Carta de una hija a su mamá enfermera

Martes, 5 de mayo de 2020

Buenos días Mamá. Hoy me levanté y ya no estabas. Es domingo, hace un día estupendo y es el día de la madre, pero te toca estar otra vez de guardia, otra vez subida en una ambulancia y nuevamente luchando contra ese maldito covid-19.

Yo solo quería que supieras que estoy muy orgullosa de ti, que te quiero, que eres la mejor mamá del mundo y que te voy a echar muchísimo de menos. No hace falta que me digas nada, tus ojos durante nuestra primera llamada de FaceTime del día ya me contaron que tú también me estás echando de menos. Hay miradas que algunos les inspiran para gritar un piropo pero a mi tus dos globos azules me dan para escribir un libro, defecto paterno.

Todavía no entiendo muy bien en que trabajas, soy muy pequeña. Solo sé que por la noche me das un beso y por la mañana ya no estás. Durante el día hablamos varias veces con el móvil de papá, y siempre que te veo estás con un mascarilla puesta. A veces pienso que no debe oler muy bien en tu trabajo y por eso la llevas.
No sé si será así, pero lo cierto es que cuando llegas al día siguiente se te ve cansada y te vas directa a la ducha, intentando no rozarme. Yo me quedo esperando con papá en la cocina, sentada en mi trona, y aunque no lo sepas sonrío cuando escucho que tus pasos se acercan por el pasillo, porque sé que me vas a achuchar y a decirme cosas bonitas.

Mamá, no sé exactamente que hacen las enfermeras pero solo quiero decirte que si todas son como tú, de mayor yo quiero ser una de vosotras. Eres valiente y cariñosa, te esfuerzas constantemente, estudias, enseñas, pones pasión en tu trabajo y como dices, cuidas de la gente.
Creo que te debe gustar mucho lo que haces, porque aunque no estés en la ambulancia y sea tu día de descanso, lo de ser enfermera lo llevas en la sangre, porque siempre tienes tiempo para curar alguna amiga o responder sus dudas por teléfono, nunca tienes un «no» por respuesta.
Sin duda alguna las enfermeras sois lo máximo, espero que os cuiden y respeten como vosotros cuidáis a vuestros pacientes. Papá suele decir que «se necesitan más enfermeras dirigiendo y menos políticos hablando», pero eso todavía no lo entiendo.

Bueno, me toca ver que sorpresa me tiene preparada papá para la comida, espero que pases un gran día en tu trabajo, y que mañana cuando me despierte ya estés de nuevo en casa.

Te quiero mamá, y aunque te eche muchísimo de menos, se que tienes que estar ahí, se que tienes que cuidar de la gente y estoy muy orgullosa de que seas tú quien lo haga. Estoy convencida que no podría tener una mejor mamá en todo el mundo. Mañana te estaré esperando cuando llegues y estaré muy contenta de que cuides de mi las 24 horas del día (esta última frase la puso papá por eso se rió en la foto).
Besitos, tu Mochinchi.

P.D. Agradezco a mi padre por permitirme usurpar su blog este día, y ser capaz de disfrazar con palabras aquello que siento. Con un solo añito de edad me cuesta darle a la tecla.

Lola Salas ft JM Salas – Con Tinta de Médico.

Para consultar la publicación original puede seguir este enlace.

Coronavirus, COVID-19, enfermera, expertos, hijos

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*