Cáncer: tipos más frecuentes de la enfermedad y prevención

Lunes, 4 de febrero de 2019

Hoy, 4 de febrero, como cada año a iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer y otras instituciones, se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, una jornada organizada con el objetivo de promover la concienciación de la sociedad al respecto de esta patología y la importancia de la prevención y el control de la misma.

Según los datos ofrecidos por la OMS, el cáncer es la segunda causa de muertes a nivel global, con unas cifras que registraron casi 9 millones de fallecimientos en el año 2015; con una especial incidencia, el 70%, en países pobres o en vías de desarrollo. Cerca del 30% de las defunciones debidas a esta enfermedad se debe a la presencia de los cinco factores de riesgo principales en el paciente, a saber, alcohol, tabaquismo, bajos niveles de consumo de frutas y verduras en la dieta, escaso ejercicio físico y un índice de masa corporal alto.

De acuerdo con esta entidad, los tipos de cáncer más frecuentes son, por este orden, el de pulmón, causa de 1,69 millones de muertes en todo el mundo, y, entre otros, el de hígado, con 788.000, el de estómago, con 754.000, o el de mama, cuya prevalencia registró 571.00 fallecimientos en el año 2015.

Cáncer de pulmón

En España, esta es la primera causa de muerte por la enfermedad en hombres y la tercera en mujeres. Suele detectarse en estadios avanzados.

Etiología

Los principales factores de riesgo del cáncer de pulmón son:

  • Tabaquismo y tabaquismo pasivo: el más importante.
  • Sexo: mayor incidencia en hombres que en mujeres, como se ha visto.
  • Enfermedades respiratorias: sobre todo la EPOC o la fibrosis pulmonar idiopática.
  • Factores genéticos.
  • Trabajo: la exposición a diversas sustancias, presente en ciertas labores, como el asbesto o el radón.

Método de diagnóstico

Las formas más habituales de diagnosticar el cáncer pasan por:

  • La radiografía del tórax.
  • El TAC.
  • La citología del esputo.
  • Fibrobroncoescopia, que permite ver el tumor, establecer sus dimensiones y ubicación y llevar a cabo una biopsia.
  • La punción pulmonar, en caso de que las dos pruebas anteriores no concluyan ningún diagnóstico.

Tratamiento

La terapia más recomendable para tratar el cáncer de pulmón es la prevención, especialmente a través del abandono del hábito tabáquico o evitar su inicio. Asimismo, la intervención quirúrgica y la quimioterapia y la radioterapia son directrices adecuadas en función de la fase de la enfermedad.

Cáncer de hígado

Una neoplasia frecuente, el cáncer de hígado puede ser de origen primario o por metástasis, principalmente derivada de tumores de pulmón, páncreas, riñón, vedija o piel.

Etiología

Esta enfermedad está causada, sobre todo, por:

  • Hepatitis B y C.
  • Alcoholismo crónico.
  • Cirrosis.
  • Hemocromatosis.

Método de diagnóstico

La principal manera de detectar el cáncer de hígado se basa en pruebas de imagen, como el TAC, la resonancia magnética o la ecografía abdominal, o mediante análisis de la función hepática.

Tratamiento

Las medidas terapéuticas que se pueden aplicar en esta enfermedad varían en función del tamaño del tumor que afecta a los pacientes; para aquellos de proporciones reducidas, lo más habitual es:

  • Intervención quirúrgica.
  • Trasplante.

Cáncer gástrico

A pesar de que su prevalencia ha disminuido, principalmente por la mejora en las técnicas de conservación de la comida, el cáncer gástrico representa un 10% del total de los casos de la enfermedad que se detectan a nivel global; en España, esta se sitúa en 20 afectados por cada 100.000 habitantes.

Etiología

  • Herencia genética.
  • Alimentación.
  • Problemas previos al cáncer, como, entre otros, la anemia perniciosa.
  • Lesiones gástricas previas, como gastritis crónica atrófica.

Método de diagnóstico

Entre los medios más eficaces para identificar el cáncer de estómago se encuentran:

  • Radiografías de tórax y de abdomen.
  • Endoscopia digestiva alta.
  • Presencia de sangre en las heces.
  • Ecografía abdominal.
  • TAC.
  • Resonancia magnética.

Tratamiento

Para aplicar un tratamiento contra esta patología es necesario evaluar, de forma previa, una serie de circunstancias relacionadas tanto con el paciente (edad, situación nutricional, otras enfermedades…) como con la propia dolencia (ubicación concreta del tumor o el estadio) y con el tipo de tratamiento.

En este sentido, se puede abordar el cáncer a través de tres vías:

  • Cirugía: gastrectomía, que puede ser parcial o total.
  • Quimioterapia.
  • Radioterapia.
  • Otros tratamientos: terapias de soporte, como apoyo nutricional o medicamentos contra la anemia, o cuidados paliativos.

Prevención

Existen tres vías primordiales de prevención del cáncer, denominadas primaria, secundaria y terciaria.

Prevención primaria

Busca disminuir la prevalencia de la patología en la sociedad a través de un abordaje de los factores de riesgo que cuentan con mayor impacto en la población, que han sido expuestos anteriormente, en consonancia con lo referido por la Organización Mundial de la Salud, encaminado a un mejor control del cáncer.

Prevención secundaria

Referida a lograr un diagnóstico precoz de la enfermedad, depende de los distintos programas de salud de las entidades responsables de la administración sanitaria. Se lleva a cabo mediante el cribado, dirigido a la población en general, y la búsqueda de casos, en grupos concretos.

Prevención terciaria

Relativa a las mejoras en los tratamientos a lo largo del desarrollo del cáncer.

Formación enfermera ante el cáncer

Como se ha visto, el cáncer es una de las principales causas de mortalidad alrededor del mundo, y con una incidencia tan elevada, y sabiendo los tipos de cáncer más frecuentes a nivel global con datos respaldados por la OMS, se hace fundamental que los profesionales enfermeros cuenten con unos conocimientos profundos y actualizados sobre esta enfermedad.

Además, ampliar la educación, ya sea en este o en cualquier otro ámbito de la ciencia enfermera, incide en el desempeño laboral diario y repercute directamente en la calidad de la atención que reciben los pacientes.

Por ello, AulaDAE, espacio de formación enfermera que cuenta con el aval del Ministerio de Sanidad, pone a disposición de los profesionales los cursos “Paciente con cáncer: estrategias terapéuticas” y “Tipos de cáncer: situaciones críticas y el final de la vida”, ambos de María Dolores Soler, enfermera y profesora de Enfermería Médico-Quirúrgica en la Escuela Universitaria La Fe, en Valencia, acreditados con 9,1 créditos CFC y equivalentes a 100 horas lectivas.

Fuentes:

Trueba Torre MB, Aizpeolea San Miguel ML, Pancorbo Hidalgo PL, López Ortega J. Hepatitis, cirrosis y cáncer de hígado. En: De la Fuente Ramos M (coord.). Enfermería médico-quirúrgica. Vol. IV. 3ª ed. Colección Enfermería S21. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2017. p. 2703-26.

Quintnar Verdúguez T, Pangua Méndez C. Cáncer de próstata. En: Cruz Acquaroni MM, González Gómez IC. Compendio DAE de Patologías. Colección De la A a la Z. 2ª ed. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2009. p. 159-161.

De la Fuente Ramos. Gastritis y cáncer gástrico. En: De la Fuente Ramos M (coord.). Enfermería médico-quirúrgica. Vol. IV. 3ª ed. Colección Enfermería S21. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2017. p. 2499-518.

Vicario del Cojo I, Pérez Martín F. Cáncer de pulmón. En: Cruz Acquaroni MM, González Gómez IC. Compendio DAE de Patologías. Colección De la A a la Z. 2ª ed. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2009. p. 162-165.

Soler Gómez MD. Epidemiología. En: Bondyale Oko T. En: Soler Gómez MD, Garcés Honrubia V, Zorrilla Ayllón I. Cáncer y cuidados enfermeros. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2007. p. 35-51.

cáncer, Día Mundial Contra el Cáncer

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*