Enfermeros del Colegio de Navarra exigen mayor participación en el protocolo frente al ébola

Viernes, 17 de octubre de 2014

El ébola sigue dando que hablar entre los colegios de enfermería. La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Enfermería de Navarra ha lamentado que «no se haya contado con la participación de las enfermeras en el diseño de los procedimientos para la atención a pacientes que puedan estar infectados con el virus del ébola». 

En este sentido, el Colegio de Enfermería ha ofrecido al Gobierno de Navarra su «colaboración» para «elaborar el nuevo protocolo», cometido para el que propone «la participación de profesionales de Enfermería que vayan a realizar labores asistenciales en caso de pacientes con ébola». navarra

El órgano colegiado considera «erróneo, además de poco práctico, que el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra no tenga en cuenta a la hora de elaborar estas recomendaciones, el conocimiento y la experiencia de las profesionales que más tiempo están con la persona ingresada durante su tratamiento y, por tanto, mejor saben de las características específicas de la atención del paciente infeccioso». 

Además, ha destacado que «durante el tiempo de ingreso de uno de los misioneros infectados en el Hospital Carlos III, de las 108 intervenciones del personal sanitario que se llevaron a cabo, 102 fueron realizadas por enfermeras y auxiliares». Por ello, ha añadido, «el personal del área de Enfermería es el que más riesgo corre y mejor conoce los dispositivos de barrera para el manejo de este tipo de paciente»

Por otra parte, el Colegio de Enfermería ha afirmado que «si bien parecen existir pocas posibilidades de una nueva transmisión del virus del ébola en España, es previsible la aparición de nuevas alertas sanitarias relacionadas con este virus». 

El órgano colegiado ha manifestado que quiere «evitar situaciones deriesgo como las vividas el pasado 11 de septiembre, cuando un paciente con un posible caso de ébola fue ingresado en la quinta planta general del Complejo Hospitalario de Navarra-B, correspondiente al Servicio de Neumología».

Insuficiente material para protegerse del virus

Por otra arte, desde el colegio se ha señalado que «varios de los elementos de protección resultaban insuficientes para un virus de este tipo: mascarillas quirúrgicas convencionales que solo protegen al paciente, batas semipermeables y abiertas, guantes cortos, gorros de papel y calzas convencionales». 

Según esto, «no se establecieron barreras físicas de aislamiento respecto al resto de pacientes y, en al menos uno de los turnos, no hubo una enfermera dedicada en exclusiva al paciente con posible ébola, sino que atendió también a otros ingresados en la misma planta». 

 

colegio enfermeria de navarra, ébola, Hospital Carlos III, participación, protocolo, virus

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*