El arte de tomar apuntes

Viernes, 26 de octubre de 2018

Los apuntes son la herramienta más importante de la que disponen los alumnos para aprobar los exámenes y asentar los conocimientos, y tomar apuntes de la mejor manera es una destreza que se va aprendiendo con la práctica. En este sentido, más allá de reflejar lo que los profesores comentan en las clases, se debe diferenciar la información útil de la que no lo es, así como estar atento al lenguaje corporal y los comentarios aparte que hagan los docentes.

Recomendaciones

Orden y claridad

Enumerar las páginas y registrar la fecha en que se toman los apuntes es importante, para que, si el alumno se ausenta de una clase, pueda orientarse sobre el último punto plasmado y conocer qué parte del temario ha de pedir. De la misma forma, se recomienda utilizar recursos organizativos, como carpetas para las diferentes asignaturas o exámenes.

Es preciso emplear una letra legible, o pasar los textos a limpio cada día; esto redundará en una mejor retención de los contenidos, a pesar del mayor esfuerzo.

Se debe utilizar el mismo tipo de papel y de bolígrafo, para evitar desconcentraciones.

Se puede hacer uso de abreviaturas o símbolos, como x (por) o p. e. (por ejemplo).

Aparte de los apuntes de clase, es fundamental ampliar los temarios, así como para corroborar que lo anotado es correcto, con los recursos bibliográficos recomendados.

Contenido extractado de:

Acebes Seisdedos E. El arte de tomar apuntes. En: Arroyo Gordo MP, Acebes Seisdedos E, Giménez Maroto AM, Serrano Gallardo P. Guía de iniciación a los estudios de Enfermería. Soluciones prácticas. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2002. p. 59-61.