El Hospital del Mar hace trasplantes renales sin transfusión de sangre a Testigos de Jehová

Viernes, 16 de marzo de 2018

El Hospital del Mar ha puesto en marcha el primer protocolo del Estado para garantizar el trasplante renal sin transfusión de sangre a Testigos de Jehová. Tal y como ha publicado la agencia Europa Press, ya se ha aplicado en dos operaciones quirúrgicas, entre 2016 y 2017, que han salido con éxito.

En dichas intervenciones, uno de ellos era un donante vivo y, tanto donante como receptor eran Testigos de Jehová, y otro de donante cadáver, sin necesidad de realizar transfusiones. Para ello, el hospital ha puesto en marcha un protocolo específico para este tipo de enfermos, que busca preparar a los pacientes antes de la cirugía, durante el proceso quirúrgico y el postoperatorio, así como contar con personal sanitario que acepte tratar a los pacientes descartando el uso de transfusiones.

El equipo de trasplante del centro “ha adquirido el compromiso de respetar las creencias y valores de este colectivo y no realizar ninguna transfusión de sangre durante el proceso de trasplante”, ha explicado el jefe de Servicio de Nefrología y director médico del centro, Julio Pascual. Además, ha explicado que “con la aplicación de este protocolo, el  hospital puede atender a todas aquellas personas del Estado que forman parte de los Testigos de Jehová con una enfermedad renal crónica y con criterios adecuados para recibir un trasplante renal”.

El proceso empieza una vez se acepta al paciente Testigo de Jehová como receptor para trasplante renal en el centro, que aplica unos requisitos “más estrictos en cuanto a niveles de hemoglobina”, ha destacado la jefa de sección de Nefrología del centro, Marta Crespo. Estos pacientes se tienen que someter a un tratamiento previo con eritropoyetina que estimula la producción de hematíes, que se ve afectada por la enfermedad renal, y ayuda a evitar transfusiones.

 Trasfusión de sangre propia

Durante las cirugías, “un equipo de enfermería quirúrgico experto lidera el montaje y la utilización de los equipos llamados ‘cell saver’ que permiten la recuperación de parte de la sangre del mismo paciente en caso de grandes sangrados y transfundirles directamente de nuevo los hematíes”, ha destacado la jefa de Enfermería del Bloque Quirúrgico, Montserrat Sitges.

Además, se ha creado una cadena de profesionales para asegurar que no habrá transfusiones y, así, optimizar a los pacientes antes de la cirugía para que tengan una concentración de hemoglobina más alta, dentro de la normalidad, no tolerar un grado de anemia que en otros pacientes es aceptable, y preparar tanto el quirófano como al personal de quirófano con los equipos cell saver de recuperación de sangre.

enfermería, hospital, Hospital del Mar, profesionales sanitarios, Transfusiones, Trasplante renal

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*