El 10% de los mayores de 65 años sufre soledad maligna

Martes, 26 de mayo de 2015

Las Jornadas de Actualización en Psicogeriatría, organizadas por el Hospital Sagrat Cor de Martorell de Hermanas Hospitalarias, en Barcelona, han recogido el hecho de que el 10% de las personas mayores de 65 años sufre soledad maligna, es decir, la soledad perjudica su salud psíquica o su salud física. De estas personas, un 70% padece problemas de salud mental relacionados con la soledad, según datos facilitados a Europa Press.

4.1.1Manuel Martín Carrasco, director del Instituto de Investigaciones Psiquiátricas de Hermanas Hospitalaria, ha explicado cómo la soledad provoca efectos similares a los del estrés crónico en el cerebro, que pueden desembocar en diversas patologías, como “la hipertensión arterial, la diabetes, las infecciones repetidas, la ansiedad o la depresión”. Así mismo, ha apuntado que los ancianos «son más vulnerables a los efectos de la soledad debido a la disminución de la resiliencia fisiológica, que es la capacidad del organismo de soportar y adaptarse a condiciones adversas, y a la reducción de los mecanismos de reparación, como consecuencias naturales del envejecimiento».

También ha destacado que es muy importante el tipo de socialización que haya llevado anteriormente la persona, especialmente de los 0 a los 3 años. Si en estos primeros años de vida, las relaciones sociales se forman adecuadamente, la persona tendrá más confianza y seguridad. En el lado contrario, experiencias inadecuadas para un buen desarrollo de las relaciones sociales en esos primeros años de vida, pueden llevar a relacionarse en base a la dependencia o el control. Cuando la persona es mayor, es importante tener en cuenta qué tipo de socialización tuvo. Por ejemplo, es más sencillo mejorar las relaciones sociales y con ello disminuir la soledad de la persona mayor si su proceso de socialización fue adecuado pero por una serie de circunstancias ahora está sola. Martín Carrasco señala que “cuando se observa una larga trayectoria de soledad o problemas en las relaciones sociales, muchas veces es necesario un abordaje personalizado y una intervención psicológica e, incluso, psiquiátrica, sobre todo si estas situaciones no fueron tratadas con anterioridad de forma adecuada”.

 

Ancianos, evento, Geriatría, personas mayores, psicogeriatría, Soledad

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*