3
Metas de Enfermería

Metas de Enfermería

JUNIO 2008 N° 5 Volumen 11

Heridas por arma de fuego

Sección: Sobre el Terreno

Cómo citar este artículo

Campo Campo M, de la Cuadra Álvarez M, Pérez Sanz MI. Heridas por arma de fuego. Metas de Enferm jun 2008; 11(5): 62-68

Autores

María Campo Campo1, Marta de la Cuadra Álvarez1, María Isabel Pérez Sanz2

Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario La Paz, Madrid.1, Diplomada en Enfermería. Licenciada en Antropología.

Contacto:

Hospital Universitario La Paz. Urgencias Hospital General. Pº de la Castellana, 261. 28046 Madrid.

Email: mariacampocampo@hotmail.com

Resumen

Las heridas producidas por armas de fuego vienen dadas en función de su masa, forma, velocidad, resistencia del tejido, propiedades viscoelásticas, desplazamiento y estabilidad del proyectil y energía cinética liberada en el momento del impacto. Esto también influye en el tratamiento, determinando que, salvo excepciones referidas a la cara y cuello, pleura, peritoneo, duramadre y articulaciones, se debe proceder al cierre primario diferido a los 4 ó 6 días, cuando han disminuido los signos de inflamación posteriores al traumatismo y el riesgo de desvitalización e infección es menor. La atención a una persona herida, cualquiera que sea el factor causante, requiere la asistencia de un equipo multidisciplinar, dentro del cual tienen un papel relevante los profesionales de Enfermería. Por ello, parece oportuno repasar los conocimientos sobre
fisiopatología y tratamiento de lesiones por arma de fuego, para poder practicar una correcta atención enfermera a este tipo de pacientes,
intentando mejorar la calidad de los cuidados. Este artículo hará referencia, fundamentalmente, a la balística terminal o de efectos puesto que es la más relacionada con el ámbito de interés sanitario.

Palabras clave:

herida por arma de fuego; proyectil; balística

Title:

Firearm or gunshot injuries

Abstract:

The severity of firearm injuries is a direct result of their mass, shape, speed, tissue resistance, viscoeleastic properties, trajectory and stability of the bullet and the kinetic energy released at the time of impact. The aforementioned factors also determine the treatment to administer (safe for injuries involving the face and neck, pleura, peritoneum, dura matter and joints) which would normally involve the primary closure of the wound after 4 to 6 days, when inflammation has gone down and the risks of devitalisation and infection are lower. The care of a wounded person, whichever the culprit, requires the attention of a multidisciplinary team in which nursing professionals play a relevant role. Because of this, it appears appropriate to review our knowledge on physiopathology and treatment of wounds caused by firearm in order to implement proper nursing care in this type of patients, attempting to improve the quality of care provided. This paper will mainly focus on terminal ballistics or wound ballistics as it is the most closely related to the scope of health interest.

Keywords:

injury by firearm or gunshot; bullet; ballistics