Sanidad considera necesario crear un baremo sanitario que ofrezca seguridad a profesionales y pacientes

Miércoles, 22 de enero de 2014

La creación de un baremo que determine las indemnizaciones por daños derivados de actividades en el ámbito sanitario es uno de los proyectos pendientes del Ministerio de Sanidad, además de ser una de las cuestiones más demandadas por el Consejo General de Enfermería y otros colectivos profesionales. El borrador sobre este tema que ha elaborado el Consejo Asesor de Sanidad incluye una serie de recomendaciones fundamentales para solucionar una situación que afecta a profesionales, instituciones sanitarias y a los propios pacientes.

Actualmente no existe un baremo específico para lesiones derivados de la actividad sanitaria, y lo que se ha hecho hasta el momento es aplicar de manera análoga el Baremo de Accidentes de Tráfico a las indemnizaciones por actuaciones en el ámbito sanitario. De este modo, se ha actuado de la misma forma en los casos de daños producidos por una práctica clínica que en los producidos como consecuencia de accidentes en carretera.

El Consejo Asesor avisa en su informe, aprobado ya por los consejos consultivos de algunas Comunidades Autónomas, de que la falta de criterios estándar adecuadamente baremados está creando problemas de seguridad jurídica. Por este motivo, señala que es un objetivo prioritario regular un baremo indemnizatorio específico para el ámbito sanitario que genere estabilidad y evite la heterogeneidad entre territorios.

Durante los últimos años han aumentado las denuncias que se tramitan por la vía penal, como sucede en países donde se acaba por desarrollar una medicina defensiva. Para paliar las consecuencias que supone la tramitación de todas las denuncias por la vía penal, desde el Consejo General de Enfermería se apuesta por la creación del nuevo baremo de daños, pactado entre los sistemas sanitario y judicial, creando una «doctrina unificada en todo el país”.

Con la situación actual, en muchas ocasiones se dan casos muy parecidos con indemnizaciones muy dispares, lo que cual es perjudicial para el profesional y el propio paciente. Con el nuevo baremo se persigue garantizar todos los derechos de los pacientes a ser indemnizados ante un accidente, así como los de los profesionales que dispondrían de una mayor seguridad a la hora de tomar decisiones y practicar la asistencia.

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*