Bolsas de contratación: una forma rápida de encontrar empleo (INFORMATIVO)

Jueves, 9 de junio de 2016

Para poder acceder a un puesto de trabajo en el sector sanitario, además de existir la posibilidad de optar mediante la entrega de un currículum vitae en los departamentos de recursos humanos de la empresa sanitaria en cuestión, también se puede acceder mediante las bolsas de contratación o de trabajo. Estas bolsas son otra modalidad de acceso al mundo laboral donde los demandantes de empleo se apuntan y envían su documentación, para posteriormente ser llamados en función de la antigüedad con la que se hayan ido apuntando en la bolsa. Es una forma más rápida de acceso a un puesto en un centro hospitalario o de salud.

La mayor parte de los órganos públicos abren o convocan bolsas de empleo para cubrir distintas situaciones en cuanto a necesidad de personal, como pueden ser bajas, cese de funcionarios o cubrir temporalmente una plaza hasta que se convoque la misma mediante oposición. Existen distintos tipos de bolsa, según su carácter privado o público, y todas ellas tienen como objetivo buscar candidatos para puestos laborales sanitarios.

La mayor parte de hospitales y centros de salud tienen bolsas propias donde los enfermeros pueden apuntarse. Estas bolsas suelen abrir cada cierto tiempo: cada dos años, una vez al año (en junio o en octubre), otras están abiertas de forma permanente y algunas solamente piden que se envíe el currículum.

Normativa vigente en las bolsas de empleo
Los enfermeros que deseen apuntarse a una bolsa de empleo deberán reunir los requisitos recogidos en la normativa vigente para poder optar a los puestos convocados. Normalmente, los trámites consisten en rellenar la instancia, pagar las tasas, presentar la solicitud (historial profesional), el justificante de pago y los documentos requeridos (documento nacional de identidad (DNI), cursos, experiencia profesional, etc.) compulsados por un organismo oficial o por el propio registro donde se presente la instancia, junto a una fotocopia de la documentación que justifique los méritos que se solicita sean contabilizados.
Una vez que el opositor está inscrito en la bolsa de trabajo, no es necesario aportar nuevamente la documentación entregada anteriormente. Así, sólo se deberán entregar los documentos que acrediten los nuevos méritos adquiridos en ese periodo de tiempo.
Las bolsas de trabajo están vigentes por el plazo que se determine en el momento de su creación o hasta su sustitución por otra posterior resultante tanto de una convocatoria para el acceso a funcionariado de carrera o interino como para personal laboral temporal.