La importancia, la perspectiva y el reto de la vacunación en México

Sección: Cartas al Director

Autores

1 Juan Daniel Suárez Máximo, 2 José Yael Roldan Romero

Es de suma importancia el poder encontrar los espacios para mejorar la tasa de vacunación, todo ello con la finalidad de erradicar las enfermedades que se prevén. En 2018, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con funcionarios y expertos de ocho países de las Américas, se reunieron para analizar nuevas estrategias que permitan aumentar las coberturas de vacunación en las grandes ciudades, como indicador global; entre los cuales destacó la vacuna que provee de anticuerpos contra la difteria, la tosferina y el tétanos (DPT). De la misma forma, la OPS y OMS advirtieron que el 50% de los municipios de la región no alcanza coberturas mayores al 95%; el riesgo de las bajas coberturas es tener brotes emergentes e importados (1).

La OMS y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) refieren que se realicen esfuerzos inmediatos para vacunar a todas las niñas y los niños, ya que los nuevos datos indican que antes de la pandemia de la COVID-19 al menos 30 campañas de vacunación contra el sarampión fueron canceladas o están en proceso de cancelación, lo que puede generar un aumento en el número de brotes después del año 2020. La cobertura de la vacunación se había estancado en un 85% durante casi una década, es decir, cada año 14 millones de lactantes no recibían una vacuna, siendo este uno de los problemas particularmente relevantes en las grandes ciudades por su alta concentración poblacional (1,2).

Por ende, en el 2020 la OMS y la UNICEF advierten que en todo el mundo se ha producido una alarmante reducción en el número de menores que reciben vacunas para salvaguardar sus vidas, siendo el esquema de vacunación uno de los instrumentos más poderosos en la historia de la salud pública, si en cambio se visualizaran las reducciones de la no cobertura (2).

Del mismo modo, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, refiere que “debemos evitar un mayor deterioro de la no cobertura de la vacunación y reanudar urgentemente los programas de inmunización antes de que la vida de los niños resulte amenazada por otras enfermedades”, de igual manera “no podemos cambiar una crisis de salud por otra”. Por eso, la probabilidad de que un niño nacido hoy en día esté completamente vacunado con todas las vacunas recomendadas a nivel mundial será inferior al 20%. En 2019, casi 14 millones de niños no recibieron vacunas vitales, como la del sarampión y la DTP, la mayoría de esos niños vive en África y es probable que no tenga acceso a otros servicios de salud; esto se reprenda con una singularidad, con los sectores de bajos recursos y zonas marginales de México (1,2).

De igual manera, se conoce el rechazo a la vacunación; por un lado, señalan múltiples factores intervinientes en los rechazos a una vacuna, en general se debe a la acción de los grupos antivacunas y por la desinformación o divulgación de datos erróneos. Por otro, las poblaciones susceptibles se modifican de manera constante por cambios epidemiológicos, determinados por fenómenos como la globalización o diferentes conflictos que interfieren el accionar sanitario (3).

Un estudio reveló que la aceptabilidad de la vacunación contra la COVID-19 fue de un 62,3%. Esto se relaciona con el género (mujeres) y personas de mayor edad; de igual manera, el nivel educativo, el empleo y/o aquellas quienes trabajan en el sector informal, y los niveles socioeconómicos más bajos, son los perfiles que tienden a negarse o a dudar con más frecuencia sobre la importancia de la vacunación (4).

Sin embargo, también hay oportunidades de mejorar el plan nacional de vacunación, un plan en el que las enfermeras en México tienen un importante rol y liderazgo que asumir. La UNICEF, en los más de 190 países, se encarga de promover el cumplimiento de los derechos y el bienestar de todos los niños, las niñas y los adolescentes. Incluso se genera una propuesta futura a la vacunación, en México, promoviendo y protegiendo los derechos de la infancia a través de contribuciones y do-naciones voluntarias de individuos y de empresas para poder cumplir una vacunación segura en las zonas con mayor pobreza, desigualdad y discriminación (4,5).

Bibliografía

  1. Organización Panamericana de la Salud (OPS)/ Organización Mundial de la Salud (OMS). Estudian nueva estrategia para mejorar las coberturas de vacunación en grandes ciudades [internet]. 2018 [citado 2 nov 2022]. Disponible en: https://www3.paho.org/hq/index.php?option=com_con-tent&view=article&id=14474:new-strategy-developed-to-improve-vaccination-coverage-in-large-cities&Itemid=0&lang=es#gsc.tab=0
  2. UNICEF (México). La OMS y UNICEF advierten sobre una reducción en la cobertura de vacunación durante la COVID-19. UNICEF [internet] 2020 [citado 2 nov 2022]. Disponible en: https://www.unicef.org/mexico/comunicados-prensa/la-oms-y-unicef-advierten-sobre-una-re-ducción-en-la-cobertura-de-vacunación
  3. Hortal M, Di Fabio JL. Rechazo y gestión en vacunaciones: sus claroscuros. Rev Panam Salud Publica 2019; 43 Doi: https://doi.org/10.26633/RPSP.2019.54
    Escuela de Salud Pública de México. Aceptación, rechazo y vacilación de vacunación
  4. COVID-19 en México. INSP/ESPM [internet] 2021 [citado 2 nov 2022]. Disponible en: https://www.espm.mx/blog/aceptacion-rechazo-validacion-vacunacion-covid-19/
  5. Hernández-Ávila M, Palacio-Mejía LS, Hernández-Ávila JE, Charvel S. Vacunación en México: coberturas imprecisas y deficiencia en el seguimiento de los niños que no completan el esquema. Salud Publica Mex  2020; 62(2, Mar-Abr):215-24. Doi: https://doi.org/10.21149/10682