El entorno laboral representa un obstáculo para la lactancia materna

Miércoles, 10 de julio de 2013

El estudio Hábitos de Lactancia Materna, elaborado por el grupo de trabajo español de la Global Breastfeeding Initiative, muestra entre sus conclusiones que la vuelta al trabajo de las madres y la falta de condiciones adecuadas para la extracción de la leche materna, supone uno de los principales obstáculos para la continuación de la lactancia durante el tiempo recomendado.

En palabras de Ana Pedraza, presidenta del Colegio de Enfermería de Tarragona y vocal de la Comisión Nacional de Enfermería Pediátrica, “en condiciones normales y después de una buena información durante el embarazo y el parto, no deberían existir obstáculos para llevar a cabo una buena instauración de la lactancia materna”.

La presentación de dicho estudio tuvo lugar en Madrid, de la mano de la Marta Díaz, profesora de la Universidad de La Laguna ,coordinadora del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría y líder de la delegación española de Global Breastfeeding Initiative.

Con el objetivo de analizar los hábitos de lactancia de las madres residentes en España, analizando beneficios y perjuicios, los resultados de la investigación ponen de manifiesto las dificultades de las madres a la hora de mantener la lactancia materna, sobre todo tras la vuelta al trabajo. Así, entre las entrevistadas, un 89% de las madres dan o han dado el pecho a su hijo. En el 11% de las que no han dado el pecho, el principal motivo ha sido haber tenido problemas con lactancias anteriores.

Además, el estudio revela que, por grupo de edades, las tasas de lactancia materna van descendiendo desde un 69% en el grupo de 0-3 meses hasta un 18% en el grupo de 19 a 24 meses. La mayor parte de las madres dejan de dar el pecho antes de que el niño cumpla un año (89%, siendo la media de edad del destete de seis meses.

Entre las madres que en el momento de la encuesta estaban dando lactancia mixta, es decir combinaban leche materna y artificial (46%), el principal motivo para haber introducido la leche artificial fue la obligación de incorporarse al trabajo. En en este mismo sentido, el 68% de las madres alguna vez se han extraído la leche materna para poder continuar con su actividad profesional.
No obstante, un número elevado de madres esperan continuar con esta práctica hasta que el bebé «quiera» y señalan como la edad adecuada para el destete después de los 12 meses. La edad media que indican como adecuada para dejar de dar el pecho a su hijo es de 17 meses, algo que finalmente muchas de ellas no pueden llevar a cabo.

Acceso a la lactancia materna sin ningún tipo de restricción

Según señala Ana Pedraza, «la leche materna es el alimento más natural para los niños durante los primeros meses de vida, es el que le proporciona los nutrientes necesarios para un desarrollo óptimo, a la vez que le aporta que le ayudaran a reforzar su sistema inmunológico, evitando infecciones prematuras, así como ayudará a crear y fortalecer el vínculo afectivo».

Asimismo, Pedraza afirma que «en condiciones normales y después de una buena información durante el embarazo y el parto, no deberían existir obstáculos para llevar a cabo una buena instauración de la lactancia materna. Los bebés recién nacidos, deben tener acceso al pecho sin ningún tipo de restricción.»

Noticias relacionadas

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*