La búsqueda bibliográfica en el TFG

Viernes, 14 de septiembre de 2018

La búsqueda de bibliografía es una herramienta fundamental a la hora de abordar un trabajo científico, ya que permite al investigador conocer el estado en el que se encuentra un campo concreto. Este tipo de consultas se llevan a cabo con la finalidad principal de dar respuesta a la necesidad de información, así como para hallar nuevos conceptos en los que se desee profundizar. En la actualidad, esta búsqueda se lleva a cabo, sobre todo, por vía online, y los recursos de los que se dispone para este propósito han ido aumentado con el paso de los años.

Consideraciones de partida para hacer una búsqueda bibliográfica

El primer paso para conseguir una búsqueda fructífera es tener claro el ámbito sobre el que se quiere investigar, para poder eliminar, así, los temas que, aunque guarden relación con el motivo de estudio, carezcan de interés. En este sentido, una definición precisa de los términos de búsqueda, es también fundamental, también a la hora de decidir si se quieren admitir toda la literatura existente o solo aspectos específicos. Es necesario, por otro lado, emplear herramientas que garanticen que la información aportada es veraz y fidedigna, dada la gran cantidad de información que se ofrece en la actualidad.

Fases de la búsqueda bibliográfica

Definición de la consulta o tema

Es necesario precisar el término de consulta, expresarlo de forma sintética y que contenga la mayor información posible sobre el tema de la búsqueda, evitando los términos carentes de significado, como preposiciones, o las cuestiones secundarias que guarden relación con la tesis principal.

Además, es importante considerar el tipo de documento que se quiere encontrar, es decir, distinguir un artículo de opinión de, por ejemplo, revisiones o casos clínicos, para orientar la consulta en ese sentido.

Traducción de la consulta a términos o palabras clave

Algunas bases de búsqueda bibliográfica, aunque en la actualidad nos son habituales, funcionan con una herramienta denominada tesauro, cuyos términos se emplean para organizar los documentos dentro de las bases de datos y son los más frecuentes para que los usuarios los recuperen; en los tesauros, cada concepto representa un término, y viceversa.

Esta herramienta opera mediante descriptores, que son conjuntos de palabras que comparten un campo semántico, y no descriptores, aquellos términos que no pueden utilizarse para realizar consultas, pero que deriva a un descriptor.

Por otro lado, es necesario señalar la importancia de los denominados calificadores, que son aquellos conceptos que facilitan la localización de la perspectiva desde la que se está realizando la consulta.

Elección de las fuentes de información en las que se va a llevar a cabo la búsqueda

Para ubicar artículos científicos, así como para acceder a información, las bases de datos bibliográficas constituyen un buen recurso para tal fin; además, hay que tener en cuenta aquellas búsquedas que se realizan con la ayuda de compañeros de trabajo o en bibliotecas, como primer paso.

Construcción y ejecución de la sentencia o ecuación de búsqueda

Es necesario establecer una estrategia de consulta, para que la recuperación de información sea eficiente.

Estrategias de búsqueda

Operadores

Los operadores booleanos son AND (Y), un método de recuperación aquellas consultas que incluyan todos los términos de búsqueda, OR (O), sirve de enlace para términos que se relacionan y recupera únicamente una de las búsquedas, y NOT (NO), una herramienta para conseguir el primer concepto requerido, pero no el segundo.

En general, existen tres tipos de operadores: los relacionales, para fijar la categoría de la consulta, de proximidad, que establecen la localización de los conceptos de búsqueda, y por truncamiento, que permite consultar a través de una serie de caracteres para ofrecer un término en todos sus aspectos.

Calificadores de campo

Válidos para recuperar información sobre un aspecto específico de la plataforma de búsqueda.

Buscar una frase

Debe entrecomillarse.

Establecimiento de límites

Especialmente la fecha de publicación, la clase de documento, idioma, entre otros.

Recuperación de la información

Internet ofrece la posibilidad de acceder a una gran cantidad de información, pero esto implica una serie de problemas, como el exceso de la misma o desconocer las fuentes, entre otros. Así, ante todo material bibliográfico que se puede llegar a acumular en las primeras etapas del TFG, es necesario valerse de herramientas que gestionen las referencias y utilizar los diversos estilos para citarlas.

Análisis de resultados

Se pueden aplicar dos conceptos para examinar la calidad de la búsqueda que se ha llevado a cabo. Dichos conceptos son la pertinencia, es decir, si la información se ajusta al tema de la investigación, y la relevancia, basada en la exhaustividad, la cantidad de documentos relevantes que se han obtenido, y la precisión, el índice de relevancia que se ha conseguido.

Contenido extractado de:

Bojo Canales C, Serrano Gallardo P. La búsqueda bibliográfica en el Trabajo Fin de Grado. En: Serrano Gallardo P. Trabajo de fin de grado en Ciencias de la Salud. Madrid: Difusión Avances de Enfermería (DAE); 2012. p. 89-108.