¿Es la prescripción enfermera una asignatura pendiente?

Miércoles, 29 de marzo de 2017

Con motivo de la celebración de las Jornadas de prescripción enfermera que organiza la Universidad de Salamanca la profesora de la Escuela de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Salamanca, María Dolores Calvo Sánchez, nos habla sobre el tema.

         El íter de la prescripción enfermera. ¿Asignatura pendiente?

El tema prescripción enfermera pasa desde la arbitrariedad de las autoridades sanitarias más absoluta, a la tomadura de pelo constante y mantenida desde la Ley 29/2006, de 26 de julio, hacia 260.000 profesionales de la salud, hasta  las últimas “notas aclaratorias” de las Direcciones Generales ad hoc de las Comunidades Autónomas, para dar solución irregularmente, a lo que se presentaba como un caos de paralización del sistema si la Enfermería actuaba conforme a norma.

Argumentemos: como sabemos el Estado tiene competencia exclusiva sobre la materia de legislación sobre productos farmacéuticos (Art.149.16CE), luego toda regulación legal farmacéutica pasa por el Ministerio de Sanidad, las autonomías podrán desarrollar las normas estatales conforme al perfil e idiosincrasia de cada una de ellas. La Ley 29/2006, desautoriza a la Enfermería expresamente para realizar cualquier tipo de prescripción, el Consejo General de Enfermería replica presentando un estudio riguroso sobre 170 intervenciones enfermeras y el aval de los conocimientos adquiridos en los estudios universitarios en 2007, como respuesta de la Administración Pública, se promulga la Ley 28/2009, de 30 de diciembre, autorizando a la Enfermería a realizar “Ordenes de Dispensación” no sujetos a prescripción médica, llegando incluso a través del R.D. 178/2010, de 17 de diciembre, a publicitarse un cuerpo oficial de  la Orden en modelo receta, exigiendo un curso de acreditación cuyo título lo expende el Ministerio y unos protocolos y guías validados igualmente por La Agencia Estatal de Calidad.

Tras recurrir el Consejo General de Médicos, en Sentencia el Tribunal Supremo (3 de mayo de 213) se desestima el recurso, dando por ello la razón a la Enfermería y nosotros enfermeros siempre trabajadores, entre tanto, seguimos proponiendo protocolos y guías de actuación factibles, esperando pacientemente a que los médicos y el Ministerio lo consensúen, así como preparando, mediante cursos de formación, a los profesionales hacia la acreditación exigida, a mayor abundamiento de la farmacología, fisiología, bioquímica… aprendida en el grado, masteres, especialidades y doctorado.

 Y llegamos a la situación actual, con la promulgación de un R.D. 954/2015, de 23 de octubre, abandonando a toda la Enfermería en situación de indefensión, al exigirse para la prescripción enfermera la determinación previa de un diagnostico(médico), prescripción (acreditación inexistente), protocolo o guía de práctica clínica y asistencial a seguir (validada por la Agencia de Calidad del SNS), irreal hasta la fecha, dejando al descubierto y sin autonomía, todas las actuaciones de Enfermería que requieren cualquier uso de medicamento o producto sanitario.

 La respuesta administrativa al desconcierto provocado, ha consistido en una “Nota aclaratoria” (2016), que bien podemos calificar suavemente de arbitraria, por el evidente exceso de autoridad e ilegal, al no gozar de competencia legítima el órgano público que las emite (Direcciones Generales autonómicas) y donde podemos leer ““En tanto no se emitan nuevas instrucciones, los profesionales de Enfermería, DEBEN SEGUIR ejerciendo sus funciones como hasta la fecha…”, ósea, no dando cumplimiento a la vigente Ley 28/2009, de 30 de diciembre.

Miss Nutting emblemática Enfermera, en 1905 ya dijo, “Debemos comprender y reafirmar que la enfermería es una de las artes más difíciles.  La compasión puede aportar el motivo, pero el conocimiento es nuestra fuerza de trabajo”, no dudéis, de que nos costará, pero llegaremos al justo reconocimiento, porque nos asiste la razón y esta es muy poderosa, casi tanto como los facultativos médicos.

Escuela de Enfermería y Fisioterapia, María Dolores Calvo Sánchez, prescripción enfermera, Universidad de Salamanca

¿Quieres comentar la noticia?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*