¿Por qué es necesaria la formación continuada?

Viernes, 6 de mayo de 2016

En la sociedad actual, los continuos cambios científicos y tecnológicos motivan que el conocimiento se quedo obsoleto a un ritmo acelerado, siendo este uno de los aspectos en los que la formación continuada es de vital importancia, ya que los profesionales sanitarios, en este caso enfermeras y enfermeros, debemos ser capaces de mantener al día nuestras competencias, tanto en conocimientos como en actitudes y destrezas.

Según el Dódigo Deontológico de la Enfermería Española, será responsabilidad de la enfermera actualizar constantemente sus conocimientos personales, con el fin de evitar actuaciones que puedan ocasionar la pérdida de salud o de vida de las personas que tiende (Art. 60), y añade que la enfermera será consciente de la necesidad de una permanente puesta al día mediante la educación continuada y el desarrollo conjunto de conocimientos sobre los cuales se basa su ejercicio profesional (Art. 70) y deberá valorar sus propias necesiddes de aprendizaje, buscando los recursos apropiados y siendo capaz de autodirigir su propia formación (Art. 71).

Asimismo, la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, señala la formación de los profesionales como un factor fundamental en la mejora de la cualificación profesional. En este sentido, reconoce la importancia de la formación continuada, orientada a mejorar la calidad del proceso asistencial y garantizar la seguridad del usuario.

¿Qué es la formación continuada?

Comprende un espectro de actividades y programas de aprendizaje teórico y práctico que se realiza después de la formación obligatoria o reglada y que puede extenderse durante toda la vida. Se trata de proseguir con el enriquecimiento profesional, es decir, continuar adquiriendo y actualizando competencias profesionales. Para ello, cada vez son más las empresas privadas, los centros educativos, colegios profesionales o Facultades y Escue- las de Enfermería que realizan cursos, seminarios, conferencias, talleres y demás encuentros científicos, donde los profesionales sanitarios exponen y comparten sus experiencias y mantienen sus conocimientos actualizados.

Actualmente destacan los cursos de formación a distancia, en la que a través de métodos interactivos, los alumnos obtienen el material didáctico y se examinan mediante exámenes tipo test que envían o completan por medio de la red. Lo más importante es informarse bien a la hora de decantarse por la entidad donde realizar algún tipo de formación continuada, comparando opiniones para asegurarse de su seriedad y experiencia, créditos, precios o facilidades de fechas y tutorías.

La Editorial DAE imparte numerosos cursos, acreditados por la Comisión de Formación Continuada, median- te su academia virtual llamada Aula DAE (www.auladae.com), donde existe una gran oferta para poder conseguir todos los objetivos de formación que necesites o tengas previstos en tu vida profesional y personal. Los autores son profesio-nales de reconocido prestigio y la flexibilidad para realizarlos es má- xima, de forma que cada alumno decide cuántos cursos quiere hacer en un periodo concreto, a qué horas, la forma en la que contacta con los tutores, etc.

 ¿Qué permite la formación continuada?

• Mejorar la práctica profesional.

• Evitar la obsolescencia profesional.

• Mejorar el currículum personal y profesional y puntuar en cualquier procedimiento de concurso de méritos que contemple la valoración de la formación continuada.

¿Qué beneficios se obtienen de los cursos acreditados?

• Aumentar las posibilidades de ser seleccionado/a en bolsas de trabajo.

• Ampliar los méritos ante las oportunidades de promoción interna.

• Mejorar tus puntuaciones ante un concurso/oposición.

• Mejorar tu capacitación para acceder a las distintas especialidades.

Fuente: Metas Estudiantes