El Hospital Gregorio Marañón reduce las infecciones instaurando apósitos transparentes

Lunes, 2 de marzo de 2015

Conjugar eficiencia en los resultados y reducir los costes hospitalarios no es una tarea en absoluto sencilla. El Hospital Gregorio Marañón de Madrid, con más de 400 años de historia, ha apostado por un cambio masivo en la adquisición de los apósitos y protectores cutáneos frente a líquidos, bacterias y virus tras comprobar que con el empleo de 3M TegadermTM CHG con gluconato de clorhexidina se reducía considerablemente la infección nosocomial (1).

Tegaderm2D. Emilio Bouza Santiago, jefe de servicio de Enfermedades infecciosas y Microbiología del centro hospitalario y catedrático de Microbiología médica de la Universidad Complutense, destacó en un acto dirigido a la prensa que España es un país que está por debajo de la media en datos de infecciones intrahospitalarias, con una prevalencia de 7 de cada 100 pacientes contagiados aproximadamente. Si bien esta cifra no puede considerarse del todo “mala”, el trabajo diario de los profesionales sanitarios debe estar centrado en seguir reduciendo esa tasa, tanto por los gastos económicos que conlleva como por el sufrimiento de los enfermos y sus familias.

Reducción del gasto sanitario

Según Bouza, el gasto aproximado por paciente para un hospital español se cifra en unos 18.000 euros, por lo que reducir el número de infecciones nosocomiales, en su opinión, ayudaría a mejorar mucho los recursos del sistema.

Por su parte, Dña. Mª Jesús Pérez Granda, enfermera del Hospital Gregorio Marañón del Grupo de estudio de infecciones asociadas a dispositivos intravasculares GEIDI, recordó que en diversos estudios se ha estimado que la aplicación de programas de prevención de las infecciones nosocomiales puede evitar alrededor del 75% de las bacteriemias. Por ello, en el centro hospitalario donde trabaja se ha puesto en marcha un programa de educación para profesionales sanitarios con el apoyo de la dirección de Enfermería para aportar información vital y, así, garantizar todas las medidas necesarias que vayan dirigidas a evitar contagios.

En opinión de esta experta hay que reconducir la idea instaurada desde hace años de poner catéteres cuando en muchas ocasiones no hace falta realmente. Además, el empleo en todo el hospital de apósitos transparentes de clorhexidina permite una visualización constante del estado del punto de inserción, hecho de vital importancia frente a los catéteres centrales tradicionales. Por su parte, la liberación constante de clorhexidina durante unos siete días reduce la manipulación del catéter, protegiendo el punto de inserción de los microorganismos más frecuentes que dan lugar a este tipo de infecciones. Según sus palabras, con respecto al año pasado, se ha mejorado considerablemente la cifra de contagios en uno de los hospitales de referencia en todo el país.

Los apósitos 3M TegadermTM CHG han sido elegidos “Producto Sanitario del año 2014” por la Asociación Nacional de Enfermería Coordinadora de Recursos Materiales (ANECORM), reconociendo su aportación a la seguridad de los pacientes, a la innovación de la técnica y a la mejora de la calidad asistencial. Cada detalle cuenta y suma dentro un todo que no solo se preocupa por los gastos en cifras económicas, sino en cómo afecta a las personas.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*