Cómo afecta a la calidad del sueño trabajar de noches

Jueves, 12 de mayo de 2016

Trabajar por turnos es un concepto que está íntimamente ligado al sector sanitario. Cuando esas jornadas de trabajo continuado son de noches, los profesionales sanitarios se ven obligados a llevar unos ritmos de vida “diferentes” al resto de la sociedad.

Las personas que trabajan entre las 22 h y las 6 h han de sincronizar sus ritmos biológicos por imposición de su puesto de trabajo y no tienen una completa regulación del sueño, teniendo por norma general una reducción del mismo, tanto en cantidad como en calidad.

sueñoUn equipo de enfermeros del Hospital Clínico de Barcelona (José Antonio Rodríguez Murillo, Beatriz Flores Fernández, Montserrat López QuirogaNeus Argilés Miró, Laura Buj Pascual, Neus Prats Castellví) ha elaborado un estudio descriptivo transversal para conocer la calidad del sueño en el personal del turno de noche de las salas de hospitalización de un hospital de tercer nivel y para analizar otras variables que puedan influir en dicha calidad. El trabajo ha sido publicado en el último número de Metas de Enfermería del mes de mayo de 2016.

Dormir peor y más dolores

Se incluyeron 108 participantes de un total de 150 entregados con edades comprendidas entre 22 y 63 años (42,24 años de media), de los cuales 15 son hombres y 93 mujeres. La antigüedad media en el turno de trabajo nocturno fue de 17,05 años.

Mediante el análisis de los datos extraídos de un formulario validado de Pittsburg, se observó que un 64,8% presentaba una mala calidad de sueño relacionada directamente con sentir dolores de algún tipo.

Como conclusiones se puede afirmar que, el sueño, que es una necesidad humana básica y prioritaria, se ve afectado en los profesionales de enfermería asistenciales de este hospital. La recomendación general para no ver alterado el patrón del sueño es dormir entre 7 y 8 horas al día, pero lo más importante es que se mantenga un ritmo de sueño-vigilia regular. Los profesionales sanitarios sobre los que se ha realizado la investigación no tienen una completa regulación del sueño y sufren una reducción del mismo, tanto en calidad como en cantidad, hecho que se debe tener muy presente para modificar hábitos y evitar derivaciones en su propia salud (ya sea en forma de dolores, patologías, alteraciones de la actividad mental y de las relaciones sociales).

 

calidad del sueño en sanitarios, dormir, enfermería, trastornos del sueño

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*