El Clínico de Madrid pone en marcha un programa para que los pacientes de COVID-19 recuperen el olfato y el gusto

Viernes, 21 de agosto de 2020

La Unidad del Olfato del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínico de Madrid ha puesto en marcha un programa destinado a que los pacientes de COVID-19 recuperen el olfato y el gusto, a través de una terapia basada en la estimulación continuada de la vía olfatoria para restablecer esta función, perdida tras la infección, mediante una selección de olores.

Con esta iniciativa, informan desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid en un comunicado, los afectados pueden entrenar su olfato y su capacidad cerebral para detectar olores, almacenarlos y recordarlos, para agilizar, así, la regeneración de las células dañadas. Este método se basa en una rutina de dos sesiones diarias, por la mañana y por la tarde, de alrededor de diez minutos de duración, a lo largo de varios meses; se trata de oler diversos frascos con aceites esenciales, e intentar identificar los aromas.

La terapia se individualiza según los resultados, y se complementa con un documento, que la persona ha de rellenar y entregar a su conclusión, con el objetivo de mejorar el cumplimiento, estudiar la mejora olfativa y evaluar un posible cambio en la pauta de los olores que se entrenan. Una vez finalizada esta rehabilitación, los especialistas de la unidad llevan a cabo un nuevo examen, para comprobar el nivel de mejora que ha logrado el paciente.

Pablo Sarrió, otorrinolaringólogo y responsable de la Unidad del Olfato, ha querido poner de manifiesto, en la citada nota informativa, que, mediante este programa, es posible agilizar el restablecimiento de este sentido “en gran medida, hasta tal punto que los pacientes pueden mejorar en varios meses lo que sin tratamiento podrían tardar muchos años en recuperar”.

De acuerdo con lo expuesto por el Ejecutivo de la autonomía, las complicaciones del olfato cuentan con infradiagnóstico, por la ausencia de centros con las herramientas apropiadas para evaluar el olfato o por ser consideradas como una dolencia secundaria en cuanto a la importancia clínica; de acuerdo con los datos ofrecidos por el Gobierno madrileño, la pérdida de este sentido tiene una incidencia del 10%, a pesar de que no suele provocar consecuencias severas. Desde la puesta en marcha de esta unidad monográfica, en el año 2017, se ha prestado asistencia a más de 280 personas, afectadas de pérdida de olfato por diversas causas, como infecciones virales del sistema respiratorio superior, tumores, alergias o enfermedades neurodegenerativas, entre otras; y, asimismo, se efectúan pruebas del olfato a pacientes programados de operaciones quirúrgicas de tumores de base de cráneo anterior, de forma previa y posterior a la intervención, en las que la cirugía puede provocar alteraciones de la percepción olfativa por daño en las áreas involucradas.

Hospital Clínico de Madrid, Olfato, Pacientes de COVID-19, Pérdida del olfato y el gusto

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*