en el mismo se van a desarrollar bajo el lema de “Enfermeras Comunitarias y Participación EN y CON la Comunidad”. Tan simple y tan complejo al mismo tiempo. Por eso necesitamos hacerlo facilitando, potenciando y motivando a la participación tanto de las enfermeras como de la comunidad a la que nos debemos como profesionales. Queremos crear un ambiente, una simbiosis en los que unos y otros nos sintamos partícipes en la generación de salud y la construcción de estrategias para lograrlo. Desde la participación activa, real e inclusiva que favorezca la toma de decisiones compartidas. Evitando recelos, desconfianzas, enfrentamientos entre los diferentes agentes de salud como actores, todos ellos, de objetivos comunes que tengan como foco exclusivo de atención a la salud de las personas, las familias y la comunidad, pero contando con todos ellos para identificar cuáles son las necesidades sentidas y cómo queremos y podemos afrontarlas de manera conjunta y consensuada.

Estamos de enhorabuena, a pesar de que hay quienes se empeñan en paralizar nuestro crecimiento desde la pasividad o la inacción en la toma de decisiones. Porque la AEC se ha unido a las principales Sociedades Científicas Enfermeras (ANDE, SEEGG, AEEP, FAECAP, AET, FAME, AEESME, UESCE) para hacer un frente común en favor de las especialidades enfermeras, de su reconocimiento y desarrollo ante las principales organizaciones e instituciones nacionales y autonómicas. Un claro ejemplo de lo que pretendemos es participar en aras de un objetivo común, respetando las especificidades de cada una de las partes. También esto es Participación Comunitaria. Este es el compromiso de la AEC que fue quien propuso, propició e impulsó esta estrategia participativa. En este caso científico-profesional, pero que viene a clarificar el sentimiento, compromiso y voluntad firmes de cuáles son nuestros planteamientos. Alejarnos de protagonismos para lograr lo mejor para la enfermería y las enfermeras en su conjunto y en particular de las enfermeras comunitarias, por encima de cualquier otro planteamiento, sin que ello nos haga renunciar a nuestros fines, principios, objetivos e identidad.

Preparémonos pues para acudir a Murcia y participar en la construcción de una realidad deseada y posible. Tan solo desde esa participación activa y unitaria seremos capaces de avanzar y dar respuesta a nuestras necesidades y a las de la comunidad, familias y personas con las que convivimos, trabajamos y construimos.

Os esperamos.