Guía del itinerario formativo para la acreditación en la formación sanitaria especializada de enfermera geriátrica

Sección: Artículo Especial

Cómo citar este artículo

De Argila Fernández-Durán N. Guía del itinerario formativo para la acreditación en la formación sanitaria especializada en enfermera geriátrica. Metas Enferm jul/ago 2022; 25(6):24-31. Doi: https://doi.org/10.35667/MetasEnf.2022.25.1003081953

Autores

Nuria de Argila Fernández-Durán

Máster Universitario en Ciencias de la Enfermería. Supervisora de Formación Continuada. Hospital de Día Geriátrico y Procesos Enfermeros del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela. Grupo de Investigación en Enfermería y Cuidados de Salud del Instituto de Investigación Sanitaria Puerta de Hierro-Segovia de Arana. Madrid (España)

Contacto:

Nuria de Argila Fernández-Durán. Unidad de Investigación, Desarrollo e Innovación en Cuidados de Salud. Hospital Universitario Puerta de Hierro Majada

Email: nuria.argila@salud.madrid.org

Resumen

La gestión del procedimiento de la solicitud para la acreditación desde cualquiera de las especialidades vigentes en Ciencias de la Salud por el sistema de residencia es un proceso complejo. Por una parte, se necesita de un riguroso estudio de la especialidad solicitante para dar respuestas a las exigencias del itinerario formativo, y por otra parte es preciso conocer la documentación necesaria para la tramitación que se realiza a través del Formulario General de Acreditación de la página del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En este contexto se presenta la “Guía del Itinerario Formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela” (Madrid, España) junto con las competencias de cada rotación, recientemente acreditada. Es un documento esencial de referencia no solo para las enfermeras internas residentes (EIR) y tutores, también para todos los que participan en su formación y resto de profesionales de la institución. Al no existir ninguna publicación en esta línea, puede resultar orientativo para futuras solicitudes en la acreditación.

Palabras clave:

enfermeras ; geriatría ; especialización ; educación ; graduados ; recursos en salud

Title:

Guidelines for the itinerary for accreditation in health training specialized in geriatric nursing

Abstract:

Managing the application procedure for accreditation from any of the current specialties in Health Sciences through the residency system represents a complex process: on one hand, a thorough study of the specialty applying is required in order to address the demands of the training itinerary, and on the other hand, awareness of the documentation required for the process, which is conducted through the General Form of Accreditation available in the Ministry of Health, Consumer Affairs and Social Welfare website. In this context, the “Guidelines for the Training Itinerary for the Geriatric Nursing specialty of the Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela” (Madrid, Spain) is hereby presented, alongside the competencies of each rotation, recently accredited. This is an essential document of reference, not only for the internal resident nurses (IRNs) and tutors, but also for all those involved in their training, and the rest of professionals in the institution. There is no current publication along this line, and therefore it can be used as a guidance for future applications for accreditation.

Keywords:

nurses; geriatrics; Specialization; education; graduate; resource guide

Introducción

La guía del itinerario formativo es un documento necesario que está basado en la “Guía del residente de formación sanitaria especializada” (1), y se trata de uno de los requisitos a presentar para el acreditación de la especialidad basado en la normativa existente. Disponer de un servicio de Geriatría acreditado para la formación de residentes, como antecedente a la solicitud de esta especialidad, resultó una fortaleza, ya que dicha formación de residentes médicos en el hospital se remonta a 1978, fecha en que se reconoció oficialmente la especialidad de Geriatría. La Unidad Docente (UD) se reacreditó en 2019 como nueva Unidad Docente Multiprofesional tras la constitución provisional de la Subcomisión de Docencia de Enfermería, con el nombramiento de los vocales de la misma, la descripción del puesto de trabajo y el nombramiento provisional de los tutores. El itinerario formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica tiene una duración de dos años, como establece cualquier programa de la especialidad enfermera. En este documento se describen los objetivos y los contenidos del programa oficial, junto con las competencias a desarrollar en cada dispositivo a lo largo de los dos años de formación.

En este manuscrito se presenta la “Guía del Itinerario Formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela” (a partir de ahora Hospital de la Cruz Roja), que fue implementado por la supervisora de Formación Continuada en calidad de presidenta de la Subcomisión de Docencia. La guía y las rotaciones deben ser aprobadas por la Comisión de Docencia del hospital. De acuerdo con la utilización que hace el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), el término “enfermera” y el término “la EIR” que aparecen a lo largo del documento, hacen referencia a los profesionales de ambos sexos.

Guía del itinerario formativo

La estructura de la guía del itinerario formativo que se propone es común a todas las especialidades y debe responder a unos contenidos concretos y a unas competencias que debe desarrollar la enfermera interna residente (EIR) en cada rotación. A continuación se presentan los contenidos que se incluyen en dicha guía, siguiendo el esquema establecido para su desarrollo:

1. Introducción de la guía del itinerario formativo
La introducción comprende la justificación de la necesidad de esta especialidad. El envejecimiento poblacional en España (2) y las políticas fundamentadas sobre el envejecimiento (3) sitúan a la especialidad de Geriatría como respuesta para atender las necesidades sanitarias y asistenciales de las personas mayores. Los estudios sobre el envejecimiento poblacional, y sus consecuencias socioeconómicas por la dependencia de los ancianos en la población activa y la creciente demanda de cuidados, justifican la importancia de la especialidad de Enfermería Geriátrica. Otros informes, como el de la Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento (4) y la Conferencia Ministerial sobre el Envejecimiento (5), documentan las estratégicas políticas actuales sobre las personas mayores. En el ámbito nacional, el Consejo de Ministros aprueba el Plan de Acción para las personas mayores (6), en el que se describen las estrategias para impulsar la formación y la cualificación profesional especializada y los diferentes planes de atención a personas mayores elaborados por las diferentes comunidades autónomas en colaboración con otros organismos como el Consejo General de Enfermería, la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica y la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

2. Normativa en la guía del itinerario formativo
La elaboración de la “Guía de la EIR en Enfermería Geriátrica” está basada de acuerdo a los contenidos de la “Guía del residente de formación sanitaria especializada” (1) y siguiendo las normativas vigentes (7-15).

3. Definición de la especialidad y campo de acción en la guía del itinerario formativo
En la Orden por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica se describe a la enfermera especialista como “el profesional que presta atención y cuidados de Enfermería a la población anciana, estando capacitada para enseñar, supervisar, investigar, gestionar y liderar el cuidado destinado a este colectivo en situaciones complejas en las que también actúa como asesor en todos los niveles del sistema sociosanitario” (16). En este contexto, las especialistas en Enfermería Geriátrica son la fuerza social con responsabilidad específica de suministrar y fomentar la mejor atención enfermera y colaborar con el sistema sociosanitario para la correcta utilización de los recursos, obteniendo como resultado la mejora del coste-beneficio y la calidad de vida de la población anciana. La atención integral y específica que realiza la enfermera geriátrica obliga a programar intervenciones múltiples con diferentes objetivos y metodologías a lo largo de su periodo de formación. El campo de acción de la Enfermería Geriátrica se encarga del cuidado del adulto mayor, trabajan junto con su familia y la comunidad para permitir un envejecimiento adecuado, con la máxima funcionalidad y calidad de vida. Es un trabajo colaborativo junto con las enfermeras generalistas. La complejidad de los cuidados enfermeros a la persona anciana, tanto en la salud como en la enfermedad, que generalmente suele ser de larga duración, requiere un nivel de competencia profesional (conocimientos, actitudes y habilidades) que no es cubierto en la formación básica y que justifica esta especialidad.

4. Objetivos generales y específicos de la formación en la guía del itinerario formativo
De acuerdo al programa formativo para la formulación de los objetivos de aprendizaje es importante describir que la enfermera especialista en Enfermería Geriátrica es el profesional capacitado para proporcionar cuidados enfermeros especializados de forma autónoma durante todos los procesos de atención, incluyendo la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, la asistencia en la fase aguda de la enfermedad, su rehabilitación, la atención en el proceso de morir, dentro del equipo multiprofesional. Los objetivos específicos de cada año de formación especialista en Enfermería Geriátrica se pueden ver en el Cuadro 1.

Se espera que la EIR adquiera una actitud responsable y de liderazgo en el ámbito del cuidado del mayor, dado que se fomenta la capacitación del profesional para planificar, ejecutar y evaluar programas de salud relacionados con su especialidad y el desarrollo de trabajos de investigación y docencia para mejorar la calidad de los servicios y colaborar en el progreso de la especialidad. Para fomentar este perfil profesional durante la formación especialista, así como las competencias profesionales que establece el Programa Oficial de la Especialidad, se propone una formación intensificada que incluye:

  • Actividades de prevención que mantengan un envejecimiento saludable auspiciado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en las líneas estratégicas del abordaje a la cronicidad.
  • Atención dirigida al paciente y prestación especial en la atención a los cuidadores, como elementos claves del cuidado, atendiendo a lo que indica el Documento de Estrategia de Atención a Pacientes Crónicos de cada comunidad autónoma.
  • Garantizar la continuidad de los cuidados en los diferentes ámbitos con una atención integral, centrada en la persona.
  • Fomentar los cuidados domiciliarios con el propósito de “mantener a las personas mayores el mayor tiempo en su hogar, familia y comunidad” según recomendaciones del último Informe 2018 del IMSERSO (17).

Para hacer frente a las necesidades complejas que se derivan de la atención a los pacientes ancianos la especialidad de Geriatría aplica una metodología específica que se apoya en: a) la valoración geriátrica integral; b) la interdisciplinariedad; c) la existencia de los distintos niveles asistenciales con el objetivo de garantizar el tipo y calidad de los cuidados preventivos, progresivos, integrales y continuados que se precisen en cada caso y situación. Al final del programa formativo, la EIR debe haber adquirido las competencias necesarias para el adecuado ejercicio de su profesión (16), vinculadas con distintas áreas (Cuadro 2 en material complementario).

5. Estructura y actividad asistencial del Servicio de Geriatría en la guía del itinerario formativo
Incluye la descripción de las unidades de Geriatría de las que dispone el hospital, el número de equipos y las camas por donde la EIR realizará las rotaciones: Geriatría de Agudos, Media Estancia, Cuidados Paliativos, Hospital de Día Geriátrico, Consulta de Enfermería de Valoración Geriátrica Integral, etc., así como la descripción de aquellas rotaciones extrahospitalarias: Asistencia Geriátrica Domiciliaria, asistencia y asesoramiento a las residencias, Programa de Telemedicina/Tele-Cuidados a Residencias, otras.

6. Actividad docente del Servicio de Geriatría en la guía del itinerario formativo
La Subcomisión Docente debe desarrollar un programa formativo adaptado a la experiencia de la Comisión Docente, que sea capaz de asumir todas aquellas actividades derivadas de la propia definición de la especialidad establecidas por la Comisión Nacional de la Especialidad de Enfermería Geriátrica. Debe abarcar unos contenidos mínimos que se presentan en el Cuadro 3 del material complementario. Los aspectos teóricos de la formación de la EIR han de complementarse a través del estudio individual y de un plan programado de seminarios, sesiones bibliográficas y sesiones clínicas (propias o interdepartamentales). Asimismo, se deberán desarrollar otras actividades relacionadas con la participación en eventos científicos (asistencia a congresos, conferencias, presentación comunicaciones, etc.) y difusión científica (publicaciones). Es importante que estén autorizadas por el tutor y el presidente de la Subcomisión de Docencia, teniendo en cuenta los objetivos del programa y el proceso de aprendizaje de cada residente.

Formación transversal común en la guía del itinerario formativo
Metodología de la investigación
La EIR ha de adquirir las siguientes habilidades en el ámbito de la investigación: a) basar su práctica clínica en la mejor evidencia disponible para contribuir a una mejora continua en la calidad de los cuidados prestados en el área de la especialidad; b) generar conocimiento científico en Enfermería geriátrica y difundirlo para mejorar la práctica clínica e incrementar los conocimientos de la especialidad; c) impulsar líneas de investigación. Para adquirir estas competencias los residentes tendrán que diseñar un proyecto de investigación que se presentará al finalizar la residencia y será evaluado en función de diferentes criterios (Cuadro 4 en material complementario).

Habilidades de comunicación/de relación con el paciente. Bioética en Enfermería gerontológica
La EIR debe adquirir habilidades de comunicación con el paciente y la familia o cuidadores, conocer la importancia de la confidencialidad y del secreto profesional, así como aspectos relacionados con la ética y la deontología.

Gestión clínica y calidad
La EIR ha de conocer la cartera de servicios, el funcionamiento, la organización de un servicio de Geriatría y la coordinación con otros servicios. También debe conocer el significado de calidad en el ámbito de la salud, los indicadores y estándares de calidad, así como las guías de práctica clínica vinculadas a la especialidad.

Formación básica de la guía del itinerario formativo
Incluye formación en el área de la Gerontología clínica, psicológica y social, en Educación para la Salud en el ámbito gerontológico, marco legal y políticas sociosanitarias en Enfermería gerontológica, y bioética.

Objetivos para alcanzar la formación de la guía del itinerario formativo
Para alcanzar los objetivos formativos es conveniente elaborar un calendario de sesiones individuales, otras compartidas con Unidades Docentes Multidisciplinares de la misma comunidad, y otras conjuntas con el Servicio de Geriatría del propio hospital (18). Las sesiones clínicas, sobre cuidados o bibliográficas, y la asistencia a las sesiones generales del propio hospital son alternativas que van a contribuir a una formación completa.

Cursos específicos de la guía del itinerario formativo
Algunos de los cursos específicos relacionados con temas transversales de esta especialidad se describen en el Cuadro 5 del material complementario.

7. Proceso de evaluación: tutorización y procedimiento de la guía del itinerario formativo
Responsabilidades y competencias del tutor de la guía del itinerario formativo
A la llegada de la EIR al hospital se le asignará un tutor, que debería contar con las siguientes competencias:

  • Ser especialista en servicio activo, acreditado, con la función de planificar, gestionar, supervisar, colaborar activamente en el aprendizaje de los conocimientos, habilidades y actitudes del residente a fin de garantizar el cumplimento del programa formativo de la especialidad; así como evaluar todo el proceso de formación proponiendo, cuando proceda, medidas de mejora en la impartición del programa y favoreciendo el autoaprendizaje, la autonomía del profesional y la asunción progresiva de responsabilidades, según establece el artículo 20 de la Ley 44/2003 (14) y en el RD 183/2008 (9).
  • Ser el primer responsable del proceso de enseñanza-aprendizaje de la EIR, por lo que deberá mantener un contacto continuo y programado.

La evaluación debe seguir las directrices de las normativas en materia de Formación Sanitaria Especializada (12,18-20). El sistema formativo implica la asunción progresiva de responsabilidades en la especialidad que se esté cursando y un nivel decreciente de supervisión, a medida que se avanza en la adquisición de las competencias previstas en el programa formativo hasta alcanzar el grado de responsabilidad inherente al ejercicio autónomo de la profesión sanitaria de especialista. La supervisión de la EIR de primer año será de presencia física y se llevará a cabo por el tutor, colaboradores docentes y profesionales que presten servicios en los distintos dispositivos del centro o unidad por los que el personal en formación esté rotando o prestando servicios de atención continuada. La supervisión decreciente de los residentes a partir del segundo año de formación tendrá carácter progresivo. La EIR cumplirá las indicaciones de los especialistas que presten servicios en los distintos dispositivos del centro o unidad, sin perjuicio de plantear a dichos especialistas y a sus tutores cuantas cuestiones se susciten como consecuencia de dicha relación. Las instituciones implicadas en esta formación están obligadas, ética y socialmente, a garantizar la competencia profesional necesaria para lograr la calidad de los servicios sanitarios.
 
Procedimiento de la evaluación: formativa, anual y final de la guía del itinerario formativo
El seguimiento y calificación del proceso de adquisición de competencias se llevará a cabo mediante la evaluación formativa, la evaluación anual y la evaluación final (Cuadro 6 y en material complementario Cuadro 7), por lo que se podrá valorar el progreso de aprendizaje de la EIR, medir las competencias adquiridas, e identificar competencias susceptibles de mejora.

8. Competencias en el itinerario docente general de la guía del itinerario formativo
Las competencias que conforman el perfil de la enfermera especialista en Enfermería Geriátrica tienen su inicio en las competencias adquiridas a lo largo de la formación de Grado en Enfermería, siendo el ámbito de la especialidad donde la enfermera residente adquirirá su máximo desarrollo y especificidad. Las rotaciones del periodo formativo serán planificadas de acuerdo con la normativa de la Comisión Nacional de la Especialidad (16) y definidas en la guía del itinerario formativo. Los dos meses de periodo vacacional correspondientes a los dos años de residencia quedan incluidos en el plan formativo de los EIR.

Área de Atención Especializada, Atención Primaria, instituciones sociosanitarias y otros recursos
Las competencias de la enfermera geriátrica basadas en la experiencia práctica en todos los ámbitos de intervención quedan definidas de forma específica para cada una de las unidades, los servicios o los recursos de atención sanitaria o sociosanitaria en los que tendrá que realizar un tiempo de rotación los EIR a lo largo de los dos años de formación especializada. Algunas competencias se repiten, teniendo en consideración la importancia de intensificar e integrar el cuidado complejo en las diferentes áreas de atención. En el Cuadro 8 se incluyen las rotaciones que se establecen para el primer y segundo año de residencia. En los Cuadros 9 a 14 (material complementario) se describe el propósito de cada rotación, que cuenta con un paquete específico de actividades a desarrollar por parte de la EIR durante su formación para adquirir las competencias necesarias para la especialización en Geriatría.

Área de Atención Continuada con relación a las guardias
Los servicios prestados en concepto de atención continuada (guardias) tienen carácter formativo, se realizarán durante los dos años que dura la formación en la especialidad y se programarán con sujeción al régimen de jornada y descansos que establece la legislación vigente. Las guardias de siete horas se llevarán a cabo en turno de tarde (15-22 horas), excepto si el horario de la rotación es por la tarde, cuyo turno de guardia se invertiría. Las guardias de 12 horas se efectuarán siempre en sábado, domingo o festivo, en Urgencias o en la Unidad de Atención al Paciente Institucionalizado. Se deben cumplir las 12 horas de descanso entre la salida de la guardia y la entrada del nuevo turno. El número de guardias totales a realizar será de tres o cuatro al mes. Los EIR llevarán a cabo un registro mensual con los días y puestos de guardia, que tendrán que entregar en la secretaria de la Unidad Docente Multidisciplinar el día 1 de cada mes.

Consideraciones finales

La elaboración de la guía del itinerario formativo en cualquiera de las especialidades es un compromiso de la enfermera responsable de la Subcomisión de Docencia y de los tutores. En la especialidad de Enfermería Geriátrica no se conoce ninguna publicación similar anterior a la propuesta, que se difundió a través del Hospital de la Cruz Roja, donde se elaboró y fue un documento de referencia para otros profesionales que trabajan en esta línea. La guía está sujeta a la aprobación de cada Unidad Docente, que posteriormente deberá presentarse a través de la plataforma que propone el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Las rotaciones pueden variar en los dos años de formación, pero las competencias son inherentes a cada una de estas rotaciones, garantizando la implementación de la propuesta formativa de la EIR al finalizar la residencia.

Es posible que puedan acontecer cambios en las diferentes rotaciones, pero el tiempo de dedicación en cada una de ellas no es modificable, ya que viene dado por la normativa vigente.

La elaboración de la guía necesaria para la tramitación de la solicitud, que está incluida en el Formulario General de Acreditación, se trata del documento más laborioso a realizar. Al mismo tiempo se impone que exista una actualización permanente tras los posibles cambios que se produzcan y su presentación en la comisión docente para su conformidad. Hasta la fecha la “Guía del Itinerario Formativo de los EIR de Enfermería Geriátrica del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela” se ha visto modificada en tres ocasiones desde su elaboración en 2017.

Agradecimientos

A los cuatro primeros EIR de Enfermería Geriátrica del Hospital Central de la Cruz Roja San José y Santa Adela: Irene Díaz, Pablo Victoria, Blanca Lasso e Irene Sánchez, quienes apostaron por esta guía de itinerario formativo e hicieron posible que juntos empezáramos a recorrer este camino.

Financiación

Ninguna.

Conflicto de intereses

Ninguno.

Bibliografía

  1. Orden SCB/947/2018, de 7 de septiembre, por la que se aprueba la oferta de plazas y la convocatoria de pruebas selectivas 2018 para el acceso en el año 2019, a plazas de formación sanitaria especializada para Médicos, Farmacéuticos, Enfermeros y otros graduados/licenciados universitarios del ámbito de la Psicología, la Química, la Biología y la Física. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 223, de 14 de septiembre de 2018.
  2. Pérez Díaz J, Abellán García A, Aceituno Nieto P, Ramiro Fariñas D. Un perfil de las personas mayores en España, 2020. Indicadores estadísticos básicos. Informes Envejecimiento en red. CSIC [internet] 2020 [citado 17 may 2022]; 25:39. Disponible en: http://envejecimiento.csic.es/documentos/documentos/enred-indicadoresbasicos2020.pdf
  3. Hacia una Europa para todas las edades. Fomentar la prosperidad y la solidaridad entre las generaciones. Comisión de las comunidades europeas [internet]. Bruselas; 1999 [citado 17 may 2022]. Disponible en: https://ec.europa.eu/employment_social/social_situation/docs/com221_es.pdf
  4. Segunda Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento: los países aprueban el Plan de Acción Internacional sobre Envejecimiento [internet]. Naciones Unidas: Comisión económica para América Latina y el Caribe; 2002 [citado 17 may 2022]. Disponible en: https://www.cepal.org/es/eventos/segunda-asamblea-mundial-envejecimiento-paises-aprueban-plan-accion-internacional
  5. Declaración ministerial de León. Una sociedad para todas las edades: retos y oportunidades [internet]. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales [citado 17 may 2022]. Disponible en: https://www.gerontologia.org/portal/archivosUpload/UNECE_Declaracion_de_Leon.pdf
  6. Plan de acción para las personas mayores 2003-2007. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales Secretaría General de Asuntos Sociales. Instituto de Migraciones y Servicios Sociales (IMSERSO); 2003.
  7. Decreto-ley 1146/2006, de 6 de octubre, por el que se regula la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas en Ciencias de la Salud. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 240, de 7 de octubre de 2006.
  8. Real Decreto-ley 450/2005, de 22 de abril, sobre especialidades de enfermería. Boletín Oficial del Estado, núm. 108, de 6 de mayo de 2005, páginas 15480 a 15486.
  9. Real Decreto-ley 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 45, de 21 de febrero de 2008, páginas 10020 a 10035.
  10. Orden SCO/581/2008, de 22 de febrero, por la que se publica el Acuerdo de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, por el que se fijan criterios generales relativos a la composición y funciones de las comisiones de docencia, a la figura del jefe de estudios de formación especializada y al nombramiento del tutor. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 56, de 5 de marzo de 2008, páginas 13586 a 13587.
  11. Orden SSI/81/2017, de 19 de enero, por la que se publica el Acuerdo de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, por el que se aprueba el protocolo mediante el que se determinan pautas básicas destinadas a asegurar y proteger el derecho a la intimidad del paciente por los alumnos y residentes en Ciencias de la Salud. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 31, de 6 de febrero de 2017, páginas 8277 a 8289.
  12. Resolución 5385/2018 de la Dirección General de Ordenación Profesional, por la que se aprueban las directrices básicas que deben contener los documentos acreditativos de las evaluaciones de los especialistas en formación. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 95, de 19 de abril de 2018, páginas 40610 a 40623.
  13. Resolución 10643/2018 de la Dirección General de Ordenación Profesional, por la que se corrigen errores en la de 21 de marzo de 2018, por la que se aprueban las directrices básicas que deben contener los documentos acreditativos de las evaluaciones de los especialistas en formación. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 181, de 27 de julio de 2018, páginas 75456 a 75468.
  14. Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, (fundamentalmente a través del capítulo III de su título II) y el posterior desarrollo y aprobación en cumplimiento de las previsiones contenidas en el artículo 20.f) en relación con la disposición adicional primera del Real Decreto 1146/2006, de 6 de octubre. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 280, de 22 de noviembre de 2003.
  15. Resolución 296/2019, Resolución de la Dirección General de Planificación, Investigación y Formación por la que se dictan instrucciones en materia de organización y funcionamiento de las comisiones de docencia especializada en el ámbito de la Comunidad de Madrid.
  16. Orden SAS/3225/2009 de 30 de noviembre por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Enfermería Geriátrica. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 288, de 30 de noviembre de 2009, páginas 101976 a 101992.
  17. Fernández Muñoz JN. Informe 2018. Las personas mayores en España. Datos estadísticos estatales y por comunidades autónomas. Colección Personas Mayores. Serie Documentos Técnicos y Estadísticos [internet]. Madrid: Instituto de Mayores y Servicios Sociales; 2021 [citado 17 may 2022]. Disponible: https://www.imserso.es/imserso_01/documentacion/publicaciones/colecciones/informacion_publicacion/index.htm?id=5680
  18. Orden SCO/2603/2008, de 1 de septiembre, por la que se aprueba y publica el programa formativo de la especialidad de Geriatría. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 223, 15 de septiembre de 2008.
  19. Instrucciones para las Comisiones de Docencia sobre la Evaluación de los Residentes de plazas de Formación Sanitaria Especializada (ICDER). Madrid: Ministerio Sanidad, Consumo y Bienestar Social; 22 abril 2019.
  20. Resolución 5385/2018 de la Dirección General de Ordenación Profesional por la que se aprueban las directrices básicas que deben contener los documentos acreditativos de las evaluaciones de los especialistas en formación. Boletín Oficial del Estado (BOE), núm. 95, de 19 de abril de 2018, páginas 40610 a 40623.