El alzhéimer se puede prevenir en un 35% sin la utilización de fármacos

Viernes, 25 de agosto de 2017

Según los médicos especialistas, la cifra de población mundial enferma de alzhéimer va a crecer exponencialmente en las próximas décadas. En la actualidad, 47 millones de personas sufren demencia, y entre un 60% -70% de los casos se trata de alzhéimer. Está previsto que para 2050 se diagnostiquen 115 millones de casos mundiales de demencia.

El Informe de la Comisión para la Prevención y Cuidado de la Demencia, publicado en la revista de prestigio internacional, “The Lancet”, asevera que hasta un 35% de estos casos se pueden prevenir. El consumo de alcohol, tabaco, el sedentarismo o las dietas poco equilibradas son factores de riesgo a la hora de padecer demencia. Por ello, los investigadores de la Facultad de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California , autores del  informe, la clave de la salvación de enfermedades como el alzhéimer no está tanto en el desarrollo de fármacos, en donde los últimos años se está gastando la mayor parte del esfuerzo, sino en las medidas preventivas.

Veinticuatro han sido los expertos que conforman la Comisión, los cuales han tenido que revisar los estudios relevantes publicados. Han podido dirimir que nueve son los factores de riesgo, independientemente de la edad. Una de las primeras recomendaciones que dan es empezar a prevenir la demencia desde la infancia, ya que está demostrado que las personas mayores con un bajo nivel educativo tienen una mayor probabilidad de desarrollar alzhéimer. Por otro lado, cuando ya se llega a la mediana edad, es necesario tener cuidado y estar alerta de la pérdida de audición, la hipertensión arterial y la obesidad. Esto, unido a una buena preparación mental desde la infancia, podría reducir hasta un 20% la repercusión de las enfermedades que provocan demencia.

Además, los expertos ponen como alternativa a los fármacos intervenciones psicológicas, ambientales y sociales con los pacientes. La clave está en intentar perpetuar el contacto con el entorno de los pacientes, de esa manera el aislamiento tardará más en llegar, y es una buena manera de tratar la agitación y la violencia que pueden mostrar.

alzheimer, demencia, estudio, fármacos, prevención

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*