El CIE cifra en más de 600 las enfermeras fallecidas por COVID-19 en todo el mundo

Viernes, 5 de junio de 2020

A pesar de que no se cuenta con un registro sistemático y estandarizado del número sanitarios que han contraído el COVID-19 o han fallecido a causa de la enfermedad, informan desde el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) en una nota de prensa, el análisis de la institución sitúa esta cifra en más de 600 enfermeras, según datos de sus asociaciones nacionales de enfermería, números oficiales e informes en medios de comunicación de una serie limitada de países.

Además, los profesionales sanitarios contagiados por el virus ascienden a más de 230.000. Por ello, el CIE ha querido reiterar su petición, en el mencionado comunicado, a todos los gobiernos del mundo a que registren el número de contagios y decesos de personal sanitario y que pongan en marcha las medidas necesarias para proteger a las enfermeras frente al COVID-19.

Así, el estudio del CIE pone de manifiesto que, de media, el 7% de los casos en todo el mundo afecta a trabajadores de la salud, “lo cual supone que las enfermeras y otros profesionales se enfrentan a un gran riesgo personal, así como los pacientes a los que cuidan”. Al extrapolar este 7% para incluir a todos los países, se revela que hasta 450.000 de los más de seis millones de casos en el mundo podrían ser sanitarios. La proporción de contagios entre el personal sanitario cuenta con una amplia variabilidad entre países; sin embargo, muchos no están registrando los datos, lo que complica efectuar comparaciones en el ámbito internacional, destacan.

Estos datos, aunque son parciales y preliminares, plantean diversas preguntas, a las que se podría dar respuesta “si todos los países recopilaran datos estandarizados completos y se estos se recabaran centralizadamente a escala mundial”. Algunas de las cuestiones que plantea el CIE son “¿Qué contribuye a la variación de las tasas de infección de trabajadores sanitarios entre países? Por ejemplo, menos del 1% en Singapur y más de 30% en Irlanda”, “¿Por qué algunos países que tienen un número elevado de casos registran una cifra baja de fallecimientos de trabajadores sanitarios? Por ejemplo, Alemania y España” o, entre otras, “¿Cómo varían las tasas de contagio de los trabajadores sanitarios entre distintos entornos clínicos, como por ejemplo hospitales y centros de cuidados prolongados?”.

Howard Catton, director general del Consejo Internacional de Enfermeras, ha querido poner de manifiesto, según recogen en la nota de prensa, que “llevamos semanas pidiendo que se recabe información sobre los contagios y fallecimientos de enfermeras. Necesitamos una base de datos central con información fiable, estandarizada y comparable sobre todas las infecciones, periodos de cuarentena y muertes que guarden relación directa o indirecta con el COVID-19. Los países necesitan mecanismos claros para la presentación de informes y la labor de monitorización, considerando, asimismo, los incidentes de violencia psicológica, sexual y física contra los trabajadores de la salud. Sin esa información no podemos saber el coste real del COVID-19, lo cual reducirá nuestra capacidad de abordar otras pandemias en el futuro. Florence Nightingale conocía la importancia de los datos en la lucha contra la enfermedad, y, en este caso, su ausencia posiblemente les esté costando la vida a muchas enfermeras, además de devastar a sus familias, y acabar con sus carreras en pleno apogeo. No se puede permitir que continúe y el CIE exige que se actúe ahora para corregir esta situación”.

“En estos momentos la enfermería parece ser uno de los trabajos más peligrosos del mundo. Necesitamos obtener estas cifras en relación con cada país para saber qué está sucediendo exactamente, que explique estas variaciones que son evidentes incluso si solo se echa un vistazo rápido a los números. Solo entonces podremos aprender la mejor forma de mantener seguras a nuestras enfermeras y prevenir que se repitan estar terribles estadísticas en el futuro”, ha completado Catton.

Manejo del estrés en profesionales sanitarios, clave en momentos de tensión como los actuales

Conscientes del actual escenario laboral en que se encuentran los profesionales sanitarios ante la epidemia del nuevo coronavirus (COVID-19), y con nuestro propósito de ayudar y aportar valor en el día a día sanitario, desde Grupo Paradigma ponemos a disposición de todos los profesionales de manera gratuita nuestro libro digital de Manejo del estrés en profesionales sanitarios, ya que consideramos más necesario que nunca que el profesional sea conocedor de las estrategias de control del estrés y saber cómo ponerlas en práctica en una crisis sanitaria como la actual.

Como indica Mª Consuelo Carballal, enfermera especialista en salud mental y autora del prólogo de este libro: “Recordemos que la ansiedad con miedo y el miedo con ansiedad contribuyen a robarle al ser humano sus cualidades más esenciales. Una de ellas es la reflexión, acción muy reivindicada en estas páginas”. Para descargar el libro en formato digital, por favor accede al siguiente enlace: https://www.auladae.com/manejo-del-estres-coronavirus/.

CIE, COVID-19, enfermeras, enfermeras fallecidas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*