3
Metas de Enfermería

Metas de Enfermería

MARZO 2016 N° 2 Volumen 19

Evaluación y monitorización de los cuidados enfermeros en la Atención Primaria de la Salud

Sección: Editorial

Autores

Ione Carvalho Pinto

Departamento de Enfermería Materno-Infantil y Salud Pública. Escuela de Enfermería de Riberao Preto. Universidad de São Paolo (Brasil). Centro Colaborador de la OMS para el Desarrollo de la Investigación en Enfermería.

Contacto:

Email: ionecarv@eerp.usp.br

En la reorientación de prácticas en salud bajo el enfoque de integralidad, los profesionales de salud, entre ellos los de Enfermería, necesitan tener formación en un marco referencial crítico-reflexivo para la definición de competencias esenciales en la Atención Primaria de Salud (APS).

La enfermera, teniendo el cuidado como núcleo de competencias y responsabilidad, necesita articular conocimientos interdisciplinarios para su práctica profesional. Es en esa dirección, con el foco en el cuidado, donde se debe adecuar las tecnologías necesarias para la atención, promover las relaciones en el equipo de APS y con las familias y actuar en el proceso de transformación de la realidad.

Para producir cambios en la gestión y en la atención a la salud es fundamental el diálogo con las prácticas y concepciones vigentes, problematizarlas a partir del contexto del proceso de trabajo de cada equipo de salud, y construir nuevos pactos de convivencias y prácticas integrales en el sistema de salud (Ceccim R Burg, 2005).

Es necesario que el profesional de Enfermería entienda la evaluación y la monitorización de las prácticas asistenciales como una necesidad institucional; al considerar las necesidades de la población, comprenderá que su proceso de trabajo, de base gerencial o asistencial por medio de la sistematización del cuidado, no es neutro y tiene dimensiones técnicas, culturales, económicas y comunicacionales.

Evaluar, desde esta perspectiva, significa atribuir un juicio de valor a determinadas situaciones, organizaciones, programas, prácticas, con mejor comprensión de una determinada realidad, instrumentalizado por medio de informaciones formales e informales, fuentes primarias y fuentes secundarias. Es primordial comprender con precisión lo que será evaluado, por qué evaluar, para quién evaluar, cuáles son los posibles procesos de intervención para la toma de decisión y así, identificar y priorizar los problemas de salud y las intervenciones necesarias, puntos fundamentales para el compromiso con las metas establecidas.

Por ello, es imprescindible que la enfermera tenga competencias evaluativas para monitorizar los cuidados de Enfermería, el desempeño del equipo de APS y el día a día de los servicios de salud, con el fin de buscar consensos para la utilización y generación de indicadores de la situación de salud individual y colectiva en lo que a promoción de salud, prevención de enfermedades, tratamiento y recuperación se refiere, dentro de una visión integral. Conocer, evaluar y monitorizar de una manera sistemática los indicadores pactados son aspectos fundamentales para alcanzar los objetivos en el tiempo previsto, obtener mayor calidad de los cuidados de Enfermería y en consecuencia un impacto positivo en la salud de la población.

La calidad de los servicios de Enfermería depende, entre otros factores, de una cultura caracterizada por compartir el conocimiento y el aprendizaje, que posibilite el desarrollo de competencias para la prestación del cuidado, su monitorización y evaluación, a través de planes de intervención en la toma de decisión.

En la APS, el trabajo del equipo es el elemento llave para la búsqueda permanente de la comunicación y el intercambio de experiencias y conocimientos entre todos los integrantes del equipo. Además, la enfermera establece vínculos, compromisos y corresponsabilidad con la población al estimular la organización comunitaria en el ejercicio del control social de acciones de salud; utiliza sistemas de información para la monitorización y la toma de decisiones; actúa de forma intersectorial, a través de las relaciones establecidas con diferentes colectivos sociales e instituciones, con la finalidad de intervenir en situaciones que transcienden exclusivamente del sector salud, pero que son determinantes para las condiciones de vida y la salud.

El trabajo enfermero en la APS se caracteriza por la actividad asistencial y gerencial, de manera que en el plano asistencial tiene como objeto las necesidades de cuidado para brindar una atención integral; y en el ámbito gerencial el objeto es el equipo de Enfermería y la organización del trabajo con la finalidad de implementar condiciones adecuadas para brindar cuidados.

Para un servicio de salud y de Enfermería resolutivo y eficaz es imprescindible entender la integralidad de las acciones en salud, lo que conlleva modificaciones políticas y de prácticas de salud dado que la integralidad se preocupa por los individuos y su comunidad. Asimismo, para la consolidación del sistema de salud es necesario que los profesionales estén comprometidos con el proceso de transformación y humanización de la atención, identificando la importancia de procesos evaluativos para fortalecimiento del trabajo enfermero en APS.