Enfermeras y TCAE forman parte de la nueva Unidad de Nutrición Clínica de Villarrobledo

Jueves, 7 de junio de 2018

El Hospital General de Villarrobledo, ubicado en la provincia de Albacete, ha inaugurado la Unidad de Nutrición Clínica, una nueva área multidisciplinar de la que forman parte, entre otros, profesionales enfermeras y técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE), con el objetivo de mejorar o mantener un estado de nutrición adecuado en los pacientes, así como de dar continuidad a estos cuidados tras el alta hospitalaria.

© SESCAM

El centro de la localidad albaceteña, informan desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) en un comunicado, ha sido puesto en marcha, asimismo, con el propósito de mejorar la calidad de la asistencia sanitaria y disminuir el porcentaje de desnutrición entre los pacientes. Para ello, la función primordial de la unidad, según palabras de Rosa Quílez, médica especialista en endocrinología en la Gerencia de Villarrobledo, es realizar una valoración del estado nutricional de los ingresados para establecer, de forma conjunta, la mejor forma de abordarlo en cada uno de ellos.

Además, los profesionales que forman parte de este nuevo servicio llevarán a cabo un seguimiento diario de las intervenciones aplicadas a los pacientes, para, en caso de ser necesario, reajustar los métodos de nutrición o solicitar analíticas u otro tipo de pruebas. De esta forma, cuando los afectados no puedan ingerir los alimentos por vía oral, o esta sea insuficiente, se analizarán las posibilidades, como la administración artificial por vía intravenosa.

En este sentido, los diversos problemas que puedan llegar a surgir con la alimentación artificial, apuntan desde el SESCAM, también serán tratados por los especialistas de la Unidad de Nutrición Clínica; en estos casos, destacan, es de gran importancia que exista una concordancia adecuada con el tratamiento farmacológico.

Según la doctora Quílez, la desnutrición hospitalaria deriva en diferentes complicaciones para los pacientes, como el incremento de las infecciones y de la aparición de úlceras o el retraso en la curación de fracturas y en la cicatrización, lo que se traduce, entre otras consecuencias, en el prolongamiento de la estancia hospitalaria o el aumento de las probabilidades de mortalidad. Así, a través de terapias nutricionales y una correcta alimentación, el centro tiene como finalidad minimizar estos problemas.

Noticias relacionadas:

Talavera pone en marcha una investigación para analizar el riesgo de desnutrición de los ingresados

Noticias relacionadas

enfermería, enfermeros, Hospital de Villarrobledo, nutrición, TCAE

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*